La nueva novela de la escritora alemana Cornelia Funke de libros juveniles es “El caballero fantasma“, una historia de acción y aventuras, con su dosis justa y necesaria de poderes paranormales, basada en un personaje real: William Longespee, hijo ilegítimo del rey Enrique II de Inglaterra.

image1El caballero fantasma.
Jon Whitcroft, de 11 años, está triste y en apuros porque lo han enviado a un internado en Salisbury. Nada de allí le gusta: lluvia, muros oscuros, angostos pasillos, rostros extraños y una habitación que tiene que compartir con dos compañeros. Pero Jon está lejos de sospechar que pronto éstas serán sus menores preocupaciones. En su sexta noche en el internado, aparecen de repente tres fantasmas al pie de la ventana de su habitación. Han venido a amenazarlo de muerte porque lleva el mismo apellido que el hombre que los asesinó. Su vida corre peligro y Jon está solo y asustado. Menos mal que está Ella, su única amiga en el internado y que tiene la solución: hay que pedir ayuda a un buen caballero. El problema es que ese caballero murió hace siglos…

Siruela publica en Abril el último trabajo de la escritora Cornelia Funke, responsable de la trilogía “Mundo de Tinta” (“Corazón de Tinta”, “Sangre de Tinta” y “Muerte de Tinta”) que puede presumir de más de trece millones de libros vendidos y de una adaptación cinematográfica, aunque su obra es mucho más extensa: ha escrito más de cuarenta libros, que han sido traducidos a más de treinta idiomas, y varios guiones de televisión.
“El caballero fantasma” es una historia de caballeros fantasmas que se desarrolla en un internado de Salisbury y en su imponente catedral y que está basada en un personaje real: William Longespee, tercer conde de Salisbury e hijo ilegítimo del rey Enrique II de Inglaterra y su protegida, más tarde ama de llaves Ida de Tosny. Y hermanastro de Ricardo Corazón de León. ¿O acaso pensais que la historia de Jon Whitcroft y del caballero fantasma William Longspee es fruto de la imaginación de Cornelia? No, no, para nada. Como todas las buenas historias, también ésta tiene un núcleo verdadero…

En 1225, de camino de regreso a casa, desde Gascuña, William Longspee naufragó frente a la costa bretona.  Fue capaz de alcanzar la isla de Ré. Desfallecido, y sin fuerzas para continuar viaje, encuentra refugio en un monasterio. En casa, lo espera Ela Salisbury, pero desde hace meses debería haber llegado… Comienza a contarse que el conde debió de haber muerto en el mar.  Para Hubert de Burgh la ocasión la pintan calva.
De repente, sin sobreaviso, Longspee se sintió mal… esa misma noche. Pocos días después, el 7 de marzo de 1226, muere. Claro, es posible que sus múltiples heridas, tras el naufragio, le causaran la muerte. Pero… ¿quién quiere creer eso? Quién no cree que haya sido la rata que, tomando por última vez aire en el cráneo del caballero, esa que está en el museo de Salisbury, haya muerto por el mismo veneno que mató a William Longspee?
Tenía que aparecerse. El espíritu de William Longspee tenía que salir de su retrato de piedra para descubrir la solución a ese misterio. Para aclarar el secreto de su muerte. La pesada armadura no haría ruido alguno, nada de claqueteo de mandíbulas, ni de crujidos… Casi flotando llegaría el caballero al moverse por el pasillo central de la catedral. Se quedaría parado junto a la pila bautismal, agacharía la luminosa cara hacia la profunda y oscura superficie del agua. Pero no surgiría reflejo ninguno. Las paredes y techo de la catedral volverían a oscurecerse, a teñirse de negro como lo estarían 220 años antes mientras el caballero avanza por el altar. Como si no existiesen los vidrios de colores, pasaría el viento dando latigazos de lluvia por la iglesia… y Longspee se pararía justamente en el lugar donde, hasta 1791, estuviera su tumba. Con la mano derecha sobre la empuñadura de su espada y señalando hacia el suelo. Nos miraría a los ojos e inclinaría lentamente la cabeza. Y allí donde indicase su dedo, surgiría claramente sobre el suelo de piedra… el cuerpo de una rata muerta.

El caballero fantasma.
Autora: Cornelia Funke (
www.corneliafunke.es)
lustrado por: Friedrich Hechelmann
Traducido por: Carlos Fortea
Colección: Las Tres Edades/Biblioteca Funke num.3
ISBN: 978-84-9841-646-6
Formato: 16x24cm. Cartoné
Páginas: 230
Precio: 19,95 euros

Más información en www.siruela.com