Aleta se ha decidido a editar la serie regular de Joe Casey más polémica de los últimos tiempos, «Sex: Un verano largo y duro«, en la que veremos cómo afronta Bruce Wayne Simon Cooke el dejar atrás su identidad como Batman El Santo buscando algo que le motive y de sentido a su vida como “persona normal”. Un cómic muy interesante con un grandísimo Piotr Kowalski. Como dijo su editor español “el mejor cómic de Batman en el que NO sale Batman”.

https://www.via-news.es/images/stories/comic/aleta/sex01.jpgSex #1: Libro uno – Un verano largo y duro
Edición original: Sex Vol. 01 USA
Fecha de edición: abril de 2014
Guión: Joe Casey
Dibujo: Piotr Kowalski
Color: Brad Simpson
Formato: Libro rústica, 192 pág. a color
Preview
17,95€

Simon Cooke ha regresado a la ciudad que juró proteger… sin embargo, ha abandonado definitivamente su personal «estilo de vida» alternativo… y debe encontrar algo con qué reemplazarlo.

Ahora es un ciudadano más… ¿o no lo es? Represión en estado puro…
…porque hay un mundo peligroso ahí fuera, esperando ser disfrutado… ¡si es lo bastante hombre para hacerlo!

No suelo ser un gran fan de Joe Casey, no me acaba de convencer que en todas sus historias, en algún momento determinado, se le vaya la olla cosa mala, y me  pierda. Sin embargo nadie puede dudar de la originalidad de sus guiones y de que sabe cómo engancharte a una historia. Con esto en mente, y por el contagioso entusiasmo con el que Joseba Basalo hablaba de Sex, me decidí a darle “un tiento” y la verdad es que he terminado la lectura muy satisfecho y con ganas de leer lo que sucederá en los siguientes arcos argumentales.

Este primer volumen nos ofrece una escena vista cientos de veces en las series del Detective, el regreso de Bruce Wayne Simon Cooke a Gotham City Saturn City dispuesto a marcar la ciudad a fuego encontrar su camino y un propósito para su vida fuera de las Industrias Wayne Cooke. En estos primeros números vemos como Simon (prometo dejar de hacer lo de Bruce Wayne) se encuentra perdido mientras intenta mantener la promesa que le hizo a su mentora de dejar de actuar como el Santo mientras busca algo que le satisfaga realmente. Es una propuesta muy interesante y es obvio que cualquier guionista cuerdo optaría por investigar la opción del sexo (ya que cualquier ser humano investigaría esa opción, ¡repetidamente!), ya que si nuestro personaje principal apenas ha besado a un par de mujeres en momentos puntuales de gran pasión y ha vivido una vida de monje (y no ha vivido otra vida que la de un vigilante) seguramente se morirá de ganas de explorar todas las facetas que el sexo puede ofrecerle… a pesar de que sus principios, inicialmente, se opongan a ello.

https://www.via-news.es/images/stories/comic/aleta/sex02.jpgEn Estados Unidos se vive una curiosa censura, hemos visto escenas realmente violentas, asquerosas, de esas que no puedes borrar de tu memoria, pero a la hora del sexo… puritanismo total. Se agradece pues que Joe Casey se decida a ventilar un poco la buhardilla de la vergüenza de la industria y que lo haga con una historia con sentido, profundidad e interés en la que se explora lo que le sucede a un personaje que ha vivido reprimido, en muchos sentidos, a lo largo de su etapa como superhéroe en un mundo en el que el fetichismo está a la orden del día. ¡Es normal que una vez fuera de ese mundo explore las posibilidades que se ha negado hasta la fecha! Eso sí, hay que reconocer que la mayoría de escenas de sexo no son gratuitas, como se podría pensar, sino que están muy bien hiladas y suelen tener una fuerte justificación argumental y narrativa.

Por cierto, si hay un personaje que enamora en este primer volumen ese es, sin dudas, el de Shadow Lynx, némesis romántica de Simon y un personaje que dará mucho juego.

Pero no sería justo no mencionar el excelente trabajo de Piotr Kowalski, y es que Sex cuenta con un gran dibujante que yo desconocía (salvo por Robocop: The Human Element la verdad es que no me sonaba de nada, y eso que ha trabajado para Marvel y Boom! aunque venga del mercado europeo), un tipo capaz de realizar unos diseños (de la ciudad, de los personajes, etc) absolutamente impresionantes y que se desenvuelve con soltura en las escenas sexuales y en la narrativa, todo un grandísimo acierto que complementa a la perfección los guiones de Casey. Todo un descubrimiento de dibujante, me extraña muchísimo que no se lo hayan “apropiado” alguna de las Grandes.

La edición española, de la mano de Aleta, es impecable, y no sólo eso, lo cierto es que 8 grapas (192 páginas) por 18 euros me parece un precio muy ajustado, pero si a eso le sumas que este precio lo está poniendo una pequeña editorial para un cómic de tanta calidad… Habría que ir pensando en darle a Aleta el premio a la editorial del año de una vez. Eso sí, yo hubiese seleccionado esta otra portada.

Pocas veces tengo tan pocos problemas para recomendar un cómic, precio, dibujo espectacular y un guión polémico e interesante. Es un cómic que cualquier lector de cómics que busque material transgresor sabrá apreciar, yo, desde luego, lo he hecho. Estoy deseando leer el siguiente volumen.