Tenía pendiente hablaros sobre esta maravillosa recopilación de relatos, “Tiempo de Sembrar Piedras” de Tim Powers, de uno de los pocos escritores que sigo con fervor y de los que tengo toda su producción en castellano. En ella podremos encontrar seis historias absolutamente fantásticas, recopiladas en un libro bellamente ilustrado por ese genio que es Enrique Corominas.

 

"Tiempo de Sembrar Piedras" (Tim Powers, Ediciones Gigamesh)Tiempo de Sembrar Piedras 
Tim Powers
Gigamesh
ISBN: 9788416035267
208 páginas
Rústica con solapas
16.00 €

Los mejores relatos de Tim Powers. 

Consagrado como el padre del steampunk y reconocido internacionalmente por sus apasionantes novelas de fantasía histórica, Powers ha cultivado el formato corto en contadas ocasiones. Esta recopilación recoge los mejores relatos de su dilatada carrera profesional y presenta facetas tan atípicas como memorables del autor de En costas extrañas, Las puertas de Anubis y La fuerza de su mirada, entre otras novelas. 

«Tim Powers es un genio.» Algis Budrys 

Incluye; Dondequiera que se oculten, Un alma embotellada, El camino de bajada, El reparador de biblias, Salvación y destrucción y Tiempo de Sembrar Piedras.

Han pasado ya unos meses desde que Gigamesh publicase Tiempo de Sembrar Piedras, una recopilación de seis relatos de Tim Powers que resultan absolutamente encantadores y que os incitarán a releer algunas de sus novelas porque, bueno, es adictivo, todos los que hemos leído a Tim lo sabemos. Así que olvidaos del típico “me leo un relato antes de dormir y paro”, porque esto no funciona así y enseguida os daréis cuenta de que las luces del alba se acercan y hace ya 3 relatos cortos que dijiste “uno más y me acuesto”, es Tim Powers, el multipremiado autor que creó el género del steampunk y lo mantuvo vivo contra viento y marea y que, irónicamente, ahora no recibe todo el reconocimiento que se merece, por mucho que Hollywood haya recordado su trabajo en la novela “En costas extrañas” (que se vio plasmada, es un decir, en la horrible Piratas del Caribe 4, película que no hacía justicia a la película, no digamos ya a esa maravilla de libro). 

Por suerte, y gracias a Gigamesh, Tim Powers está viendo editada la mayor parte de su bibliografía en España, lo que me ha brindado una serie de magníficas lecturas, por lo que tienen mi gratitud eterna, gratitud que se amplía al ver que, además, se atreven a publicar una antología recopilando 5 novelas cortas de Powers y los publiciten como “los mejores”. No sabría deciros si hay algún relato de Tim Powers que no esté en este Tiempo de sembrar piedras y sea aún superior a estos, pero lo que sí os puedo deciros es que los seis que se incluyen en este libro son de mucha calidad.

No creo que sea justo ir desgranando cada relato corto al lector, no me parece apropiado amagar siquiera el esbozo de resumir de qué va cada relato, es mejor que os encontréis “vírgenes” ante esos relatos, que os sorprenda El reparado de biblias, como me sorprendió a mi, que Tiempo de sembrar piedras, relato que no el libro, os transporte de regreso al universo de La fuerza de su mirada y Ocúltame entre las tumbas, la joyita que es El camino de bajada… podría seguir poniendo calificativos a cada uno de los relatos, buscando cómo no destriparos la trama de cada uno de ellos e invitandoos a leerlos, pero creo que lo que más justicia le hace a cada relato es decir que la mayoría tienen el germen de ser un libro per se, de haber visto ampliada su extensión y trama, ya que cada uno de ellos resulta refrescante e intrigante.

Como no, tengo mis favoritos, he disfrutado enormemente con El reparador de biblias, Salvación y destrucción y Tiempo de Sembrar Piedras, pero cada relato me ha encantado y me ha vuelto a enamorar del trabajo de Tim Powers (lo que me sucede cada vez que mis dedos rozan la portada de alguno de sus libros, la verdad, es muy bueno) y si tuviera tiempo libre seguramente me plantearía releer alguna de sus mejores obras… idea que debo apartar de mi mente por falta de tiempo… o debería.

En cuanto a la edición de Gigamesh, no queda otra, es impecable aparte de atrevida. Una maravilla que, además acompañaba las nuevas ediciones de La fuerza de su mirada y Ocúltame entre las tumbas y que, para colmo, viene acompañada de una magnífica portada de Corominas, la guinda para una corona de relatos.

En definitiva, si nunca has leído a Tim Powers seguramente Tiempo de sembrar piedras sea la entrada perfecta a su universo, y si alguna vez lo has leído… bueno, en ese caso no necesito explicarte lo bueno que es ni cuanto vas a disfrutar con este libro, ya lo sabes.