El cine asiático ha sido fuente de inspiración de Hollywood desde hace más de cincuenta años. “Los siete magníficos” de John Sturges era la versión western de “Los siete samurais” de Kurosawa, las películas de Quentin Tarantino beben del cine de Hong-Kong, Godzilla ha arrasado Nueva York, la oscarizada “Infiltrados” de Martin Scorsese era una versión de “Hachikō Monogatari”, los kaijus o los Mechs han pasado por las manos de directores de los EE.UU.,… y ahora “Kite” se añade a la larga lista.

La historia del rodaje de “Kite” empieza en una habitación de hotel de Johannesburgo, en enero del 2013, donde fue hayado muerto el director David Richard Ellis (“Destino final 2”, “Cellular”, “Serpientes en el avión”,…) que se iba a encargar de la película, adaptación del sexual y violento anime ambientado en un futuro distópico “A Kite” de Yasuomi Umetsu del año 1988. Su lugar fue ocupado por Ralph Ziman (“El protector”).
Protagonizada por Samuel L. Jackson, India Eisley, Callan McAuliffe, Cleo Rinkwest, Russel Savadier, Keci Eatock, y Matthew Van Leeve, “Kite” cuenta la historia de Sawa, una chica huérfana que, tras sufrir abusos, se convierte en una asesina en busca de venganza contra aquellos que mataron a sus padres. Para ello contará con la ayuda de Karl Aker, un antiguo compañero de su padre policía.

{youtube}Pr-KQnIBPA4{/youtube}