Matt Groening ha desvelado que la ciudad que inspiró el Springfield de “The Simpsons” es una ciudad del mismo nombre ubicada en Oregón, en la costa oeste de los EE.UU., a 180 kilómetros de su Portland natal. Está en el Condado de Lane, entre los ríos McKenzie y Willamette, es la segunda ciudad más poblada en el área metropolitana y fue fundada como ciudad en 1885.