Recuperamos la reseña que hicimos cuando allá por el 2002, parece mentira pero ya han pasado siete años, se estrenó “Minority Report” de Steven Spielberg, protagonizada por Tom Cruise y Colin Farrell.

 

https://www.via-news.es/images/stories/cine/Resenyas/minority.jpgPaís: USA.
Año: 2002.
Duración: 145 min.
Interpretación: Tom Cruise (Detective John Anderton), Colin Farrell (Danny Witwer), Max von Sydow (Director Lamar Burgess), Samantha Morton (Agatha), Steve Harris (Jad), Neal McDonough (Oficial Gordon ‘Fletch’ Fletcher), Patrick Kilpatrick (Oficial Jeff Knott), Jessica Capshaw (Evanna), Mike Binder (Leo Crow).
Guión: Scott Frank y Jon Cohen; basado en un relato de Philip K. Dick.
Producción: Jan De Bont, Bonnie Curtis, Gerald R. Molen y Walter F. Parkes.
Música: John Williams.
Fotografía: Janusz Kaminski.
Montaje: Michael Kahn.
Diseño de producción: Alex McDowell.
Dirección artística: Ramsey Avery, Leslie McDonald y Seth Reed.
Vestuario: Deborah Lynn Scott.
Estreno en España: 4 Octubre 2002.
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

Llevo varios días dándole vueltas a la película y la razón es porque me extraña que esté provocando tantas adhesiones incondicionales como rechazos. En los foros de cine algunos dicen que Spielberg ya no es el que era y se comenta que la película es flojita (algo muy parecido a lo que ocurre con “Señales” que también me parece una película francamente interesante y sin embargo está recibiendo bastantes palos). Adelanto que a mí “Minority report” me ha gustado bastante.

Creo que el gran problema de Spielberg últimamente es el propio Spielberg. Me explico: él siempre ha hecho películas pensando en el público y en eso yo lo equipararía a Alfred Hitchcock, que como director actuaba igual. En realidad si somos coherentes ¿para qué se hacen películas? ¿Acaso no se hacen para llenar salas de cine? De vez en cuando surgen directores como los dos nombrados que por su talento, por su inquietud artística convierten sus películas en grandes obras como lo son “La lista de Schindler” o “Psicosis” (por poner sólo dos ejemplos). Ocurre que Steven Spielberg ha cambiado su punto de partida, me parece a mí. Sigue haciendo películas por y para todos; pero no acepta un proyecto si no se acomoda a algo que él quiera contar y que le permita experimentar (¿Sabíais que le habían ofrecido hacer “Spiderman” y “Harry Potter” y se negó porque eran dos historias que no constituían retos para él?)

Personalmente noto un cambio notable en sus últimas películas. Tanto “A. I.” como “Minority report” resultan extrañamente arriesgadas, tanto que la primera fue un relativo fracaso de taquilla, que no de crítica (Yo, ahora, recordándola me parece una rara flor en su filmografía y cada vez la valoro más, cada vez me gusta más y me gustó mucho cuando la vi). Creo que en general gustan menos porque no encuentras en ellas al Spielberg habitual: hay más diálogos y monólogos con fondo, hay más simbología, hay tramos en los que la acción se detiene más de lo que nos tenía acostumbrados, hay una especial atención a tomas y perspectivas extrañas de la cámara, las historias introducen momentos curiosos difíciles de interpretar a simple vista….Uno se va al cine a ver una película de Spielberg y no se encuentra a “E.T.” ni a “Tiburón” ni a “Indiana Jones” (que son películas magníficas, pero en las que todo se nos da mascadito), sino una película más exigente y creo que eso descoloca muchísimo, pero yo no estoy de acuerdo con que sean flojas. Ya ocurrió esto con “El imperio del sol”: se la tachó de aburrida y, francamente, me pareció una película buenísima, aunque no fuera tan entretenida como el resto de las películas de Spielberg.

Yendo ya en concreto a “Minority report” debemos partir de un hecho: es una película de evasión, un policiaco con tintes de cine negro ambientado en el futuro y no hay que buscar mucho más en ella. Como toda obra de ciencia-ficción hay detrás de ella una cuestión (o más de una) para reflexionar y una historia para entretener. Me parece que tanto una como otra funcionan y sí, se me ocurre alguna pega en la historia que no cuadra demasiado bien, pero ¡¡¡por Dios!!! hay que entrar en el juego que se nos propone ¿Acaso no pasamos por alto que en el espacio haya sonido de naves espaciales?, ¿Acaso no pasamos por alto puñetazos en la cara que dejan los puños sin un rasguño?, ¿Acaso no pasamos por alto las paradojas temporales de decenas de películas?…..Bueno, pues pasemos por alto que el malo de la película pueda preparar algo tan enrevesado y hagámoslo porque según lo que se nos cuenta tampoco es tan ilógico, aunque sea difícil de aceptar (y lo digo así para no desvelar nada. Espero que los que la veais sepais por donde voy).

Tengo la impresión de que está habiendo dos tipos de público: a los que nos gusta y no le sacamos más punta (Curiosamente casi todos amantes del fantástico y la ciencia-ficción, osea, gente más preparada para entrar en este juego) y a los que no les gusta (que se ponen a sacar mil pegas y comparaciones con otras películas sencillamente porque se esperaban algo radicalmente distinto o porque ya no entran en el juego desde el mismo comienzo). Haciendo referencia a los que misnuvaloran la película por comparación decirles que creo que lo único que tiene en común esta película con “Blade runner” es que ambas parten de relatos de Phillip K. Dick y no sé por qué compararlas (Tienen más cosas en común, pero si la comparación sirve para poner a caldo “Minority report” no me parece bien); francamente creo que lo único que tiene esta película en común con “Matrix” es una película marcada por una fotografía casi monocromática y con un grano muy atípico y no sé por qué compararlas; y respecto al resto de películas de Spielberg lo único que tiene en común es que son del mismo director y prefiero no compararlas. Es más, me gusta y mucho que tenga muy poco que ver (quiere decir que Spielberg no se estanca ni se conforma consigo mismo y es algo que si no se le valora ahora, ya se hará más adelante).

Da la impresión que el sino del último Spielberg es tener tantos detractores como seguidores. Yo, que soy de los segundos simplemente eludo cualquier tipo de debate. A mí “Minority report” me ha gustado y bastante y como ni os voy a convencer ni vosotros a mí sólo termino diciendo por qué me ha gustado: me gusta porque sin renunciar a sí mismo Spielberg está experimentando con un cine más arriesgado del habitual; me gusta porque a mí la película se me ha pasado en un suspiro (a pesar de esas dos o tres escenas en las que la acción se detiene más de la cuenta); me gusta porque me fascina el tema que trata y me chifla la ciencia-ficción; me gusta porque aunque no es una película de actores ninguno está mal y Samantha Morton está francamente bien; me gusta porque Spielberg me ha vuelto a sorprender con varias escenas antológicas (la persecución por las calles, Cruise cambiando de automóvil en vertical, las arañas tratando de identificar al fugitivo…); me gusta porque el guión es complejo y me obliga a hacer un esfuerzo para encontrarle las claves internas, el sentido a aquello que parece extraño y el hilo a la trama y no sólo soy un pedazo de carne con ojos que se divierte en mi butaca; me gusta porque intuyo un notable esfuerzo tras la cámara de todos los profesionales que trabajan con Spielberg. Vamos que me ha gustado. Me ha gustado mucho.