Jean Van Hamme, nacido en Bruselas en 1939, tuvo unos inicios profesionales ajenos al cómic y hasta 1967 no se acercó al medio. "Epoxy", "Mr. Magellan", "Domino" o "Historie sans héros" le acercaron hasta "Thorgal", ilustrado por Rosinski y uno de sus mayores éxitos, para saltar luego a la fantasía heroica de "El gran poder del Chninkel", "XIII" con William Vance o el thriller "Largo Winch", con dibujos de Philippe Francq. Al margen de su relación creativa con el cómic, hay que destacar la labor de Van Hamme como novelista, como guionista para cine y televisión, como director editorial de Dupuis y como profesor de técnicas de guión para cine.