En marzo llega a la gran pantalla una nueva adaptación cinematográfica del popular cuento de hadas, cuyo origen no es muy claro aunque las versiones más conocidas son las de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont y Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve. Desde su publicación en 1756, la historia ha sido revisada numerosas veces, y las versiones para la gran pantalla son numerosas y variadas.

«La Belle et la Bête» de Jean Cocteau con Jean Marais como la Bestia y Jossete Day como Bella en 1945 y la versión animada de Walt Disney en 1991 quizás son las dos adaptaciones cinematográficas más conocidas del cuento popular «La Bella y la Bestia», pero reminiscencias del encuentro entre el monstruo de figura grotesca que se enamora de una bella mujer pueden verse en «King Kong», «Frankenstein», «El Fantasma de la Ópera» o «Notre-Dame de Paris».
En concreto el director de culto francés Christophe Gans lleva por primera vez a la gran pantalla la obra original de Gabrielle-Suzanne de Villeneuve, cuya versión condensada de la misma para niños que sirvió de punto de partida de las adaptaciones de Jean Cocteau y Walt Disney, que conserva intacto el mensaje del cuento de hadas original en el que el poder de los sueños y el amor se erigen como el mejor antídoto contra la envidia y la ambición.
Esta nueva versión está dirigida por Christophe Gans («El pacto de los lobos», «Silent Hill») con Léa Seydoux («La vida de Adèle», «Midnight in Paris») en el papel de Bella y Vincent Cassel («Cisne Negro», «El odio») en el de Bestia. Junto a ellos, Eduardo Noriega, André Dussollier, Myriam Charleins, Audrey Lamy, Sara Giraudeau e Yvonne Catterfeld para contar como en 1720, tras el naufragio de sus navíos, un mercader arruinado debe exiliarse al campo con sus seis hijos. Entre ellos se encuentra Bella, la más joven de sus hijas, alegre, guapa y llena de encanto. Tras un viaje agotador, el Mercader descubre el dominio mágico de la Bestia, que le condena a muerte por haberle robado una rosa. Sintiéndose responsable de la terrible suerte que amenaza a su familia, Bella decide sacrificarse en lugar de su padre. En el castillo de la Bestia no sólo le espera la muerte, sino una extraña vida donde se mezclan los momentos de magia, alegría y tristeza…

{youtube}2n09JXqAMKE{/youtube}