El otro día iba a echarle un vistazo a mis viejas reseñas de David Weber cuando me dí cuenta de que algunas se habían perdido con el paso de los años. Apenado decidí releerme los libros de Honor Harrington y preparar un mini-homenaje a la saga. Aquí lo tenéis. Espero que os sirva de aperitivo mientras esperamos que llegue la séptima novela.

 

Una breve reseña de la saga de Honor Harrington

 

  • Acabo de terminar de releer La Estación Basilisco, de David Weber, el primer libro de la saga de Honor Harrington y la verdad es que no puedo dejar de engancharme a Honor con cada libro que leo, o releo. Me gusta mucho cómo estructura la acción David Weber, cómo, poco a poco, va acercando a Honor, y a su tripulación y aliados, a los problemas que el lector conoce desde el comienzo del libro, a las tácticas de Haven para anexionarse Basilisco y cómo el buen trabajo de Honor, el atenerse a las reglas y principios que rigen a la Armada Manticoriana, son los que, finalmente, acaban por desbaratar la estrategia urdida al comienzo del libro. Weber sabe cómo aumentar la acción, y la emoción, cómo manejar los acontecimientos para que Honor le dé la vuelta a una situación que parecía perdida de antemano. Y son, precisamente estos “tejemanejes” de Weber, los que hacen que las aventuras de Honor sean tan adictivas. Sabemos, más o menos con certeza, que va a salir con bien de todo, pero no sabemos cómo lo hará ni qué as se sacará de la manga. Y mientras tanto asistimos a un espectáculo de acción que nos tiene absolutamente atrapados. 24 horas me ha durado En la Estación Basilisco… vamos a ver qué pasa con El Honor de la Reina.
  • Tras leer El Honor de la Reina aprovechando la segunda edición que La Factoría de Ideas ha publicado recientemente, tengo que reconocer que sigo enganchado. Es impresionante ver cómo Weber avanza un paso más, y mientras va sentando las bases para el inicio de la guerra entre Mantícora y Haven nos ofrece un nuevo punto de vista de este universo tan interesante que ha creado. Dos sociedades extremadamente religiosa, enemistadas entre sí, que deben optar por aliarse con uno de los dos bandos. El planeta Grayson, el más “moderado”, lo hace con Mantícora, y Masada lo hace con Haven. Pero Grayson tiene una perspectiva muy machista que les hará tener importantes roces con Honor y sus subalternas, lo que tensará las relaciones entre ambos aliados potenciales… en un momento muy delicado.
    Me gusta este libro, especialmente, porque aunque cuenta con los mismos ingredientes del primero ofrece más “chicha”, ni los buenos son tan buenos, al menos los graysonitas, ni los malos son tan malos, al menos algunos havenitas. Y ver cómo Weber nos habla de dos sociedades extremadamente religiosas y cómo esto les lleva a un callejón sin salida. 
    Dejando esto aparte tenemos grandes dosis de acción, y el cambio del status quo de Honor es muy interesante, dejando las espadas, cómo no, en todo lo alto para el siguiente volumen.
  • Y llegamos a Una guerra breve y triunfal, tercer libro de la saga y donde ya, definitivamente, vemos cómo los Havenitas se preparan para entrar en batalla y, gracias a un arma secreta conocen las acciones de Mantícora, lo que les permite adelantarse a varios de sus movimientos. Aquí volvemos a tener a Honor al mando de una nueva nave de guerra, esta vez muy poderosa, y con problemas con uno de sus superiores, que desconfía de ella. Sin embargo, fiel a sus principios, Honor trabajará duramente para ganarse la aprobación de sus superiores, así como luchar contra unas fuerzas eminentemente superiores a base de ingenio, audacia y… suerte. Vamos,  cualidades que Honor atesora.

Una breve reseña de la saga de Honor Harrington

  • Campo de deshonor, cuarta novela de la saga, nos presenta a Honor en Mantícora, enredada en los politiqueos del Reino y completamente enamorada de Paul, viviendo en una nube mientras reparan el Nike. Desgraciadamente Honor se ha ido creando enemigos a lo largo de los años, enemigos que ahora, tras los sucesos de Una guerra breve y triunfal, se van a intentar vengar de ella, pagando el precio que sea necesario.
    En esta novela, sin duda, es la más dura para Honor, la que menos acción tiene y la que más impactará al personaje. De hecho, los dos libros siguientes supondrán la resaca de lo que aquí sucede. Es un libro imprescindible, por mucho que nuestra adicción a la acción nos exija más batallas.
  • Bandera en el exilio supone ya la quinta novela y ya tenemos a Honor “exiliada” en Grayson y lista para afrontar las amenazas externas, Haven, e internas, gobernadores que se oponen al cambio que Honor simboliza, que Weber le ha preparado en este libro. En este volumen la acción avanza de forma paralela a través del complot urdido para desacreditarla y humillarla en Grayson y a través de otra de esas “operaciones relámpago” de los havenitas. Naturalmente podemos contar con que Honor sufrirá lo indecible en este libro, aunque también sabemos que sus convicciones y su personalidad la ayudarán a salir del paso.
  • Honor entre enemigos supone la sexta y última entrega publicada por La Factoría hasta la fecha (el siguiente libro, In Enemy Hands, aparecerá en el tercer trimestre de 2011). 
    Por fin Honor regresa a la armada mantícoriana, reclamada por sus propios enemigos para pacificar las rutas comerciales que los piratas están asolando. Para la misión Honor contará con unas naves mercantes reconvertidas a navíos de guerra, mucha potencia de ataque, pero muy poca defensa es lo único que podrá enfrentar Honor contra los piratas… y contra las naves havenitas que están asolando el tráfico mercante a espaldas de la armada mantícoriana.

 

Como veis los elementos que constituyen la esencia del personaje se mantienen en cada libro; una gran amenaza, o varias, a las que enfrentarse, siempre en inferioridad númerica, ingenio y convicciones morales frente a los sentimientos más imperialistas y mezquinos. Weber, eso sí, humaniza al enemigo, pero no sin antes demostrarnos cuán cruenta es la guerra y cómo se pueden tergiversar los hechos y las acciones para adoptarlos a la propia causa. Honor lucha contra los havenitas y contra los enemigos, egoístas y mezquinos, que se encuentra en el Reino de Manticora y de sus aliados. Acción desbordante, sufrimiento y unas lecturas muy entretenidas son la receta que Weber ha creado para un saga de space opera que ha conquistado a miles de lectores.

La relectura de estos libros es de obligado cumplimiento, sobre todo porque Weber gusta revisitar a personajes presentados con anterioridad aportando así una mayor profundidad a los sucesos acaecidos.

Una maravilla de saga que te atrapa y que te tiene pendiente del próximo libro. Una heroína con mayúsculas, y un modelo a seguir en medio de una guerra que, a pesar de lo previsto por sus enemigos, promete ser larga y sangrienta.