Creada originalmente para una historia autoconclusiva y sin ninguna intención de darle continuidad, nadie hubiese imaginado que Spider-Gwen se iba a convertir en el símbolo de una nueva etapa en Marvel Comics, como Carol Danvers, Kamala Khan, Nadia Van Dyne o Riri Williams: ¡mujeres al poder!

Ser un trepamuros nunca fue sencillo, pero cuando Gwen Stacy se descubrió ante su natal Tierra 65… añadió a su vida una dificultad extra. Nuestra Spider-Gwen, descansando del Multiverso, decide disfrutar de su mundo: ensayar con las Mary Janes, pasar tiempo con su padre, y compaginar su carrera como la amistosa vecina Spiderwoman con… una carrera de verdad. ¿Podrá hacer todo eso sin una identidad secreta?

Hay numerosos mundos alternativos en el Universo Marvel, y muchos de ellos cuentan con personajes alternativos a los que conocemos desde siempre que viven sus aventuras de forma paralela a la continuidad oficial. Spiderman es uno de los superhéroes de Marvel Comics que cuenta con varias encarnaciones diferentes a lo largo y ancho del multiverso, como Mayday Parker en el universo MC2, Miguel O’Hara en el universo 2099, Miles Morales del universo Ultimate o el Peter Parquagh del universo 1602, entre muchos otros. ¡Incluso hay una película maravillosa, «Spiderman: Un nuevo universo«, que está protagonizada por cinco de estas encarnaciones!
Spider-Gwen vive sus aventuras en una serie regular ambientada en la Tierra 65, una realidad alternativa en la que Gwen Stacy fue picada por una araña radioactiva que le otorgó superpoderes y Peter Parker siguió siendo un simple estudiante con mucho talento para la ciencia pero sin ninguna habilidad ni social ni sobrenatural, que terminó sus días convertido en el terrible Lagarto.

En 2014, el guionista Dan Slott diseñó un evento para la serie regular de «El Asombroso Spiderman» titulada «Spider-Verse«, que se extendió durante varios números, preludios y tie-ins, y que contó una miniserie de cinco números titulada «Edge of Spider-Verse» («Universo Spiderman» en la edición en castellano de Panini Cómics). Y fue aquí, en el segundo número de esta miniserie, que el guionista Jason Latour y el dibujante Robbi Rodriguez imaginaron un universo alternativo donde la araña radiactiva de los laboratorios Osborn no picó a Peter Parker como en el Universo 616, sino a su compañera y amiga Gwen Stacy. Y es ella, una adolescente que toca la batería en su grupo de música ‘The Mary Janes’, que escucha la música de moda en Spotify y que se hace selfies mientras se columpia en su telaraña por las calles de Nueva York, la que descubrirá que «todo gran poder conlleva una gran responsabilidad». Una Gwen Stacy del siglo XXI, muy alejada de la Gwen original que murió en el puente de Brooklyn en el número 121 de «The Amazing Spider-Man«, en junio de 1973.

Esta travesura del guionista Jason Latour, con la excusa de «Edge of Spider-Verse» impulsado por Dan Slott, sirvió para constatar un hecho que Marvel Comics llevaba tiempo introduciendo en sus cómics: el héroe podía ser heroína y el género no incidía ni en sus poderes ni en sus debilidades. El camino hasta aquí tampoco había sido fácil, pues los personajes femeninos siempre había tenido papeles secundarios en los cómics de superhéroes, eran meras comparsas o intereses románticos, amantes y compañeras, y, cuando conseguían una posición más central, tenían que enfrentarse a la hipersexualización o los roles establecidos, la abundancia de estereotipos machistas y los clichés. Pero los vientos han cambiado, y las mujeres han tomado las riendas de su destino. Una ola imparable exige un cambio, pues sobran los motivos para que el mundo deje de girar en la dirección que marcan los hombres. Y la historia de Spider-Gwen daba la vuelta a la tortilla: Gwen Stacy era la heroína y Peter Parker era la víctima.

El segundo número de «Spider-Gwen: Ghost Spider» nos ha devuelto a Gwen Stacy del Multiverso, ha dejado atrás las dimensiones paralelas, hemos terminado con el Spidergedón y nos despedimos por segunda vez de Los Herederos, pero ha regresado con una identidad pública y conocida por todos los habitantes de New York. A lo largo de las páginas de «El año imposible» nos adentraremos en el mundo de una trepamuros adolescente. Si ya es difícil ser un adolescente sin poderes, y también es complicado ejercer de Mujer-Araña, juntar los dos ingredientes en el mismo cazo puede acabar produciendo un guiso de difícil digestión. Y es eso lo que nos proponen Seanan McGuire y Takeshi Miyazawa (sustituyendo a Rosi Kämpe) en este explosivo segundo arco, que evita los viajes entre universos paralelos, los terribles supervillanos, los grandes eventos y cross-overs, las conspiraciones que ponen en riesgo el planeta, las excursiones a la isla-nación de Madripur o las invasiones de alienígenas, demonios o monstruos, y que simplemente se limita a explicarnos como Gwen Stacy intentará equilibrar su vida cotidiana con papá Stacy, las Mary Janes o Harry Osborn con ir saltando de tejado en tejado disfrazada con su capucha blanca. Aventuras radioactivas, un nuevo nombre en clave, y las tribulaciones diarias de hacerse adulta. ¡Y eso no es nada fácil! Menos aún si un hombre lobo azul ronda por la ciudad.

Spider-Gwen es la heroina arácnida con la que el público femenino pueden empatizar, pero no por ello deja de ser menos atractiva para el resto de los lectores, pues este personaje ha introducido códigos actuales y ha dejado al margen ciertas convenciones que, por establecidas, no dejaban de estar caducadas y oler a rancio. El traje, por ejemplo, evita los escotes exagerados y es más práctico que sexualizado. Sus aventuras son entretenidas, el personaje está adaptado a los tiempos que corren (tiene su smartphone, cuenta de Instagram, escucha música en Spotify, sigue las modas sociales,…), y los guionistas le han sabido encontrar ese punto justo de equilibrio entre la aventura y la introspección, entre el héroe y la adolescente.

Spider-Gwen: Ghost Spider #2. El año imposible.
Autores: Takeshi Miyazawa y Seanan McGuire
Colección: 100% Marvel
Edición original: «Spider-Gwen: Ghost-Spider» núms. 5 a 10
Fecha de publicación: Marzo de 2020
ISBN: 9788413343686
Formato: 17x26cm. Tapa blanda. Color
Páginas: 136 pp
Precio: 14,00 euros