Dos gallos en el mismo corral es una jugada arriesgada que puede salir mal con mayor probabilidad de lo que podría parecer. Juntar al guionista Scott Snyder y el dibujante Jim Lee, dos superestrellas del cómic norteamericano, para dar forma a las aventuras de Superman era un riesgo calculado por parte de DC Comics. No podía salir mal, pero podría haber salido mejor.

ECC Ediciones recogió hace un par de años, a mediados del año 2016, la etapa de Jim Lee y Scott Snyder al frente de la cabecera de Superman en un único tomo que, repleto de material extra, nos prometía la interpretación más espectacular del personaje, por cuenta de dos de los autores más exitosos del medio. Era «Superman: Desencadenado» («Superman Unchained«) y el primer número de la serie se publicó originalmente durante el verano del año 2013 con la intención de hacerla coincidir con el septuagésimo quinto aniversario del personaje creado por el escritor Jerry Siegel y el dibujante Joe Shuster en 1933 y, a su vez, con la película «El hombre de acero«, dirigida por Zack Snyder y escrita por David S. Goyer y Christopher Nolan, y protagonizada por Henry Cavill. DC Comics tenía claro que era el momento de apostar fuerte, puesto que la atención de medio mundo estaba puesta sobre Superman.
Superman es el héroe primigenio. El primero. Con el que empezó todo, en 1938, y que se convirtió en símbolo e icono de la cultura norteamericana. No cualquiera está a la altura de un reto de esta magnitud, de dar aventuras dignas a un héroe superpoderoso, invencible e indomable, representante de la justicia, la fuerza y la honestidad, que podría ser el más aburrido de todos los superhéroes. Y setenta y cinco años solamente se cumplen una vez.

«Superman: Desencadenado» nos cuenta, a lo largo de nueve entregas publicadas entre junio del 2013 y noviembre de 2014, como el Hombre de Acero descubre a un alienígena dotado de grandes poderes encerrado en una base militar secreta dirigida por el General Lane, padre de Lois Lane. El extraterrestre Espíritu (Wraith en la versión original en inglés), que había llegado a la Tierra a mediados del siglo XX, ha estado al servicio de los Estados Unidos desde su llegada y no parece albergar intenciones hostiles ni contra los humanos ni contra Superman,… pero las cosas nunca son lo que parecen y el conflicto entre los dos parece inevitable, aunque al principio aunen esfuerzos contra una misteriosa organización conocida como Ascensión. Cómo decía la clásica pregunta científica que ni tiene respuesta, la llamada ‘paradoja de la fuerza irresistible’ ¿qué pasaría si una fuerza imparable chocara contra un objeto inamovible? Superman frente a Espíritu es la demostración empírica de la respuesta: si existe una fuerza imparable, entonces no puede existir un objeto inamovible y viceversa.

¿»Superman: Desencadenado» es la interpretación más espectacular del personaje? La afirmación es ambiciosa, pero no se ajusta a la realidad. Es espectacular, tiene ritmo, acción y emoción, pero queda lejos de las mejores aventuras del Hombre de Acero. ¿Quién lleva las riendas, quién marca el compás? Al final, ni el uno ni el otro.
«Superman: Desencadenado» es puro espectáculo, fuegos artificiales y efectos especiales, pero no es más efectista que efectiva. Una obra muy recomendable para pasar el rato, para adentrarse en el personaje sin obligarse a seguir la colección regular, un entretenimiento garantizado con un guión con pocos golpes escondidos y un dibujo espectacular. Sí, dibujo espectacular. Jim Lee puede tener muchos defectos, el de la impuntualidad y el ego hinchado son los más conocidos, pero su talento es indiscutible. Cada una de sus páginas es una demostración de habilidad que deja en calzoncillos el resto de los dibujantes de cómics de superhéroes (con excepción del maestro Alan Davis, por supuesto). Mal que le pese a algunos, desde su irrupción en «X-Men», el impacto de Jim Lee en el género se puede seguir hasta la actualidad, y su rastro se puede encontrar en el cambio en la estructura de página, la pulverización de la viñeta clásica, el detallismo absoluto, las figuras perfectas de hombres y mujeres, la submisión del guión a la espectacularidad del dibujo,… Los aciertos dl coreano en DC Comics no son numerosos, pero se producen cuando trabaja con guionistas que saben sacarle partido a sus dibujos y que le dan vía libre para deslumbrar, con sus espectaculares splash pages habituales, como «Batman: Silencio» con Jeph Loeb, «Batman: Europa» y «Superman: Por el mañana» con Brian Azzarello o este «Superman: Desencadenado«. Aún así hay algo que sí que se le debe reconocer, y es que su presencia eleva las ventas del título en cuestión y garantiza reediciones.
Otro punto fuerte de «Superman: Desencadenado» es la más que cuidada, mimada y preciosa edición que ha publicado ECC Ediciones, que incluye los nueve números de la edición americana de «Superman: Unchained’» y el especial «Superman: Unchained Director’s Cut«, que tiene todo aquello que el lector y el coleccionista más exigente puede desear, incluyendo extras como los guiones originales del neoyorquino Scott Snyder, portadas alternativas, las portadas originales y varios bocetos a lápiz de páginas de Jim Lee.

Scott Snyder y Jim Lee triunfaron con «Superman: Desencadenado«, y confirmaron que los ‘Dream Team‘ en el cómic eran un producto de éxito… aunque esta obra no resultó ser la historia definitiva del Hombre de Acero que nos prometían. ¿Acaso importaba? Las cifras de ventas daban por buena la apuesta, y DC Comics volvería a insistir desde entonces y hasta hoy, en la misma fórmula: juntar a un guionista estrella y un dibujante estrella no puede salir mal.

Superman: Desencadenado.
Guión: Scott Snyder
Dibujo: Dustin Nguyen, y Jim Lee
Edición original: «Superman: Unchained» núms. 1 a 9, «Superman: Unchained Director’s Cut»
Fecha de publicación: Marzo de 2016
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 352
Precio: 30,00 euros