Los fans de Superlópez estamos de enhorabuena. Este es nuestro año. Y la culpa de todo la tiene la película de próximo estreno que protagoniza Dani Rovira encarnando al superhéroe patrio. Abrimos fuego con este Super Humor que recopila las tres últimas aventuras publicadas del personaje, cuyo autor, Jan, está más de moda que nunca gracias al cartel del Salón del cómic de Barcelona de este año.

Este Super Humor que hace el decimonoveno incluye las aventuras “El trastero infinito”, “El Supergrupo Contra El Papa Cósmico” y “Menguante”. La cubierta incluye un dibujo nuevo del canoso superhéroe con el ya clásico montaje de las portadas usadas previamente en la colección Magos del Humor (antiguamente usaba viñetas).

SUPER HUMOR SUPER LOPEZ 19
Autor: Jan
LIBRO · CARTONÉ
29 x 21 cm · 144 págs. más cubiertas
Color (portada, interior)
ISBN: 978-84-6666-278-9
Precio: 17,9 €

Este volumen de la colección «Súper Humor» contiene las aventuras de Superlópez…

El trastero infinito, que plantea lo que podría pasar si de pronto dejaran de funcionar internet, los teléfonos móviles y todo tipo de aparatos electrónicos.

Contra el papa cósmico, en el que Superlópez tendrá que vérselas con un personaje que ha ocupado la sede del Supergrupo.

Y Superlópez menguante, capítulo en el que nuestro héroe tendrá que vivir la mayor parte de la aventura reducido a pequeño tamaño.

Las tres historias demuestran que Jan sigue en plena forma y si usa 4 meses en elaborar cada historia, todo ese trabajo queda reflejado en las viñetas, plagadas de detalles muy currados. Hace poco Jan fue entrevistado para El Mundo y dejó unas cuantas declaraciones en cierto modo polémicas, que a muchos no gustarán, pero que demuestran que Jan no se pliega ante nadie y que no se deja manipular. Jan comenta que en sus historietas de Superlópez, que van dirigidas a jóvenes, prefiere hacer pedagogía antes que política. Sus páginas no son una ristra de gags, si no que cuenta historias con principio y final. En la entrevista afirma que prefiere no complacer en exceso a los lectores, pues esto iría en detrimento de su creatividad.

En “El trastero infinito”, Jan, como observador de lo cotidiano y de lo que pasa a su alrededor a pie de calle, fabula sobre la posibilidad de perder la cobertura de todos los aparatos electrónicos. Nos muestra reacción de la gente, que tal cual en la realidad, necesitan estar conectados noche y día. Y a continuación nos dirige una la aventura de corte fantástico y de ciencia ficción, estilo Asimov, con el profesor Escariano Avieso utilizado por unos extraterrestres muy particulares para sus malvados fines. Uno de los aciertos de esta entretenida historia consiste en los portales que atraviesa el superhéroe para viajar entre mundos, que no son otros que los trasteros, cada uno con sus diferentes zarrios y tesoros guardados (con guiño incluído a los programas televisivos de subastas de trasteros).

“El Supergrupo y el Papa Cósmico” cuenta con guion de Francisco Pérez Navarro, como es habitual cuando la tropa de super tipos se une a nuestro héroe. Todo el cómic gira en torno al registro de una propiedad, la isla flotante, que recuerda a la Atalaya de la Liga de la Justicia. Las clásicas disputas entre los miembros del supergrupo nos llevan a una de las escenas más realistas que se hayan visto en una aventura de Superlópez y que seguro que el mismo Pérez Navarro sufrió en sus carnes: la burocracia del registro de una propiedad. Y la crítica despiadada a la Iglesia, y sus adueñamientos de propiedades por el forro, añaden pimienta a esta divertida historieta, una de las mejores del tomo.

En “Menguante”, claro homenaje a la película de los 50, Jan nos propone una original estructura narrativa, que culmina con uno de los finales más épicos narrados por el autor. Nuria Domingo, posiblemente la chica que protagoniza la historia, le sugirió el argumento. En él se reúnen casi todos los enemigos recurrentes del superhéroe (Al Trapone y sus esbirros, Refuller, Escariano), metiendo en un aprieto a Superlópez al reducir su tamaño, pero sin menguar sus poderes, menos mal. La ambientación de la ciudad e interiores vuelve a ser magnífica y seguro que reconocible para los ciudadanos de Barcelona.

La calidad de dibujo es excepcional, cuidado hasta el mínimo detalle. Y aunque hace uso de añadidos en Photoshop, su integración con los escenarios es perfecta. Lo que nos conduce al punto fuerte de su creador, la narración secuencial, impecable en todos los aspectos.

Este tomo en tapa dura editado por Penguin Random House se completa con un dibujo original en las guardas y las portadillas aparecidas en magos del Humor. Unas 140 páginas de entretenimiento para todas las edades con su punto educativo, con un Jan pletórico y cada vez más crítico con la sociedad que nos rodea, aunque confiando que los jóvenes arreglen el desaguisado.