Tras las reseñas de los dos primeros volúmenes de “Sandman” llega el momento de encarar la reseña de la tercera entrega, titulada “País de sueños“. Una delicia en la que vemos despegar el trabajo de Neil Gaiman a niveles estratosféricos.

https://www.via-news.es/images/stories/comic/ecc/sandman_num3.pngSandman #3: País de sueños
Edición original: The Sandman núms. 17-20 USA
Guión: Neil Gaiman
Dibujo: Kelley Jones, Charles Vess, Colleen Doran, Malcolm Jones III
Formato: Libro cartoné, 160 págs. a color
17,95€

Continúa la maravillosa saga onírica de Neil Gaiman. En este volumen conoceremos mejor el Reino de Morfeo, el mágico País de Sueños, a través de una serie de maravillosos relatos que incluyen El sueño de una noche de verano, ilustrado por Charles Vess y valedor un premio World Fantasy.

Sandman es con razón la colección de cómics más aplaudida y premiada de los años noventa. Esta epopeya soberbia y muy melancólica cuenta con el elegante guion de Neil Gaiman y los dibujos de un elenco de artistas que se van alternando y que se encuentran entre los más solicitados de la actualidad. Es una rica combinación de mitos modernos y fantasía oscura donde la ficción contemporánea, el drama histórico y la leyenda se entrelazan a la perfección. La saga de Sandman comprende una sucesión de relatos únicos en la literatura gráfica y narra una historia que jamás olvidaréis.

Estoy disfrutando muchísimo con la relectura de Sandman en la edición de ECC, habían pasado unos añitos e iba tocando repasar el mundo de los Sueños imaginado por Neil Gaiman, así que tras las gratas relecturas de Sandman #1: Preludios y Nocturnos (https://via-news.es/index.php/es/resenas-comic/10484-sandman-num-01-preludios-y-nocturnos-neil-gaiman-sam-kieth-y-otros-ecc-ediciones) y Sandman #2: La casa de muñecas (https://via-news.es/index.php/es/resenas-comic/10489-sandman-2-la-casa-de-munecas) le llegó el momento a la tercera entrega, de diez, País de Sueños, un volumen en el que Gaiman continúa expandiendo el universo de Sandman. Se nota que está confiando porque incluso nos regala un autohomoenaje como la historia de Caliope en la que vemos a un escritor desesperado por superar su bloque y que se hace con una musa para triunfar en su carrera. Asistimos a un derroche de ideas en ese mismo número y, también, a pura justicia poética. Eso sí, personalmente diré que, de este volumen, me quedo con El Sueño de mil gatos, seguramente ya habré comentado alguna vez que tengo un par de gatas, así que relatos como este… me emocionan… y este es especialmente interesante. Eso sí, Gaiman dio un paso de gigante con el que seguramente sea uno de los mejores tebeos de la serie: El Sueño de una noche de verano, una versión de la primera interpretación de la obra de William Shakespeare, que, además, se convirtió merecidamente en el ganador del World Fantasy Award. El único que tebeo ganador de este premio (honor al que ningún otro podrá aspirar ya que se cambiaron las normas para que un arte “menor” no volviese a derrotar a los libros, sí, estoy siendo sarcástico). Este volumen lo cierra la historia Fachada, un acercamiento al género de los superhéroes totalmente distinto al que estamos acostumbrados, un tebeo intimista muy bien escrito, aunque seguramente sea de lo menos interesante del volumen, y eso a pesar de que la aparición de Muerte resulte genial.

El tomo se cierra con una edición anotada del guión de El Sueño de noche de verano, personalmente no es que sea un apasionado ese tipo de añadidos pero esta vez la historia se lo merece.

No creo que sea necesario regalar más halagos a Neil Gaiman, estamos ante su obra cumbre, el cómic que muchos autores quisieran escribir y que muchos sueñan con poder vender a alguna de las Dos Grandes. Es un tebeo magnífico al que sólo suelo encontrar el “pero” de que no disfruto en exceso con el estilo del dibujo, eso sí, con dos autores como Kelley Jones y Charles Vess me cuesta un “poco” ponerle algún pero al apartado gráfico de Sandman #3. País de Sueños, porque… han pasado varios días desde que lo leí y os puedo asegurar que no me dolerían prendas en volverlo a leer.

Sobre la edición, poco puedo decir que no haya dicho ya antes, me encanta y estoy seguro de que cuando tenga los 10 volúmenes va a quedar genial en las estanterías. Es una edición muy mimada que, a buen seguro, os encantaría.

En definitiva, sigo encantado con esta relectura y con esta edición, no voy a dejar de recomendar su adquisición, lectura y disfrute porque es de lo mejorcito que podéis ver.