Nos vamos acercando al final de la serie, los acontecimientos comienzan a fraguarse en este Vidas Breves, y tanto Neil Gaiman y como Jill Thompson dan la talla con un precioso volumen. Sandman comienza su final, y lo hace por todo lo grande.

 

Sandman #07: Vidas Breves 
Edición original: Fear of Falling (Vertigo Preview núm. 1 USA), Sandman núms. 29 a 31, 38 y 39 USA, Sandman Special núm. 1 USA, y Sandman núms. 40 y 50 USA
Fecha de edición: abril de 2014
Guión: Neil Gaiman
Dibujo: Jill Thompson
Color: Daniel Vozzo, Steve Oliff
Formato: Libro cartoné, 256 págs. a color
17,95€

Vidas Breves es un arco argumental de nueve números, describiendo a la vez el viaje de dos de los eternos para encontrar a su hermano pródigo, y las vidas y personalidades de varios personajes inmortales del universo de Sandman. Aquí se sigue en parte un hilo dejado suelto en Un juego de ti, en el cual Morfeo conoce a una pareja, que en este tomo lo abandona, y es la excusa para ponerse en movimiento.

La historia comienza con una introducción al universo de Sandman, en el cual se menciona que hay muy pocos ancianos en el mundo, gente que incluso estuvo antes de que la tierra se enfriara, y luego comienza in media res con un fragmento de la rutina del abogado Danny Capax, quien muere en el episodio. Luego, el foco de la narración se traslada hacia el sueño, donde el lector no sabe la identidad de la mujer con la cual Morfeo estuvo, ni sabemos tampoco cuándo la conoció, sólo vemos a Morfeo parado bajo la lluvia, y a varios personajes del Sueño quejarse y opinar acerca de los eventos pasados, en los cuales no se entra en detalles. La historia se moverá entre diferentes personajes, relacionados de alguna manera con los hermanos y su búsqueda.
[Resumen extraído de la Wikipedia]

Desde casi el comienzo de Sandman  supimos que había un Eterno desaparecido, uno del que, poco a poco, íbamos sabiendo más y más con el discurrir de los números y, por fin vamos a conocerlo en un volumen que recopila la búsqueda que emprenden Sueño y Desesperación en pos del hermano perdido 300 años atrás. No es una búsqueda que se deba emprender a la ligera, y aunque para Sueño comienza como una forma de sanar su corazón roto, poco a poco irá comprendiendo que la muerte ronda a todos aquellos que saben algo sobre el posible paradero de Destrucción

En Vidas Breves tenemos un único hilo argumental que no os dejará indiferentes, olvidaos del volumen anterior, Fábulas y reflejos, y sus distintas historias, aquí toca conocer a Destrucción (que, por cierto, me cae genial) y encontrarlo al precio que sea.

Vidas Breves resulta en un angustioso relato que nos va conduciendo, poco a poco, a un desenlace angustioso que extenderá sus raíces en los siguientes números, pero que no os dejará impasibles, y no sólo por el destino de Orfeo, sino porque estamos ante un volumen en el que Neil Gaiman demostró su grandísima calidad como guionista y contador de historias, logrando que un alocado personaje como Desesperación nos resulte tan humano y que ésta sea capaz de alcanzar, más aún, el corazón de su hermano Morfeo. Es uno de esos tomos que te dejan dudando si releer los anteriores o pasar a devorar los siguientes.

Por cierto, que se agradece que Jill Thompson se ocupe de dibujar todos estos números porque es una muy buena dibujante que sabe captar lo que Gaiman planeaba y no confundirnos con un dibujo excesivamente alocado, mantiene perfectamente el “estilo Vertigo” y, a la vez, facilita la narración.

Este volumen fue retirado de la venta por ECC al haber cometido un error, la imprenta, con el lomo, lo que hubiese estropeado la imagen de Morfeo que se forma con la superposición de todos los tomos, un detalle, pero una buena decisión.

Una vez más, Sandman es una de las mejores series adultas de fantasía de todos los tiempos, si no me equivoco ya son ocho las distintas ediciones que se han publicado en España y no haberlo leído es, de verdad, un pecado.