Con perdón, este mundo nuestro es una mierda. Guerras, hambre, corrupción, contaminación, violencia, intolerancia, racismo, envidia, desigualdades, deforestación,… Y si los superhéroes no son capaces de erradicar todos estas desgracias de la faz de nuestro planeta, ¿qué posibilidades tenemos nosotros, simples seres humanos cargados de defectos?

superman_pazSuperman propone a la ONU dedicar un día entero de su propia vida a abastecer de comida a los desfavorecidos de todo el mundo. Para ello, acarrea por todo el planeta unos contenedores repletos de comida y llega con ellos a los rincones más recónditos. ¿Llevará a buen término su misión, o descubrirá sus propios límites?

El título que nos ocupa hoy y que ECC Ediciones ha reeditado en castellano en julio del 2016, «Superman: Paz en la Tierra«, cuenta con una historia dibujada por Alex Ross y escrita por Paul Dini, que nos cuenta la tarea de titanes que se encomienda el héroe más poderoso de la Tierra: acabar con el hambre en el mundo.

De entre todos los males que atenazan a la humanidad, de entre todas las desgracias que afligen al ser humano, quizás uno de los más terribles sea el hambre que azota algunos países desfavorecidos. Y es terrible por una razón tan simple como cruel: hay otros lugares del planeta donde sobra comida. Es decir, que mientras en algunos lugares remotos del África subsahariana hay niños que llegan a morir a causa de la desnutrición en otros países más desarrollados, o que se consideran más desarrollados, hay problemas de salud a causa de la obesidad y miles de toneladas de comida que sobran se tiran diariamente a la basura. La falta de medios, voluntad o tecnología para conservarlos o transportarlos echa a perder millones de toneladas de alimentos en todo el mundo. Rídiculo, estúpido e inhumano. No hay adjetivos que puedan calificar adecuadamente esta incongruencia. Como poco, escalofriante si hacemos caso a las cifras: 795 millones de personas en el mundo pasan hambre y la mayoría de ellos viven en países en desarrollo, en total 779,9 millones. En el África subsahariana casi una de cada cuatro personas, el 23,2% de la población, pasa hambre en la actualidad. Y la la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, nos recuerda que en nuestro planeta vivimos en total 7 mil millones de personas y nuestra capacidad productiva sería capaz de alimentar casi al doble, a 12 mil millones. ¿Un dato optimista? Desde el año 1990 más de 216 millones de personas han conseguido salir de esta situación, pero siguen siendo unas cifras intolerables.

Entre los años 1998 y 2003 el maestro Alex Ross y el guionista Paul Dini dieron forma a seis novelas gráficas dedicadas a cuatro de los personajes más emblemáticos de DC Comics, coincidiendo con su sexagésimo aniversario. Así, por la colección «Los mejores superhéroes del mundo» («The World’s Greatest Superheroes»), desfilaron superhéroes tan destacados como Superman («Peace on Earth»), Batman («War on Crime»), Shazam («Power of Hope») y Wonder Woman («Spirit of Truth»), así como dos especiales dedicados a la JLA («Secret Origins» y «Liberty and Justice»).
Como sucede en los cuatro especiales de «Los mejores superhéroes del mundo», la historia es secundaria y Dini cede todo el protagonismo al talento inconmensurable de Alex Ross. No hay otra alternativa, pues no tiene sentido que seas un artista tan fantástico, que cuentes con un estilo pictórico aplaudido y galardonado, con unos lápices hiperrealistas y un color espectacular… y luego te empeñes en trabajar con un guionista que no esté a la altura de lo que la parte gráfica ofrece. Así pues Dini, escritor, editor y productor, se limita aquí a ofrecer una narración lineal, sencilla, breve y autoconclusiva, muy comprometida por la temática que elige, y deja que Ross se lleve todo el mérito. De hecho, así fue: Alex Ross fue galardonado con el Premio Eisner en el año 1998 al Mejor Ilustrador por este «Superman: Peace on Earth«.

Aunque la historia, tal y como hemos comentado, es corta y lineal, evita el tópico de enfrentar al Hombre de Acero con supervillanos que quieren destruir el mundo, y se atreve a plantear un dilema moral tan real, y tan tristement cotidiano, como el hambre en el mundo. Si el mundo tiene la capacidad para alimentar a todos sus habitantes, el hambre en el mundo es entonces un problema con solución. Pero los gobernantes, políticos, diplomáticos y dirigentes del mundo no se ponen de acuerdo, y a eso hay que añadir el papel indigno de algunas grandes corporaciones y empresas, los especuladores y los bancos y, cómo no, la corrupción de algunos de los líderes africanos, asiáticos y latinoamericanos. Hay causas naturales, como la sequía, las intensas lluvias o las catástrofes naturales, pero es el hombre quien agrava el problema. Quizás la solución esté en manos de Superman… o quizás no.

Así que si eres fan de Alex Ross y estás dispuesto a leer una historia de corte clásico, no lo dudes, disfrutarás con «Superman: Paz en la Tierra«, un álbum especial en un formato muy atractivo, de lujo (a mayor tamaño del habitual de ECC Ediciones), ideal para disfrutar del espectacular trabajo del maestro Ross, cuyos dibujos deben publicarse a página entera para mostrarse en todo su esplendor. Pero, ¡ojo! si lo que buscas es una historia rompedora e innovadora, repleta de supervillanos poderosos que llevan al héroe hasta el límite de sus habilidades, con giros de guión inesperados y sorprendentes, olvídalo, este tomo no es para ti.

Superman: Paz en la Tierra.
Guión: Paul Dini
Dibujo: Alex Ross
Título original: The World’s Greatest Super-heroes. Superman: Peace on Earth
Fecha de publicación: Julio de 2016
ISBN: 978-84-16746-75-0
Formato: Cartoné. Color
Páginas: 72
Precio: 12,50 euros