Esta serie de cuatro cómics, recopilados ahora para ofrecerse como novela gráfica, «Stray Toasters», que publica ECC Ediciones, contiene la obra escrita y dibujada por el artista de culto Bill Sienkiewicz. Toda una experiencia visual y narrativa que nos arrastrará desde la primera página a una espiral de locura, como pocas veces se ha visto en viñetas.

A instancias de la Policía, el psicólogo criminal y escritor Egon Rustemagik es liberado de su reclusión en una institución mental. Un asesino en serie tan brutal como desconcertante está sembrando el pánico en la ciudad, y necesitan su ayuda para detenerlo.

En esta historia de género ‘noir‘ acompañamos a Egon Rustemagik en su búsqueda de un asesino en serie que tortura y descuartiza amas de casa y a sus hijos. Lo que en principio parece una historia sencilla, no lo es tanto. Asistiremos al desfile de una serie de personajes completamente disparatados como la psicóloga Abby, el ayudante del fiscal del distrito Harvard Chalky, el Dr. Montana Violet, Phil/satan o las víctimas que deja el asesino en serie y otros tantos secundarios de inclasificable factura. No es una historia sencilla pese a su propuesta inicial, ya que la estructura narrativa, encajada como un guante desde la primera a la última página, necesita de un esfuerzo extra por parte del lector no acostumbrado a una narración visual tan apabullante. Quizás estemos curados de espanto a día de hoy, y en la época de oro de los sellos Vertigo de DC o Epic de Marvel, cuando las editoriales dieron cancha libre a los autores para que estos volcaran todas sus obsesiones vitales en las páginas de un tebeo, fuera un shock.
«Stray Toasters» apareció por primera vez en quioscos en el año 1988 como una serie limitada de cuatro números auspiciado por Epic Comics, sello donde autores de la talla de Jim Starlin, Mark Schultz o Clive Barker dejaron algunas de sus mejores trabajos, creados de propio o traídos de otras editoriales, pero siempre siendo los creadores los propietarios de la obra. Bill Sienkiewicz llegaba de su espectacular colaboración con Chris Claremont en «Los nuevos Mutantes«. Aclamado por muchos e increpado por otros tantos, su sello artístico personal no dejaba indiferente a nadie.
Boleslav William Felix Robert Sienkiewicz (1958) decidió presentar «Stray Toaster» en el momento perfecto en el que este tipo de obras podían ver la luz en formato comic-book con la calidad necesaria para su reproducción en imprenta. Fue en el conocido como formato Prestige de cuarenta y ocho páginas, con papel satinado para un mayor lucimiento del artista. Aquí Sienkiewicz dio rienda suelta a su genialidad artística, explotando todos los recursos que ya habíamos presenciado con guentagotas en obras anteriores. Pintura al óleo, fotorealismo, collage, miméografo, tinta china y hasta el uso de piezas de circuitaje… Todo este esfuerzo innovador para plasmar esta historia truculenta, a la que acompaña un texto mordaz, sarcástico, crudo y a veces poético.
El hilo conductor son unas tostadoras de la marca Bolle-Happel, que tiene la capacidad de actuar por cuenta propia. Si uno va más allá de las circunstancias criminales de la historia, también puede encontrar el punto humorístico a la historia, como en las postales escritas desde el infierno, en el diario médico del Doctor Violet, o en el personaje de Chalky, que usa nariz postiza. Pero no nos confundamos, risas las justas: el tono oscuro preside todo el relato, y la experiencia de sumergirse en él puede conllevar pesadillas nocturnas, como me ha pasado a mí mismo. «Stray Toasters» no es apto para todo el mundo, pero es una experiencia recomendable, igual que se puede recomendar cualquier obra de Dave MacKean, o el recientemente publicado «Moonshadow» de de JM DeMatteis y John Muth. Son cómics diferentes, extraños y fascinantes.
La edición de ECC Ediciones, más de doscientas veinte páginas encuadernadas en tapa dura y formato comic-book, incluye las portadas originales y unos extras totalmente visuales, como bocetos y dibujos varios. Existe una edición en habla inglesa con anotaciones, que en algún momento pueden ser muy necesarias para la comprensión de la obra y se echan en falta en esta traslación al castellano.
Para cerrar esta reseña, no me considero quién para decir que «Stray Toasters» es una obra maestra y mucho menos para considerarla una obra fallida. Solo puedo aconsejar la adquisición de este libro que en el fondo es una obra de arte, y luego que cada uno saque sus propias conclusiones.

Stray Toasters.
Autor: Bill Sienkiewicz
Fecha de publicación: Julio de 2020
ISBN: 978-84-18293-00-9
Formato: Cartoné. Color.
Páginas: 224
Precio: 25,00 euros