No es oro todo lo que reluce, como no son obras maestras todas y cada una de las novelas de ciencia-ficción de escritores chinos que se están publicando en los últimos tiempos. Una moda no puede justificar encumbrar obras menores, y eso es lo que me sucede con «Vagabundos» de Hao Jingfang, que me ha parecido decepcionante.

Un siglo después de que Marte declarara su independencia de la Tierra y fundara la república marciana, un grupo de adolescentes es enviado a la Tierra como delegación del planeta rojo, en un intento por reconciliar dos mundos incompatibles en sus ideales, economías y sistemas sociopolíticos. Pero cuando estos chicos regresan a casa, se ven atrapados entre dos mundos y no consiguen ofrecer esperanza de una coexistencia pacífica. Casi de inmediato, las negociaciones entre Marte y la Tierra se ven truncadas y surgen viejas enemistades.
Tras un viaje a la Tierra que pondrá a prueba todo lo que conocía hasta ahora, una bailarina de Marte cuestiona sus lealtades y asume la carga de descubrir la verdad entre la red de mentiras tejida entre las facciones de ambos planetas. Al hacerlo, deberá trazar un nuevo curso entre la historia y el futuro que se está generando a su alrededor. Si ella falla, todo lo que siempre ha amado podría desaparecer.

La ciencia-ficción china está de moda, y su prestigio creciente se ha labrado sobre las espaldas de gigantes como Cixin Liu, Xia Jia, Ted Chiang, Ken Liu o Chen Qiufan, entre otros. De hecho cuesta poner adjetivos a la ciencia-ficción escrita por chinos más allá de la nacionalidad de los autores, pues hay más en común que diferencias entre la ciencia-ficción china y la del resto del mundo. Es el género más universal, que pone su atención en el hombre y su futuro, sin tener en cuenta ni sexo, ni credo, ni raza. Sea como sea, el mundo occidental ha descubierto en la última década que los escritores chinos tienen mucho que contar, sobretodo con las traducciones de Ken Liu al inglés. Una buena manera de aproximarse a la nueva hornada china son las antologías «Planetas invisibles» y «Estrellas rotas«, editadas por el propio Ken Liu, con relatos de distintos autores del país asiático de más de mil millones de habitantes personas.
La explosión inicial del fenómeno fue «El problema de los tres cuerpos» de Cixin Liu, que consiguió ser la primera obra no escrita originariamente en inglés en hacerse con uno de los prestigiosos premios Hugo, uno de los galardones más prestigiosos del género junto a Locus y Nebula, y en 2016 Hao Jingfang se convirtió en la primera mujer china ganadora de un premio Hugo por el relato «Entre los pliegues de Pekín«, que formaba parte de la antología «Planetas invisibles«. Su primera novela publicada, «Vagabundos«, ha llegado en castellano del prestigioso sello Nova.

La premisa argumental de «Vagabundos» («Liulang cangqiong«) es original y sugerente: un siglo después de la guerra de independencia de Marte, un grupo de niños son enviados a la Tierra como representantes del planeta rojo en un intento por reparar las crecientes tensiones y rehacer los lazos entre los dos planetas, pero cuando regresan a casa quedan atrapados entre ambos mundos, incapaces de encontrar un punto de equilibrio entre dos sociedades humanas que difieren tanto.
La idea de esta escritora que es física y doctora en macroeconomía, lamentablemente, no se desarrolla como el lector podría desear, y se pierde en larguísimas y aburridísimas disertaciones filosóficas acerca de la distópica sociedad marciana, a medio camino entre la China comunista-maoista y una comunidad amish, y todos los detalles sobre como funcionaría: la economía, las leyes, los derechos y deberes, la propiedad intelectual, la formación de los jóvenes, los órganos de gobierno, la tecnología,… No hay tensión, ni emoción, la acción brilla por su ausencia, y la trama no atrapa al lector. El relato arranca en el momento en que los jóvenes marcianos regresan a casa, chicos de dieciocho años que después de pasar cinco en la Tierra se preparan para volver a Marte, el mismo instante en el que termina el viaje del cuerpo y empieza el verdadero exilio: el de la mente. Pero mientras que uno espera que la historia se construya sobre un thriller, por ejemplo, y la ciencia-ficción sirva de telón de fondo y ambientación, Hao Jingfang construye su novela sobre la ambientación y la trama se encaja a martillazos.

La protagonista de la historia es una de las niñas que vuelven de la Tierra a la república de Marte, Luoying, bailarina, nieta de uno de los dirigentes de la comunidad marciana. Su vuelta a casa no resulta nada sencilla, pues vive angustiada por lo que ha vivido durante sus años de exilio, por los secretos acerca del pasado de su família que nadie le desvela, y las dudas que le han ido creciendo en el fondo de su estómago acerca de la bondad de la distópica sociedad marciana, de manera que se siente atrapada entre dos mundos hermanos en conflicto, Marte y la Tierra, sin poder tomar partido. Además de Luoying la autora dirige su atención hacia otros personajes como Igor, un director de cine terrestre que acompaña a la delegación marciana de vuelta a Marte, los dirigentes marcianos o al grupo de adolescentes marcianos que es enviado a la Tierra para que las relaciones entre ambos planetas mejoren en diferentes aspectos, tanto sociopolíticos como económicos, pero se acerca a todos ellos de forma desordenada. Densa, lenta, sin diálogos, incluso aburrida, «Vagabundos» no sabe en ningún momento que nos quiere contar.
Puestos a destacar algun aspecto de la novela de Hao Jingfang, se podría señalar que quizás la autora nos habla de una futura sociedad marciana y explora todos sus bondades y maldades como una forma enmascarada de protesta contra el gobierno chino, que el pleno siglo XXI sigue siendo una estructura de poder obsoleta, arcaica y poco democrática que somete a su población con su firme puño de hierro. Y a la situación de Hong Kong me remito.

Hubo una vez unos jóvenes que nacieron en un mundo y crecieron en otro.

Vagabundos
Autora: Hao Jingfang
Traducción: Agustín Alepuz Morales
Colección: Nova
Fecha de publicación: Agosto de 2020
ISBN: 9788417347772
Formato: 15,3×23,2cm. Tapa blanda con solapas
Páginas: 576
Precio: 20,90 euros