Otra vez se acaba el mundo. En esta ocasión no es un cometa, ni un virus, ni un montón de zombies, ni un cambio climático radical, ni una invasión alienígena hostil, sino que en «Snowpiercer» del director coreano Bong Joon-ho el mundo post-apocalíptico ha acontecido tras una guerra mundial y una era glacial, y todos los supervivientes encerrados en un tren.

El director coreano Bong Joon-ho, que se dió a conocer en el año 2006 con la fantástica «The Host», desembarca en el cine norteamericano con su tren post-apocalíptico de «Snowpiercer», adaptación cinematográfica de la novela gráfica «Le Trasperceneige» («El rompehielos») de los franceses Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb, con un guión del director junto a Kelly Masterson. 
Producida por el propio Joon-ho Bong y Chan-wook Park, con un reparto encbezado por Chris Evans, Song Kangho, Tilda Swinton, Jamie Bell, Octavia Spencer, Ewen Bremner, Alison Pill, John Hurt y Ed Harris, «Snowpiercer» nos llevará al viaje eterno y sin rumbo, siempre en círculos a través de la nieve y el hielo, de un gigantesco tren que acoge en sus tripas a los últimos supervivientes de la raza humana. Estos hombres y mujeres viven separados en compartimentos segregados, con las clases altas ocupando los primeros vagones y las clases más bajas amontonadas en los vagones de cola, pero uno de los viajeros decide acabar con esta situación y organizar una revolución que descubrirá los secretos que esconde el misterioso tren. 
Esta película de ciencia-ficción se estrena en Agosto en Corea, y aún no cuenta con fechas de estreno en Estados Unidos  ni en nuestro país.

{youtube}r6UmqNuMdY4{/youtube}