Me ha costado mucho decidirme a publicar esta reseña pero creo que el trabajo de Aleix Saló en «Todos nazis. Cómo España se llenó de «fascistas» hasta que llegaron los fascistas« es una advertencia que no debemos dejar pasar de largo.

Todos nazis. Cómo España se llenó de «fascistas» hasta que llegaron los fascistas
Guión y dibujo: Aleix Saló
Medidas: 150 X 210 mm
ISBN: 9788417910716
Preview
Precio edición digital: PVP 4.99 €
Precio: Tapa blanda con solapas PVP 14.90 €

Vaya, parece que te gusta echar un vistazo a los textos que acompañan a un libro antes de comprarlo. Te creerás muy original. ¿Sabes a quién le gustaba hacerlo?

¡A HITLER!

Ahora que ya van cayendo las caretas, debes saber que en este libro hay nazis, lazis y feminazis. Y unos señores de extrema derecha que por alguna extraña razón son antinazis. Y también pronazis.

Es largo de explicar… Mejor compra este libro y déjate empapar por su propaganda cual discípulo de Goebbels. Y cuando acabes de leerlo… quémalo.

Aleix Saló es conocido por la mayoría de la gente por los vídeos que sube a su canal de Youtube antes que por su obra Españistán. Este país se va a la mierda y es que cuando este título fue publicado pasó sin pena ni gloria hasta que poco después lanzó en Youtube su cortometraje Españistán, de la burbuja inmobiliaria a la crisis. Una jugada arriesgada en la que invirtió gran parte de sus ahorros pero que sí  sirvió para darlo a conocer y para contar con el apoyo de Reservoir Books para su siguiente título: Simiocracia al que seguirían Europesadilla e Hijos de los 80 y, desde mayo, de Todos nazis. Cómo España se llenó de «fascistas» hasta que llegaron los fascistas.

Comenzaré diciendo que tenía muchas dudas sobre si reseñar este título, no escondo mis predilecciones políticas, pero creo que en la situación actual es bastante problemático el expresarlas públicamente dado la oleada de cientos de miles de bots que la extrema derecha viene utilizando, así como los votantes de ese espectro, a muchos de los cuales veo muy dispuestos a criticar la reseña de Todos nazis. Cómo España se llenó de «fascistas» hasta que llegaron los fascistas. Pero también creo que si no alzamos la voz, si no nos enfrentamos al fascismo, y a sus diferentes disfraces, estamos condenados a repetir la historia.

Todos nazis nos explica cómo, desde los años de Gobierno de Aznar, la utilización de la palabra “nazi” o “fascista” se ha ido desgastando tanto que, llegados a 2018, ha perdido casi todo su significado para gran parte del público, o al menos aquellos no demasiado versados en Historia. Y esto es lo que Alex Saló nos explica al inicio de Todos nazis, cómo es posible que tanto derecha como izquierda, extrema derecha y extrema izquierda, han ido utilizando está expresión tanto que ha perdido gran parte de su significado y, lo que es peor, su significancia. Como bien reza la fábula de Esopo de “Pedro y el lobo” de tanto avisarnos de la llegada del fascismo hemos acabado por despreocuparnos, lo que ha permitido que cuando realmente ha llegado muchos hayan ignorado o despreciado las advertencias e, inconscientemente, hayan comprado los argumentos fascistas.

Si bien es cierto que la izquierda tiene su parte de culpa el repaso de Todos nazis a la actualidad política de los últimos años demuestra que la derecha ha sabido erosionar el término, llegándose a apropiar de él, hasta el punto de que lo han esgrimido en sus ataques contra sus rivales políticos, e incluso contra sus aliados políticos naturales. Esto ha llevado a la ley de Godwin, que reza que aquel que primero hace mención a Hitler o al nazismo pierde la discusión, silenciando así las auténticas advertencias y banalizándolas.

En Todos nazis Saló nos muestra, claramente, cómo hemos llegado hasta este punto, así como el resto del mundo, y es que la oleada de la extrema derecha está azotando a muchos países de distintos continentes como una reacción, subvencionada, por aquellos intereses a los que las reclamaciones de un cambio en el sistema político, social y económico tanto preocupan.

El segundo capítulo de Todos Nazis está dedicado a analizar la deriva que han sufrido los partidos de derecha y la irrupción de la ultraderecha en España de la mano de Vox. Lo mismo ha sucedido en Estados Unidos con la llegad a la Presidencia de Donald Trump y también nos muestra cómo la propia derecha, y los medios de comunicación de derechas, han blanqueado estas tendencias, en vez de condenarlas, para luego ser repudiados por el monstruo que ayudaron a crear. De hecho en España ha tenido que salir Jorge Javier Vázquez a la palestra para comenzar a denunciar a Vox y sus tácticas de desinformación y engaño. ¡Manda huevos que a los periodistas españoles les tenga que pintar la cara el presentador de Sálvame Deluxe y de Aquí hay tomate!

El tercer capítulo está dedicado a Vox y a destapar sus vergüenzas, contradicciones y auténtico fundamente. Algo que no deja de ser conocido por muchos, pero que nos hará reflexionar y, que demuestra las contradicciones de lo que es Vox y cómo han robado el discurso de la izquierda contra el sistema y las élites para utilizarlo ellos, ¡las propias élites! No es sino parte de la campaña de publicidad de Vox, y que tan bién denuncia Saló en Todos Nazis, negar la mayor y ponerse en el papel de las víctimas, como han hecho con el feminismo de manera que las víctimas, las mujeres, son las culpables de querer imponer una dictadura feminista sobre los hombres, cuando lo único que reclaman el feminismo es la IGUALDAD. Vox no es sino un partido de ultraderecha que busca imponerse con un discurso de odio, ya sea contra las mujeres, los inmigrantes, los extranjeros o cualquier otra parte de la sociedad a la que puedan atacar para arañar unos votos.

El cuarto capítulo nos explica cómo han llegado a engañar a tanta gente (quiero creer que es un engaño, no algo que sus votantes tengan como ideas propias, aunque de todo hay entre sus votantes).

En cuanto a la edición del cómic lo cierto es que está a medio camino entre el cómic y el libro, dado que las ilustraciones de Aleix Saló son más bien “pies de apoyo” a lo que la narrativa exige, aún así su característico estilo funciona a la perfección.

Todos nazis. Cómo España se llenó de «fascistas» hasta que llegaron los fascistas no es sólo un tebeo sobre política, es una advertencia de la deriva de la vida política, económica y social de España, y del mundo, y del enésimo intento de las élites de conservar su poder aún incurriendo en notorias contradicciones. Es un tebeo que debemos leer y sobre el que debemos reflexionar profundamente para no permitir que el odio nos venza y nos empuje a la política más miserable y rastrera: la del denunciar los supuestos privilegios de los más desfavorecidos para que unos pocos sigan ostentando el poder y el dinero.

 

Entradas relacionadas
«La loca del Sagrado Corazón» (Alejandro Jodorowsky y Moebius, Reservoir Books)

Alejandro Jodorowsky y Moebius formaron uno de los dúos más sólidos, destacados y extraños de la historia del cómic. De ... Leer más>>

“Persépolis” (Marjane Satrapi, Reservoir Books)

El título de esta obra, Persépolis, hace referencia a la antigua capital del imperio persa durante la época aqueménida. La ... Leer más>>

«Bezimena» (Nina Bunjevac, Reservoir Books)

Nina Bunjevac escribe e ilustra "Bezimena" (que en varias lenguas significa "sin nombre"). Bajo el sello de Reservoir Books edita ... Leer más>>