La productora cinematográfica independiente Miramax, creada por los hermanos Weinstein, propiedad de la Disney y responsable de títulos como "Pulp Fiction", "El Indomable Will Hunting", "Sexo, mentiras y cintas de vídeo", "Clerks", "El piano", "El paciente inglés" o "Kill Bill", cerró sus puertas el pasado mes de Enero tras más de treinta años de vida.