Recuperamos de la vieja Vianews un reseña que no puede faltar en nuestro histórico, la adptación al cine del famoso cómic de Alan Moore, protagonizada por Natalie Portman y Hugo Weaving.

 

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/vdevendetta.jpgV DE VENDETTA
Países: USA, Reino Unido y Alemania.
Duración: 132 min.
Género: Acción, drama, thriller.
Interpretación: Natalie Portman (Evey), Hugo Weaving (V), Stephen Rea (Finch), Stephen Fry (Deitrich), John Hurt (Adam Sutler), Tim Pigott-Smith (Creedy), Rupert Graves (Dominic), Roger Allam (Lewis Prothero), Ben Miles (Dascomb), Valerie Berry (Bane), Sinead Cusack (Delia Surridge), Nathasha Wightman (Valerie), John Standing (Lilliman).
Guión: Los Hermanos Wachowski; basado en la novela gráfica creada por Alan Moore y David Lloyd.
Producción: Joel Silver, Grant Hill, Andy Wachowski y Larry Wachowski.
Música: Dario Marianelli.
Fotografía: Adrian Biddle.
Montaje: Martin Walsh.
Diseño de producción: Owen Paterson.
Dirección artística: Marco Bittner Rosser, Sarah Horton y Sebastian T. Krawinkel.
Vestuario: Sammy Sheldon.
Estreno en Reino Unido: 17 Marzo 2006.
Estreno en España: 7 Abril 2006.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

Cada vez que nos plantamos ante la adaptación de un libro muy querido o muy destacado pasa lo mismo…..nos dedicamos a sacar punta a si es mejor o peor la película  en cuestión. Creo que hay en ello un afán por resguardar la buena impresión inicial que nos causó la obra original, por defender  la integridad de la obra inicial y las sensaciones que nos produjo (si no nos gusta la obra original ya no surge este deseo y nos importa más bien poco cuáles sean los resultados de la adaptación). En el caso de “V de Vendetta” pesa mucho el hecho de que es un grandioso cómic que deberíais leer si no lo habéis hecho. Si lo habéis hecho sabréis a que me refiero cuando digo que vas a ver la película con cierto escepticismo y convencido de que difícilmente será mejor.

En cuanto a adaptaciones que se esperaban con recelo uno de los casos recientes más claros fue la adaptación de “El señor de los anillos” por parte de Peter Jackson y hace unos años recuerdo que pasó lo mismo con “El nombre de la rosa”, novela de Umberto Eco. Al final lo que ocurrió en ambos casos es que las películas estaban tan bien que todos aquellos que se encontraban al acecho para sacar la lengua a pasear y vapulear con críticas furibundas se tuvieron que callar ante lo evidente, que eran magníficas películas, aunque no respetaran al milímetro las obras en que estaban basadas (me pregunto ¿alguien querría una adaptación milimétrica? espero que no) y, sin embargo, en estos y en cualquier otro ejemplo que pongamos, nada que ver tiene la literatura o la expresión escrita con el cine o la imagen, porque son cosas completamente diferentes.

Con este punto de partida hay que acercarse a “V de vendetta” y a cualquier adaptación que veamos en el cine y a partir de esa idea os diré que una película debe ser valorada por sí misma, que no debéis juzgarla en comparación con el libro o en este caso con el cómic en el que se basa porque es injusto que así se haga para ambos. Aunque similares y basadas en la imagen, las técnicas empleadas son diferentes. Es diferente por ejemplo la técnica por la que se crea suspense en un cómic y la que se emplea en una película y el ritmo narrativo también es distinto. Propongo que nos olvidemos del cómic de Alan Moore y David Lloyd para valorar esta película; aunque, en cualquier caso, creo que no está nada mal como adaptación.

Como mínimo “V de Vendetta” sorprende en el panorama del cine actual porque no te la esperas tal y como está presentada y resuelta. Es una película que apuesta por el contenido más que por espectáculo (la verdad es que sería absurdo prescindir de él dado que lo que está detrás de la historia que cuenta tiene mucha “miga”), que se detiene lo preciso para explorar el pasado de los personajes y sus motivaciones, que no renuncia a “entrar por lo ojos” pero que se basa sobretodo en diálogos y que da palos en sitios que duelen a nuestra sociedad, aunque sea veladamente a través de un regimen totalitario inventado, que no es real, pero que podría serlo porque la acción transcurre en Gran Bretaña. Es decir, es una película valiente y hecha para el gran público, pero no a cualquier precio. No es la típica película de estudio en la que todo vale con tal de gustar. Es una película que asume ciertos riesgos y que lo hace en pos del respeto a una idea argumental que pretende comunicar de la forma visualmente más atractiva para el público. ¡¡¡Chapeau en este sentido por los hermanos Wachowski, que están detrás del proyecto como productores y guionistas!!!! (“Matrix” no podía ser una casualidad pese a quien pese).

Lo mejor de la película, a parte de su propio argumento, atractivo desde el principio para el espectador por la suerte de suspense que siempre acompaña al desarrollo de los acontecimientos, me parece lo que da de sí para pensar. Te hace plantearte muchas cosas sobre la sociedad y la política, sobre lo que es justo y no es lo es, sobre la justicia y su aplicación, sobre si son lícitos tanto el fascismo como la anarquía (particularmente llegué hace mucho tiempo a la conclusión de que ambos son negativos, como todos los extremismos), sobre lo que realmente es importante en nuestras vidas……Todo esto es atribuible a Alan Moore desde el mismo cómic, pero la película lo transmite perfectamente, es decir, puedes hacerte las mismas preguntas y te invita igualmente a la refelxión (algo que a mucha gente puede venirle muy bien y en eso el cine es un medio magnífico para concienciar).

Por otro lado destaca un exquisito cuidado técnico y visual que hace que la película te sorprenda, te mantenga pegado a la butaca queriendo ver más y más y eso que en algunos momentos lo único que ves son un rostro (el de Natalie Portman) y una máscara (la de V). Además yo os aconsejaría que la vieráis en versión original porque en caso contrario os perderéis la fabulosa, subyugante e hipnótica voz de Hugo Weaving (Elrond en SDLA y el agente Smith en “Matrix”) y una frase que es clave en la película y que ignoro cómo han traducido…”Remember remember, the fifth of november”….pero que seguro que no logra el mismo efecto). Ambos están espléndidos en sus papeles uno con la dicción y Natalie Portman desarrollando un personaje que pasa por todos los estados de ánimo trasmitiendo en cada uno de ellos a la perfección la emoción precisa y logrando que la película tenga una intensidad emotiva que pocas veces hemos vivido últimamente en un cine. Gracias a ello los personajes te llegan, los haces tuyos. Para eso no sólo basta un buen guión, sino también unos buenos actores y una buena dirección.

E inesperadamente no hay excesos de ningún tipo, ni en el montaje, ni en las escenas de acción. Sí hay un marcado deseo por conseguir espectacularidad visual (esencialmente en las escenas más violentas de V) pero no se somete el acabado de la película a ello y sólo aparece esa espectacularidad donde es preciso que lo haga, sirviendo al argumento y a la historia de la mejor manera posible. Eso permite que la película no esté sobrecaragada visualmente y logra un equilibrio entre lo que cuenta y el como lo cuenta que la hacen una de las propuestas más interesantes del cine en estos momentos. Personalmente me parece más espectacular cómo el personaje de Natalie Portman convence al de Stephen Rea o como V cumple con su promesa que cualquier imagen de acción que aparezca y eso es así porque está bien desarrollada, bien planteada y transmite bien lo que quiere contar.

Una película que merece muy mucho la pena y como avisaba al principio de la reseña…….hay un dato significativo….aquellos que veían el cómic como una obra de culto y afilaban los cuchillos para despedazar la película a la mínima, están rindiéndose a ella, a pesar de que, en efecto, hay cambios sustanciales respecto al cómic.