Tenía pendiente la reseña de “Simetrías Rotas” desde que Sportula la publicase allá por abril, y ahora, meses después, puedo hacer justicia a un escritor que merece ser más reseñado y respetado, pero que no lo es porque decide utilizar algo tan peligroso como el humor para escribir sus obras. Sea como fuere Steve Redwood es un autor fetiche al que conviene disfrutar, y “Simetrías Rotas es otro gran libro suyo.

"Simetrías rotas" (Steve Redwood, Sportula)Simetrías rotas

Steve Redwood
Antología, ciencia ficción, fantasía
Ilustración de cubierta: Sandra Sue
Diseño de cubierta: Sportula
ISBN ebook: 9788494103551
Primera edición, Abril, 2013
ISBN impreso: 9788494103544
296 págs.
3,50 €
Rústica con solapas
15x22cm
296 pgs.
14,00€

De la tragedia y el horror a lo surreal, pasando por la comicidad demoledora, estos relatos de Steve Redwood construyen, con su constante cambio de estilo, punto de vista y atmósfera, una recopilación cuya principal constante, además de una mirada incisiva y lúcida, es la variedad.

Doctores que se ven obligados a sacrificar a sus propios pacientes, sacerdotes infectados por un agujero negro, pedófilos que buscan la salvación espiritual en una criatura no humana en medio de una siniestra granja francesa, la verdadera historia de Highlander, criaturas poderosas atrapadas en la vastedad patagónica con sólo una fuente de sustento, billonarios que se convierten en su propia última voluntad y testamento, los últimos humanos sobre la Tierra cometiendo un error irreparable, gladiadores de la tercera edad en una plaza de toros española, monstruos buscando venganza sobre la diosa que los deformó, Esperanza Anguila enfrentándose a la justicia poética…

Conocí a Steve redwood gracias a la estupenda ¿Conoces a Cleopatra? y desde entonces he sido un fiel seguidor de su trabajo, tras Pescador de demonios me llegó la oportunidad de disfrutar con su antología Los pingüinos también se ahogan y, ahora, este Simetrías Rotas, otra recopilación de cuentos en los que este alocado escritor vuelve a demostrar su talento con cada relato… y su vagancia a la hora de escribir, en todos estos años, con el adecuado instrumental debería haber escrito cuatro libros más en vez de estar persiguiendo a sus fans como cierta mofeta de los dibujos animados… pero divago, casi como cierto escritor loco que yo me sé…

Sé que siempre que hablo de Steve me rebajo a su nivel me dejo llevar por el humor, pero es que es difícil de explicar porqué me gusta tanto su obra, y es que si te gusta el sentido del humor de los Monthy Pyton y el de Terry Pratchett está muy claro, amaras a Steve Redwood, y si eres una hermosa mujer, no te preocupes, él te perseguirá para que lo ames.

Pero hablando ya de Simetrías Rotas (lo dicho anteriormente se aplica a toda su obra) podemos ver como juega a la perfección con el humor, su humor británico, tan ácido y corrosivo, pero tan apropiado, curiosamente, como para tratar temas tan duros como la eutanasia o la religión cristiana. Una mezcla perfecta, que se introduce brillantemente en lo más profundo de tu cerebro, y ya no hay vuelta atrás, Steve Redwood te atrapa irremisiblemente, un brillante escritor al que merece la pena conocer a través de las redes sociales porque él mismo es su mejor personaje. Y que conste que no digo esto porque me propusiese matrimonio tras mi reseña de su genial ¿Quién engañó a Cleopatra? ¡Soy un reseñador decente!

Sus textos son tan inspiradores que acabas por intentar ser tan gracioso como Steve… con los tristes resultados que podéis leer aquí.. Eso sí, él sí sabe utilizar bien el humor, sus cuentos son furiosas críticas disfrazadas de humor, con lo que puede conseguir que llores ante la injusticia, rías… o ambas cosas

Steve Redwood nos demuestra que a través de la ironía y la ambientación de la ciencia-ficción haya espacio para una crítica social mordaz y contundente. A ver si más autores se van animando a ello… Me gustaría definir Simetrías Rotas como una irresistible mezcla entre el humor español, el británico y la locura de Steve.

Sobre la edición de Sportula es más que correcta en lo físico, pero varios errores en la corrección de textos, no muchos, pero sí los suficientes, empañan un tanto el resultado final. Es culpa del autor, su prosa nubla la mente…

Eso sí, hay que felicitar a Sportula, cuadragesimonoveno libro de la editorial, ¡Casi nada!

En definitiva, y por si no ha quedado claro, Simetrías Rotas (y cualquier libro de Steve) es una delicatessen que no podéis saltaros, vuestro cerebro os lo agradecerá… creo 😉

Ah, una cosa más, este es uno de esos libros en los que merece la pena leer la biografía del autor, el prólogo… cualquier línea que podáis encontrar en el libro merecerá la pena.