Beascoa nos vuelve a sorprender con «Siempre, siempre te querré«, un cuento que sale y va directo al corazón, y nos deleita con otro cuento infantil, donde ya empieza a ser una editorial especialista en esta franja de edad.

Siempre, siempre te querré
Autor (es): Hoda Kotb, Suzie Mason
Sello: BEASCOA
Páginas: 48
ISBN: 9788448852740
Temáticas: Infantil
Edad recomendada: A partir de 4 años
Precio con IVA: 14.95 €

En el universo estabas tú y estaba yo, esperando el día en que nuestras estrellas se encontraran.

¡Una preciosa y poética historia sobre el amor de una madre por su hijo!

Inspirada en la experiencia personal de la autora al adoptar a su hija cuando era un bebé, Siempre, siempre te querré es una proclamación vivaz del amor que siente una madre hacia su hijo. A través de las preciosas ilustraciones de Suzie Mason, un texto lírico y múltiples alusiones a la naturaleza, una madre le cuenta a su hijo hasta dónde llega su amor por él.

Grandes y pequeños querrán disfrutar, una y otra vez, de las páginas de este libro, porque no existe un amor más profundo y sincero que el de una madre y un padre por sus hijos.

Siempre, siempre te querré es un cuento muy sencillo y tierno, con una frase en cada página y con unas ilustraciones preciosas que van de la mano y tanto dicen las palabras como las imágenes.

Es un canto al amor más sincero y real, el amor que tiene una madre hacia su hijo sin ni siquiera aún nacido.

Si has pasado por la experiencia, yo realmente hace bien poco, mientras vas pasando las hojas, te va entrando un cosquilleo que no sabes muy bien cómo explicarlo y cuando las estrellas se unen, la emoción te llena. Porque el amor de una madre a un hijo es tal cual cómo se explica, desde antes que se genere.

En esta ocasión, no sólo podría ser mi propia experiencia sino que también es una historia personal de la autora cuando adopta a su hija siendo bebe, es decir, este amor no sólo surge cuando el hijo pasa por tu vientre sino cuando decides tener un hijo y no tiene porque ser natural, ya en ese pensamiento existe un amor inexplicable.

La ilustradora de Siempre, siempre te querré, centra este amor, en la naturaleza y en muchos seres que la habitan con dibujos dulces y amables que puedes dedicarles el tiempo necesario para conocerlos e interiorizarlos con una sonrisa en la boca y en el alma.