Maldito sea el año 2020, que parece que solamente tiene desgracias, malas noticias, crisis, problemas y dificultades para ofrecernos. La última ha sido la muerte del actor Ian Holm, el rostro de Bilbo Bolsón en «El Señor de los Anillos» y el androide Ash de «Alien«, que ha fallecido a los 88 años de edad en Londres tras una larga batalla contra el Parkinson.

Aunque muchos recordemos a Ian Holm por los dos papeles mencionados, este actor todoterreno ha participado en numerosas películas durante más de treinta años, en más de un centenar de títulos con con Cronenberg, Gilliam, Scorsese, Allen, Lester, Soderbergh, Egoyan, Branagh, Lumet, Boyle, Schaffner, Mann, Attenborough, Emmerich o Besson en «Los héroes del tiempo«, «Brazil«, «Otra mujer«, «El quinto elemento«, «El día de mañana«, «Enrique V» o «Carros de fuego«, por la que fue nominado al Oscar como mejor actor secundario, y prestó su voz a uno de los protagonistas de «Ratatouille«.
Ian Holm ha muerto en Londres, plácidamente en el hospital, rodeado de su familia, por dolencias relacionadas con el Parkinson que padecía desde hace años. Como Bilbo Bolsón junto a Gandalf, Elrond, Galadriel y Frodo, se ha subido a un barco élfico anclado en los Puertos Grises y ha navegado hacia el horizonte, lejos de la Tierra Media.