La editorial Satori Ediciones, dentro de su colección Satori Manga, nos alegra la vuelta al cole con la publicación de otro manga de aire clásico, «Tatsumi«, que recoge una antología de las historias más emblemáticas de su autor Yoshihiro Tatsumi, padre y maestro del ‘gekika‘.

Yoshihiro Tatsumi se erige por derecho propio en una de las personalidades más influyentes del manga en Japón y del cómic adulto en Occidente. Su obra ofrece una visión punzante y desgarradora de la sociedad japonesa de posguerra y retrata la naturaleza del ser humano de un modo realista y fiel, sin ofrecer lecciones ni juicios morales. Sus personajes vagan confusos entre la desesperación, el aislamiento y los placeres fugaces que destellan de vez en cuando en las vidas de hombres y mujeres anónimos. Sin pretensiones estilísticas, pero con un trasfondo humano conmovedor, Tatsumi reduce su arte a una simplicidad esencial y demoledora gracias a un trazo aparentemente sencillo, pero inconfundible, que despliega toda su maestría en la expresividad de sus personajes y en los fondos de paisaje urbano.

La palabra ‘gekika‘ corresponde al vocablo japonés para ‘imagen dramática‘ y fue creado por Yashihiro Tatsumi para diferenciarse del resto de mangas, al estilo de lo que hizo Will Esiner con su denominación de ‘novela gráfica’ para desmarcarse del ‘comic-book’. Tatsumi quiso hacer otro tipo de historieta más seria, con temas más cotidianos y un dibujo en el que no había sitio para lo cómico, que era el estilo que imperaba gracias a la influencia del maestro Osamu Tezuka, al que Tatsumi idolatraba al comienzo de su carrera (¡a los quince años compartieron una mesa redonda!).
Como se da a conocer en la interesante «Breve nota biográfica» que podemos leer en las últimas páginas de este volumen, Yoshihiro Tatsumi (1935-2015) no tuvo una carrera fácil en el mundo editorial. Llegó un punto en el que le iba mejor en su trabajo como librero de una tienda de libros de segunda mano que en su faceta de autor de historietas, contando con cincuenta años a mediados de los ochenta. Aunque su producción no es corta, el reconocimiento le llegó casi al final de su vida, sobre todo cuando «Tatsumi» fue adaptada a la gran pantalla y se presentó en el Festival de Cannes en 2011.
Esta antología de relatos abarca obras publicadas en el cénit de su carrera, a lo largo de la década de los setenta. Y verdaderamente son relatos en los que la alegría de vivir no se encuentra por ningún sitio, y si la desazón de la existencia, la soledad y el sufrimiento, aunque todos contados sin cargar las tintas, de una manera “realista”. Pongamos que las narraciones estilo ‘gekika‘ son al manga lo que «Ladrón de bicicletas» es al cine, para hacernos una idea.
Estos relatos fueron publicados en su momento en cabeceras tan desconocidas para nosotros como Garo, Besatsu dojo manga, Big Comic, Shukan Shonen Magazine o Shukan Manga Times.
La primera de las historias, titulada «Infierno«, es una de las mejores de esta recopilación. Ambientada en las secuelas de la bomba atómica, narra la manera en la que un hombre bueno puede meterse en un lío al cometer cierto error de apreciación. Esta historia es la menos críptica del libro y la que más intriga incluye.
«Ocupado» es el título de la segunda historia, y como el investigador de ‘gekikaMitsuhiro Asakawa aclara en las páginas finales, no es biográfica, ya que Tatsumi, cuando ideó esta historieta, tenía trabajo a raudales, en contraposición del protagonista, un dibujante de manga que lo pasa mal.
También las pasa canutas el personaje principal de «La primera vez de un hombre«, a punto de coger la jubilación en su trabajo y sentirse expulsado de la sociedad. Una constante en estas historias de Tatsumi es su ambientación en urbes llenas de gente gris y vehículos por todas partes, donde se siente más la soledad al verse rodeado por multitudes fantasmagóricas.
«Escorpión» es la primera obra que publica en Garo y trata sobre un tipo al que no le van bien las cosas, que guarda un escorpión en una lata y además le da por asaltar una base americana, todo para acabar con la infidelidad de su mujer por la vía rápida. Parece ser el mismo personaje que se aparece en el siguiente relato breve, «Cría«, con un tipo anodino al que su mujer le pone los cuernos.
En «La montaña de los viejos abandonados en Tokio» y «Querido Monkey» volvemos a encontrarnos con ese personaje (de idénticas facciones) tomando decisiones equivocadas, mientras lleva una existencia gris y poco afortunada.
En «Goodbye» es una prostituta la que toma el rol protagonista en una historia que sobresale en la antología como una de las mejores.
Es «La campana fúnebre» la que más difiere del resto, al narrarnos una trama peliculera sobre un joven pendenciero que se hace boxeador para desatar su ira. Además, en la parte gráfica, Tatsumi contó con asistentes obligados a realizar estas páginas en una sola noche por un error en la planificación.
Satori Ediciones nos deleita con una edición impecable, en calidad de papel, impresión y traducción. Bajo la sobrecubierta encontraremos una ilustración que expande lo visto en la portada. Además, es muy interesante todo el apartado de artículos que nos contextualizan esta obra para adultos, escritos por el mismo autor y por el estudioso referido antes.
Una obra muy interesante para todos los amantes del cómic en general y para los seguidores de los ‘gekika‘ en particular. ¡De diez!

Tatsumi.
Autor: Yoshihiro Tatsumi
Colección: Satori Manga
ISBN: 978-84-17419-47-9
Formato: 15x21cm. Encuadernación rústica con sobrecubierta
Páginas: 264
Precio: 20,00 euros