Tenemos un nuevo título del MillarWorld: Sharkey Cazarrecompensas, un trabajo firmado por Mark Millar y Simone Bianchi ambientado en el espacio y en una carrera por lograr una astronómica recompensa.

SharkeySharkey Cazarrecompensas
Original USA: Sharkey The Bounty Hunter
Guión: Mark Millar
Dibujo: Simone Bianchi
Color: Simone Bianchi
Color, 18 X 27,5 cm, 168 páginas
Tomo en tapa dura
ISBN: 9788413344119
Precio: € 18,00

Te presentamos a Sharkey, un cazarrecompensas de clase obrera que rastrea criminales a lo largo de toda la galaxia a bordo de un camión de helados propulsado por cohetes. Ayudado e impulsado por su ayudante de diez años, ahora busca la mayor recompensa de su carrera.

SharkeyEl MillarWorld continua adelante con una nueva miniserie dedicada a Sharkey, un cazarrecompensas espacial que si bien formó parte de un cuerpo de marines espaciales respetados por su integridad y capacidad, ahora anda arruinado, dando bandazos por la galaxia y capturando a criminales por los que cobra una auténtica miseria. Además es calvo y su nave espacial es un cutre camión de helados. Pero su suerte está por cambiar ya que se le ha encargado capturar a una poderosa terrorista que ha sembrado el caos en distintos sectores y asesinado a una docena de dirigentes mundiales.

Aunque, claro, la suerte de Sharkey nunca ha sido demasiado buena, porque por todos es conocida su capacidad casi mágica de rastreo lo que le convertirá a él en otro objetivo ya que el resto de cazarrecompensas, y hay un par de equipos muy interesados en él y en la astronómica recompensa ofrecida por la captura de Edra Deering, una anciana de armas tomar, aunque nuestro protagonista tendrá la ayuda de un pequeño niño de 10 años, Extra-Billy, que demostrará ser algo más que útil.

SharkeyNo podemos negar que Mark Millar se debe estar haciendo de oro, preparando películas y series de televisión para Netflix, y que no os engañen, Sharkey Cazarrecompensas ya está prevista como película para la plataforma de streaming  desde hace un par de años, así que habrá que esperar poco más (espero). El caso es que aquí Millar sigue a lo suyo, un personaje molón, con traumas del pasado, que se dedica a su trabajo única y exclusivamente mientras intenta olvidar el pasado y acabar de pagar las deudas de juego que atesora y elude toda responsabilidad. Un antihéroe de libro al que se saca partido casi de forma automática y que, desde el principio, sabes que va a triunfar. En esta ocasión ni siquiera contamos con el “giro Millar” que cambia por completo la perspectiva del lector (aún con los dos intentos de giros que hace en las últimas páginas).

El trabajo de Simone Bianchi es realmente espectacular, con unos grandes diseños de personajes, de ambientaciones y de naves espaciales, incluso diseño del propio Sharkey, que recuerda poderosamente al fallecido Lemmy Kilmister de Motorhead, es un trabajazo, pero lo cierto es que el color, del que se encarga el propio Bianchi, es, en algunas ocasiones, demasiado oscuro, restando visibilidad a personajes y acción. Que eso no nos frene para disfrutar de su trabajo, es lo que tiene que tu personaje principal sea morado y el secundario verde, eso lleva a que cuando se “bajan las luces” en las viñetas… los medio cegatos como yo tengamos problemas para seguir la acción.

En cuanto a la edición de Panini poco se puede comentar, es ese formato que ya se ha hecho conocido para los títulos de MillarWorld, a saber, cartoné, papel de calidad y un precio un poco más elevado.

En definitiva, aunque Sharkey Cazarrecompensas es una mini emocionante, cañera e incluso entrañable de Mark Millar se esperaba algo más, no estamos ante un título fallido, pero esperaba más de él.