linea_separadora

Defenderé con vehemencia ante cualquier jurado que en toda lista con las mejores películas de terror del siglo XXI debería constar “The Descent“, la película del director y guionista británico Neil Marshall que convertía una excursión espeleológica en una pesadilla.

Protagonizada por Shauna Macdonald, Alex Reid, Natalie Mendoza, Nora-Jane Noone, Saskia Mulder, Craig Conway y MyAnna Buring, “The Descent” nos contaba como seis mujeres quedan atrapadas en una cueva desconocida en una montaña remota durante una expedición espeleológica. Encontrar una salida no será su mayor problema: una sangrienta raza de monstruosos humanoides depredadores ciegos que viven en esas cavernas, a los que bautizarán como “los rastreadores”, convertiran a las excursionistas en su presa.

La película de Neil Marshall tiene unos monstruos que acechan en la oscuridad, como cualquier película de terror convencional, pero la historia se dirige también hacia el terror psicológico porqué las tensiones, los conflictos y los enfrentamientos entre las seis mujeres se intensifican con el paso de las horas, a medida que los secretos se revelan y los miedos más profundos de cada uno salen a la superficie, en un entorno claustrofóbico que acentúa la tensión. Ese es uno de sus puntos fuertes: a veces los monstruos están a tu lado.

The Descent” garantiza hora y media de terror, tensión, inquietud y angustia en el espectador y, para los espectadores norteamericanos, con un final feliz. Sí, hay un final en el que la protagonista imagina que consigue escapar para luego descubrir que estaba sufriendo una alucinación y que sigue en la cueva donde, presumiblemente, morirá. Para los americanos, por contra, se les ofreció un final que termina con la protagonista escapando de la cueva, sana y salva.

Pocos años después, el año 2009, llegó a los cines una secuela de “The Descent“, dirigida en esta ocasión por Jon Harris. El argumento de esta segunda parte sigue a partir del final feliz, con Sarah escapando de la cueva, amnésica a causa del shock, y regresando de vuelta al lugar junto a un equipo de rescate y la policía, en busca de sus compañeras. Menos escalofriante que su predecesora, con menor éxito, pero también bastante entretenida para los aficionados del género.

linea_separadora