Aurélien Zahner ha tenido mala suerte. Después de descubrir que su mujer le engaña, y tras un frustrado atraco a un supermercado, ha sido atropellado por un coche y ha fallecido en el acto. Pero, por si eso no fuese suficiente, le ha mordido un vampiro, y luego en un hombre-lobo, se ha transformado en un demonio inmortal, y se ha visto obligado a ser un empleado del parque de atracciones Zombillenium por el resto de la eternidad. Eso sí que es tener un mal día y no que se te escape el autobús en un día de lluvia.

El parque de atracciones Zombillénium, que mantiene prisioneros a decenas de visitantes, es codiciado por numerosos demonios, todos deseosos de convertirse en accionistas mayoritarios.

Muchos conocimos a Arthur de Pins por sus divertidísimas colaboraciones con Maïa Mazaurette en sus instructivas guías sexuales tituladas “Pecados Veniales” (“Péchés Mignons” en su edición original en francés), que publicó hace años Dib·buks (y que me temo que ya están más que descatalogadas). Los dibujos de Arthur de Pins nos sedujeron, y pusieron al dibujante francés en nuestro radar. Poco después nos llegó “Zombillenium“, también de la mano de Dib·buks, en forma de cuatro álbums (“Gretchen“, “Recursos Humanos“, “Control Freaks” y “La hora bruja“), pero no llegaron a ver la luz el quinto y el sexto que cerraban la saga (“Black Friday” y “Sabbath Grand Derby“). Han tenido que pasar unos cuantos años, ha tenido que llegar Ricardo Esteban y su proyecto editorial Nuevo Nueve, para que podamos disfrutar por fin de una edición integral de “Zombillenium“, de manera que por fin podremos conocer el destino final de Aurélien, Gretchen y el parque de atracciones.

Así pues, en las páginas de la edición integral de “Zombillenium” publicada originalmente por Dupuis, y por Nuevo Nueve Ediciones en castellano, podremos disfrutar de las seis entregas, empezando por el primer número en el que conoceremos al desafortunado Aurélien, ese al que atropellan y lo resucitan un hombre lobo y un vampiro con sus mordeduras, con lo cual nadie acaba de saber exactamente en que se va a convertir. Y con su nueva identidad, Aurélien se verá obligado a entrar a trabajar en Zombillenium, un parque de atracciones del norte de Francia donde todo el equipo, dirigentes y trabajadores, está formado por monstruos de todo tipo, incluyendo vampiros, hombres lobo, esqueletos, fantasmas, brujas y muertos vivientes. Los empleados de Zombillenium quedan contratados por toda la eternidad, y el parque está conectado a los nueve círculos del infierno. Por allí también anda Gretchen, la becaria, una misteriosa y encantadora bruja que tiene sus intenciones particulares para estar allí. Tras la lectura del primer capítulo, “Gretchen“, ya estaremos puestos en situación y podremos seguir adelante.

Con un sentido del humor muy fino, el bretón Arthur de Pins nos irá desvelando página a página los secretos del parque, sus peculiares trabajadores y sus problemas laborales. Así, mientras nos va profundizando en la financiación, la estructura directiva, la formación de los empleados o los métodos de reclutamiento de nuevo personal, conoceremos también los habitantes de la región, que no parecen estar muy contentos con Zombillenium, tal y como veremos en el segundo capítulo, titulado “Recursos Humanos“. La cosa se complica aún más en la tercera entrega, “Control Freaks“, con la llegada de Jaggar, un vampiro enviado directamente por el propietario del parque para sustituir a Von Bloodt, con métodos muy salvajes de gestión empresarial que llevará a los trabajadores al límite y a Aurélien en concreto a la depresión. En la cuarta entrega, “La hora bruja“, Jaggar querrá reforzar su control del parque de atracciones y desmantelar la red clandestina de evasiones que ha construido Gretchen con una nueva bruja muy poderosa, Charlotte Hawkins, que pondrá en jaque a Aurélien y sus amigos, con el futuro del parque de atracciones en juego.

La quinta y sexta entrega, “Black Friday” y “Sabbath Grand Derby“, de las que no habíamos podido disfrutar en castellano hasta la llegada de esta edición integral de Nuevo Nueve, nos contarán como el nuevo director ha dado carta blanca a sus empleados para devorar a los visitantes a su antojo, pues quiere obtener nuevas almas para su jefe demoníaco Behemoth, el propietario y accionista mayoritario. Para frustrar los siniestros planes de Jaggar, la bruja Charlotte y su novio Aurélien, que ahora está sometido a los caprichos de los malvados convertido en el demonio Baphomet, Gretchen primero debe ajustar cuentas con su pasado. Y todo acabará en un final apoteósico con el Sabbath Grand Derby, un evento “deportivo” tan violento como imaginativo donde compiten cinco brujas, entre ellas Charlotte y Gretchen, por el alma de las decenas de visitantes que todavía siguen prisioneros del parque de atracciones Zombillénium.

Zombillenium” es un cómic magnífico, con el dibujo siempre excelente de Arthur de Pins, que dibuja las mujeres como nadie. Pero es que además de un gran dibujante el bretón se descubre aquí como un magnífico escritor, capaz de construir un universo tan peculiar y a la vez tan real como es el parque de Zombillenium, un microcosmos que no dista demasiado de las de cualquier empresa europea que nos podamos imaginar. Así, Arthur de Pins utiliza el humor, un humor sutil y elaborado, para hacer crítica política, social y económica, construyendo con las seis entregas de “Zombillenium” una sátira afiladísima de la gestión empresarial y poniendo el dedo en la llaga de sus pequeñas (y no tan pequeñas) miserias.

En resumen, nos manifestamos fervientes defensores de esta obra, que combina el terror y la comedia, aunque debemos reconocer que va de más a menos. La historia se va complicando con el paso de las páginas, y aunque no deja de ser ni divertido, ni sorprendente, ni maquiavélico, se pierde por derroteros algo confusos, con un desorden de demonios y almas que no le hacen ningún favor. Pero es un mal menor, un pequeño desajuste en una obra donde Gretchen, Aurélien, Sirius, Von Bloodt, Charlotte, y tantos otros personajes, decenas y decenas de ellos, consiguen arrancarnos una sonrisa con su humor, en ocasiones simplemente slapstick (la cabeza del esqueleto Sirius saltando por los aires), en ocasiones una despiadada sátira del mundo empresarial, en ocasiones una certera crítica social de la explotación laboral.

Este BD cuenta con una adaptación cinematográfica animada que se estrenó el año 2017.

Zombillenium
Autor: Arthur de Pins
ISBN: 978-84-19148-83-4
Formato: 19x27cm. Cartoné. Color.
Páginas: 304
Precio: 40,00 euros