“Moonlight” (Barry Jenkins, 2017)

Drama íntimo, pausado, estructurado con dos elipsis en tres actos y tres momentos vitales. El protagonista es un chaval negro que tiene que salir adelante en un suburbio de Miami tratando de descubrir quién es y aceptarse a sí mismo sin que su entorno lo engulla. Sorprendente que ganara el Oscar a mejor película, no porque no sea buena, sino porque es cine de autor, a contracorriente, avanza lento, muy lento y apuesta por la sutileza, el detalle y un primer plano que muchas veces nos priva de información que nos gustaría conocer aunque no es necesaria para comprender...

Leer Más