La película del momento es sin duda “Los juegos del hambre” que, tras su estreno en Estados Unidos, se ha convertido en una de las películas más taquilleras de la historia en su primer fin de semana de exhibición. El caso es que resulta entretenidas aunque con peros, al menos para mi gusto.


"Los juegos del hambre" (Gary Ross, 2012)
**
Título original: The Hunger Games.
País: EEUU.
Duración: 142 min.
Género: Ciencia-ficción, drama.
Reparto: Jennifer Lawrence (Katniss Everdeen), Josh Hutcherson (Peeta Mellark), Liam Hemsworth (Gale Hawthorne), Elizabeth Banks (Effie Trinket), Woody Harrelson (Haymitch Abernathy), Wes Bentley (Seneca Crane), Donald Sutherland (presidente Snow), Lenny Kravitz (Cinna), Stanley Tucci (Caesar Flickerman), Isabelle Fuhrman (Clove), Toby Jones (Claudius).
Guión: Gary Ross, Suzanne Collins y Billy Ray; basado en la novela de Suzanne Collins.
Producción: Nina Jacobson y Jon Kilik.
Música: James Newton Howard.
Fotografía: Tom Stern.
Montaje: Stephen Mirrione y Juliette Welfling.
Diseño de producción: Philip Messina.
Vestuario: Judianna Makovsky.
Distribuidora: Warner Bros. Pictures International España.
Estreno en USA: 23 Marzo 2012.
Estreno en España: 20 Abril 2012.
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

Intentad recordar y seguramente coincidiréis conmigo que lo primero que escuchasteis de “Los juegos del hambre” es que había sido un éxito de taquilla en Estados Unidos o puede que no, quizás, habéis leído la trilogía de Suzanne Collins en la está basada la película (nada menos que 26 millones de ejemplares vendidos en EEUU). Si no habéis ni visto la película, ni oído de ella, ni leído los libros estáis completamente OUT, así que ya tenéis algo que hacer…..y es de este modo como hoy en día se lanzan en todo el mundo este tipo de productos que terminan siendo fenómenos de masas como en su día fue “Harry Potter” o como aún es la saga Crepúsculo.
En esta ocasión lo que se lanza es una historia que bebe de la ciencia-ficción y que resulta una curiosa mezcla entre Gran Hermano, una de las películas más flojas de Schwarzenegger “Perseguido” (también podría citar “La fuga de Logan” o “THX 1138” que nos pillan más a desmano o la más reciente y lamentable “La isla”) y relatos de ciencia-ficción sobre futuros distópicos de los que ahora recuerdo “1984” o “Fahrenheit 451”.
"Los juegos del hambre" (Gary Ross, 2012) "Los juegos del hambre" (Gary Ross, 2012)
El argumento seguro que ya sabéis que trata sobre una chica (Katniss Everdeen) que participa como representante femenina de su distrito en un show televisivo del futuro en el que dos personas por distrito deben enfrentarse en un escenario natural controlado hasta que sólo sobreviva uno.
Evidentemente a los más frikies esto os sonará mucho porque el año 2000 el director japonés Kinji Fukasaku nos brindó una película que hoy es de culto y que trataba un asunto muy similar. Esa película era “Battle royale” y resultaba bastante más impactante que ésta, mucho más explícita con la violencia, mucho más gamberra a causa de su peculiar humor negro y mucho más difícil de asimilar para el gran público, aunque también mucho más “simpática” para determinados círculos por todo ello.
La película de Jennifer Lawrence, pues eso, tiene como heroína a Jennifer Lawrence, una actriz muy joven que hemos podido ver en la excelente “Winter’s bone” (por la que consiguió merecidamente una nominación al óscar a mejor actriz) y en “X men, primera generación” entre otras muchas películas, porque es una actriz que empezó desde pequeñita. Lawrence es sin duda la gran baza de esta película porque resulta muy fácil identificarse con ella y porque se gana rápidamente al público.

El director es Gary Ross (“Pleasantville” y “Seabiscuit”) que me da la sensación que ha querido aprovechar todos los ases en la manga del argumento para llevar a cabo además un ejercicio de estilo y por culpa de ello casi se carga la película. Me explico….Esa cámara nerviosa para buscar realismo y tensión (a veces mareándonos cuando utiliza primeros planos), toda ese preámbulo de más de una hora presentado a la sociedad y a los personajes, recreándose en las diferencias sociales y en el caprichoso modo de vida de los más pudientes sobra (no porque no sea importante, si no porque se estira mucho más de lo preciso). La presentación se alarga innecesariamente y aunque la película entretiene en todo momento lo que quiere ver el público se retrasa demasiado y queda después mucho más reducido de lo que debería.

"Los juegos del hambre" (Gary Ross, 2012) "Los juegos del hambre" (Gary Ross, 2012)
“Los juegos del hambre” podría ser una magnífica película de acción, aventuras y suspense (lo es por momentos en su tramo final), pero en cambio se apuesta más por el drama y en muchas ocasiones el director se recrea en imágenes que muestran el desconsuelo de las clases sociales sometidas frente al capricho de los que mandan y los poderosos. Todo eso está muy bien, responde perfectamente a las hechuras de la mejor ciencia-ficción en la que queda siempre un poso de amargura (atinada en ese sentido la banda sonora de James Newton Howard) y es digno de aplauso que se haya intentado construir este tipo de relato, lo malo es que no termina de funcionar, que la película queda desequilibrada, que todos salvo Jennifer Lawrence parecen metidos de relleno (evidente en el caso de un Wooody Harrelson que a veces está insufrible y en esta ocasión casi casi)….lo que realmente te hace vibrar es el enfrentamiento entre los elegidos porque sólo puede quedar uno y desde luego la historia romántica tampoco funciona como debería.
En definitiva estamos ante una película entretenida, interesante incluso, pero que está muy por debajo de lo que habíamos oído de ella y de la fama que se le está dando. Evidentemente una cosa es el aparato publicitario, el bombo y platillo que se da a determinados productos para que todos los consumamos y otra cosa muy distinta su acabado final. La película de “los juegos del hambre” se puede ver, pero ahí se queda la cosa. Creo que el gran acierto que han tenido es que la han presentado en época de vacas flacas, que la temporada postóscars siempre lo es y de ahí el pedazo de taquillazo porque a priori el argumento tiene gancho ¿o no?