Un tipo normal y corriente, un repartidor de pizza con el rostro de Jesse Eisenberg, se ve convertido en atracador por culpa de un par de delincuentes sin escrúpulos. Ese es el argumento de «30 minutos o menos«, una comedia sencilla y sin muchas pretensiones que llega a nuestra cartelera el próximo viernes.

El director Ruben Fleischer y el guionista Michael Diliberti decidieron que el pobre Nick, un repartidor de pizzas con una vida normal y corriente, pasara el peor aunque más emocionante y divertido día de su vida en «30 minutos o menos», una película norteamericana que quiere aprovechar el tirón del éxito de la primera obra de Fleischer, la comedia con muertos vivientes «Bienvenidos a Zombieland», y el carisma del actor Jesse Eisenberg para dar en la diana y, como mínimo, amortizar la inversión.
En «30 minutos o menos» (una traducción que respeta el «30 minutes or less» de su versión original en inglés) Nick se cruza con dos aspirantes a delincuentes, que le secuestran, le atan una bomba de relojería al cuerpo y le amenazan con hacerla explosionar si no atraca un banco. Con  tan solo un par de horas para hacer lo imposible, Nick pide ayuda a su amigo de toda la vida, Chet. Según pasan los segundos, Nick y Chet tendrán que lidiar con policías, asesinos a sueldo, lanzallamas, y su propio pasado.
El reparto de «30 minutos o menos» está encabezado por Jesse Eisenberg al que acompañan Danny McBride y Nick Swardson como la pareja de delincuentes que hacen la vida imposible al protagonista, Aziz Ansari como el fiel amigo Chet, además de Dilshad Vadsaria, el indispensable Michael Peña, Bianca Kajlich, Fred Ward, Sam Johnston y Jack Foley, entre otros.
Una gamberrada muy recomendable para los seguidores del estilo Apatow («Supersalidos», «Virgen a los 40», «Lío embarazoso», «Superfumados»,…) que se estrena el próximo viernes en los cines de nuestro país. (www.30minutesorless.com)

{youtube}Hvud4LZyg60{/youtube}