La cuarta entrega de la saga de vampiros y hombres-lobo «Underworld» recupera a su protagonista femenina, Kate Beckinsale que, tras encabezar las primeras dos películas como la guerrera chupasangre Selene, no apareció en la tercera. ¿Causa y efecto? «Underworld: el Despertar» encabezó el box-office en los Estados Unidos durante el fin de semana de su estreno.

La actriz británica Kate Beckinsale («Van Helsing», «Pearl Harbor», «Click», «El aviador», «La tabla de Flandes», «Serendipity», «Whiteout»,…) regresa a «Underworld» y parece que la saga de acción de los vampiros y los hombres-lobo recupera la vitalidad perdida, si hacemos caso a los primeros datos de las taquillas en los Estados Unidos y Canadá. Y ahora en formato 3D.
«Underworld: el Despertar», la cuarta entrega de la saga tras «Underworld» (2003), «Underworld: Evolution» (2006) y «Underworld: The Rise of the Lycans» (2009), está dirigida por los semidesconocidos directores suecos Björn Stein y Mans Marlind («Storm» y «Shelter»), con guión de John Havlin (de la serie de televisión «The Shield») y depurado (una forma suave de decir «reescrito») por Len Wiseman, Allison Burnett y J. Michael Straczynski, una figura respetada en el mundo de la televisión («Babylon 5») y los cómics («Spiderman»), con alguna y puntual incursión en el mundo del cine («El intercambio», «Ninja Assassin», «Thor», la próxima «Guerra Mundial Z»,…).
¿Y cómo recuperar a un personaje que había desaparecido en la tercera película de la serie? Un recurso simple y algo tópico: un largo sueño. Han pasado quince años desde que la legendaria guerrera vampira Selene y su amante Michael, híbrido entre humano y licántropo, derrotaran al Vampiro Mayor Marcus. En esos años la humanidad ha descubierto la existencia tanto del clan de los vampiros como del de los licántropos y se ha lanzado a una lucha encarnizada para erradicar ambas especies. Selene, capturada durante el genocidio, se despierta después de más de una década y se da cuenta de que se encuentra cautiva en un laboratorio herméticamente cerrado en Antigen, una poderosa corporación biotecnológica que se dedica a desarrollar la vacuna en contra de los virus que han creado a vampiros y licántropos.
Selene se siente destrozada cuando descubre que Michael está muerto, pero su dolor es eclipsado por el descubrimiento de que mientras se hallaba en estado de criogenización ha dado a luz a la hija de ambos, Eve. Mientras busca asilo para ella y su hija, Selene se encuentra con que el mundo en el que su raza se alzara orgullosa ya no existe y que su gente ha sido perseguida hasta el borde de la extinción y que los pocos supervivientes se ocultan bajo tierra.
Rechazada por los clanes que aún quedan, Selene se enlista para apoyar a un joven vampiro, David, quien se une a ella en su sangrienta venganza contra Antigen, donde oscuras fuerzas conspiran para destruirla tanto a ella como a su hija. Con sus tradicionales enemigos, los licántropos, otra vez en ascenso, incluso Selene parece no tener el poder suficiente para hacer frente a su más poderoso oponente en toda la historia de Underworld: un super licántropo alterado genéticamente.
Además de Beckinsale, el elenco de «Underworld: el Despertar» («Underworld: Awakening») también cuenta con Stephen Rea, Michael Ealy, Theo James, India Eisley, Sandrine Holt, Charles Dance, Adam Greydon Reid, Kris Holden-Ried, Catlin Adams, Jacob Blair, Robert Lawrenson, Lee Majdoub, John Innes, Tyler McClendon, Panou, Ian Rozylo, Benita Ha, Christian Tessier, Kurt Max Runte, Mark Gibbon, Richard Cetrone y Dan Payne, entre otros.
Una cuarta «Underworld» más violenta y agresiva y, por su bien, menos pendiente de la mitología de la saga que en otras entregas. (www.underworld4.es)

{youtube}fKptjkXFLK0{/youtube}