¿Un libro de Star Wars sin Luke Skywalker, ni Leia Organa? ¿Ni siquiera el socarrón Han Solo, su fiel Chewbacca y el Halcón Milenario, el pedazo de chatarra más veloz de la galaxia? ¿Sin Yoda, Boba Fett o Obi Wan Kenobi? ¡Pues sí! Sin complejos ni problemas de conciencia. Y además, «Star Wars: Compañía Crepúsculo» de Alexander Freed ha sido una de las sorpresas más agradables de la última década del universo literario de «La Guerra de las Galaxias». Mi más sincera recomendación para los aficionados a la saga galáctica.

Hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana…

Entre las estrellas y por toda la inmensidad del espacio, la Guerra Civil galáctica sigue causando estragos. En los campos de batalla de múltiples mundos del Borde Medio, legiones desoldados de asalto despiadados —decididos a aplastar la resistencia allí donde surge— libran un brutal combate cuerpo a cuerpo contra una armada de guerrilleros. En las calles y callejuelas de ciudades arrasadas, las fuerzas del frente de la Alianza Rebelde plantan cara al enemigo, adentrándose en territorio imperial y lidiando con la realidad sangrienta de la guerra en tierra.

La carga la lideran los soldados —hombres y mujeres, humanos y no humanos— de la Infantería Móvil Sesenta y uno. Los miembros de este grupo de renegados, ferozmente leales entre sí, sobreviven tenazmente donde otros mueren, y su rebeldía es la mejor arma en las situaciones más peligrosas. Cuando los rebeldes reciben órdenes de retroceder ante las fuerzas que les superan en número y arsenal, la Crepúsculo obedece a regañadientes. Entonces un inesperado aliado cambia radicalmente la situación… y le da a los duros guerrilleros de la Alianza una oportunidad crucial para transformar la retirada en un resurgimiento.

Con órdenes o sin ellas, sola y superada en armamento pero aún indomable, la compañía Crepúsculo se prepara para realizar su maniobra más audaz… cambiando las sucias batallas en las trincheras por un golpe crucial contra su principal objetivo: el corazón de la maquinaria militar imperial.

El universo de «Star Wars» empezó sobre un planeta desértico con dos soles, durante el asalto imperial a la corbeta coreliana rebelde Tantive IV, con Darth Vader buscando los planos de la Estrella de la Muerte robados por los rebeldes que esconde la princesa Leia Organa en la nave consular. Luego llegaron los dos robots R2D2 y C3PO, el joven ingénuo Luke Skywalker y el venerable Ben Kenobi, la taberna de Mos Eisley con su exótica y colorista clientela, Han Solo y Chewbacca, Greedo (Han shot first!)… y el universo creció. Se expandió. Y conocimos a Anakin Skywalker, Darth Sidious, el conde Dooku, Padme Amidala, Jar Jar Binks, Qui-Gon Jinn, Darth Maul,… y más recientemente a Kylo Ren, Watto, el líder supremo Snoke, Rey, Poe Dameron, Finn, Maz Kanata, BB8 o la capitán Phasma, entre otros muchos.

Pero el límite del universo de «La Guerra de las Galaxias» no estaba en la gran pantalla, y gracias a los cómics, a los videojuegos, a series de televisión y numerosos libros aparecieron nuevos protagonistas, secundarios y antagonistas como la Mano del Emperador Mara Jade, el Gran Almirante Thrawn, Ezra Bridger, el maestro jedi Joruus C’baoth, Sabine Wren, la vieja Daka, Darth Bane, la sith Asajj Ventress, el falleen Xizor de la organización criminal Sol Negro, Talzin de Dathomir, Kyle Katarn, los zombies de «Las tropas de la muerte«, los hijos de Leia Organa y Han Solo Jacen y Jaina, el renacido Darth Maul con piernas robóticas de «Las Guerras Clon» o Darth Revan… El filón de «Star Wars» extendía su horizonte desde miles de años antes de «La Amenaza Fantasma«, los tiempos de la Antigua República, hasta centenares de años después de «El Retorno del Jedi«, superando así los límites de su propio creador.

«Star Wars: BattleFront. Compañía Crepúsculo» («Battlefront: Twilight Company«) es una novela escrita por Alexander Freed, la primera de este desarrollador de videojuegos BioWare, que se presenta a los lectores como material oficial de «Star Wars«, uno más de los múltiples proyectos que la compañía Walt Disney Pictures puso en marcha tras la compra de LucasFilm Ltd. en el año 2009, ambientados en el universo de «La Guerra de la Galaxias», como nuevas colecciones de cómics, renovadas series de televisión, nuevas películas y varios spin-off centrados en las aventuras de personajes secundarios de las siete (pronto ocho) películas de la saga cinematográfica. Enmarcada en el ‘Nuevo Universo Expandido‘, que reemplaza a todo el material desechado del extinto ‘Universo Expandido’, esta historia publicada en castellano por el sello Timun Mas y Planeta Cómic de la editorial Planeta nos cuenta sucesos acontecidos después de los hechos narrados en la película «Star Wars IV: Una nueva Esperanza«, en plena Guerra Civil Galáctica, en la denominada Retirada del Borde Medio, después de la Batalla de Yavin y hasta poco después de la Batalla de Hoth.
De hecho, «Star Wars: BattleFront. Compañía Crepúsculo» es una novela tie-in del popular videojuego de DICE y EA Games, cuya segunda entrega acaba de salir a la venta. Es el shooter «Star Wars: BattleFront«, que trasladaba a los jugadores a las batallas más populares de las tres películas originales de la saga galáctica, y en la piel de Luke, Leia, Han Solo, Bobba Fett, Palpatine y Darth Vader, luchando en nombre de la Rebelión o del Imperio en variadas partidas multijugador de hasta cuarenta jugadores, o en emocionantes desafíos basados en las películas, ya sea en solitario, a pantalla dividida o en cooperativo en línea. Un videojuego alucinante, un entretenimiento interactivo inmersivo y fotorrealista, que nos invitó a visitar planetas clásicos de la trilogía original con un nivel de detalle, realismo y autenticidad sin precedentes que te llevará a una galaxia muy, muy lejana, a disfrutar de asombrosas réplicas digitales de los modelos de la película original de Star Wars, recreadas con una fidelidad realista gracias a la tecnología fotogramétrica empleada por DICE, librar batallas épicas en planetas tan emblemáticos como Hoth, Endor, Tatooine y Sullust, pilotar una amplia gama de vehículos terrestres incluyendo veloces motos speeder o enormes AT-AT, y asaltae los cielos con épicos combates aéreos, pilotando el Halcón Milenario, los X-Wings o los cazas TIE en emocionantes combates aéreos.

¿Qué es la Compañía Crepúsculo del título? Si Darth Vader y el Imperio cuentan con la invencible y temible Legión 501, ‘El Puño de Vader’, la Alianza Rebelde tiene a su Compañía Crepúsculo, la 61ª Compañía de Infantería Móvil. Hombres y mujeres, humanos y no humanos, novatos y veteranos, forman parte de un audaz grupo de soldados rebeldes que se enfrenta a las entrenadas, disciplinadas, más numerosas y mejor equipadas fuerzas del Imperio Galáctico del Emperador Palpatine en los convulsos tiempos de «Star Wars V: El Imperio Contraataca«, cuando la inesperada victoria de la Alianza Rebelde en Yavin IV provocó la agresiva respuesta de los ejercitos del nuevo orden de Palpatine en todos los rincones de la galaxia, provocando la sangría entre las tropas de los rebeldes y obligando a sus soldados a retroceder.

La novela de Alexander Freed bebe, sin pudor, de la literatura bélica, sobretodo de las historias ambientadas en la guerra de Vietnam. La relación entre los miembros de un escuadrón de infanteria, la camaradería que se establece entre hombres y mujeres que se juegan la vida en la primera línea, las pullas y las inevitables peleas entre ellos, los momentos de sosiego y descanso en contraste con los instantes de combate, sangriento y sudoroso, en el barro. Sin lugar a dudas el «Platoon» de Oliver Stone podría servir de espejo y modelo, y podemos llegar a encontrar similitudes notables entre el capitán Micha Evon ‘Gritos’ y el Elías de Willem Dafoe, o quizás encontremos en él algo del sargento Bob Barnes de Tom Berenger, Namir y el soldado Chris Taylor de Charlie Sheen, la novata Cucaracha y el soldado Gardner,… Junto a ellos, Playboy, el alienígena de cuatro brazos Graden, la arisca ex-cazarecompensas Brand, Roja, Pico o Ajax, entre muchos otros, un grupo de soldados de la Infantería Móvil Sesenta y Uno que sirven de carne de cañón de los conflictos en todos los rincones de la galaxia. Los conoceremos, sus motivaciones y sus secretos, sus miedos y su voluntad de acero para hacer frente a las hordas implacables de stormtroopers, a costa de sangre, sudor y lágrimas, y a muchos de ellos los veremos morir. Esa es la historia no contada de «Star Wars«, las víctimas y los cadáveres que quedaron por el camino, los cuerpos inertes que se dejaron abandonados en la helada base Echo de Hoth, o en las batallas de los planeta Crucival y Coyerti, olvidadas e ignoradas por la historia oficial, una nota manuscrita en el margen de los libros que glosaron las hazañas de Luke Skywalker y sus compañeros.
Los soldados de la Compañía Crepúsculo y los tripulantes de la Trueno no son héroes. Son renegados, fugitivos, delincuentes, soldados, reclutas que huyen de vidas grises y oscuras, dispuestos a hacer el trabajo más duro y a ensuciarse las manos, ferozmente leales entre sí, que sobreviven donde otros mueren. O mueren, pero son substituidos por otros nuevos para hacer el mismo papel que sus antecesores. Son ellos quienes mantienen viva la Rebelión.

Por una vez, como conclusión de las reseñas de libros de «Star Wars«, no voy a decir que este libro que publica Planeta Cómic es recomendable principalmente, por no decir exclusivamente, para los aficionados y seguidores de la saga cinematográfica, de la trilogía original, de las tres precuelas y de los recién llegados a «Star Wars VII: El despertar de la Fuerza«. ¡No! «Star Wars: BattleFront. Compañía Crepúsculo» es una novela que se puede leer de forma independiente, sin tener el menor conocimiento de la tremenda explosión que iluminó los cielos de la luna de Yavin IV y el afortunado disparo del piloto Luke Skywalker que destruyó la poderosa estación espacial que lideraba el Grand Moff Tarkin, o que los soldados imperiales encabezados por el Lord Oscuro del Sith Darth Vader asaltaron la base Echo del planeta helado de Hoth y obligaron a los rebeldes a huir a toda prisa de su escondite secreto. Esta novela es una sorpresa, una grata sorpresa, que nos permite observar el mundo de «Star Wars» desde otro punto de vista, una óptica nueva y original, menos brillante e idealizada que las novelas precedentes del universo galáctico de «Star Wars» que contaban con Luke, Leia, Han y el resto de héroes de la saga. No, «Star Wars: BattleFront. Compañía Crepúsculo» es tan real que uno puede llegar a sentir el olor a ozono de los blásters, el barro pegado en las botas, las heridas terribles de los fusiles de los stormtroopers, el sabor de la muerte en los labios, la sensación de desesperación de los protagonistas, y el miedo crudo ante la única, breve y aterradora escena en la que un hombre vestido de negro con una espada de luz de color rojo avanza entre los cuerpos caídos en dirección a unos asustados y incrédulos soldados rebeldes.

Los soldados más valientes.
Los guerreros más duros.
Los mejores supervivientes.

Star Wars: BattleFront. Compañía Crepúsculo.
Autor: Alexander Freed
Cubierta: Aaron McBride
Traducción: Albert Agut Iglesias
Editorial: Planeta Cómic
Colección: Star Wars: Novelas
Fecha de publicación: Julio de 2017
ISBN: 978-84-16476-97-8
Formato: 14×22,5cm. Rústica con solapas. Tinta integrada en b/n al principio de los capítulos | Presentación: | |
Páginas: 472
Precio: 22.00 euros