Yo ya he alcanzado esa edad ciertamente molesta, muy cerca de la cuarentena, en la que empiezan a hacer remakes de las películas de mi infancia con regularidad, en la que la música de mi adolescencia suena en las emisoras de radio de los clásicos, en la que las series de televisión que yo veía solamente aparecen en los programas de recortes y de recuerdos nostálgicos, y en la que las editoriales desempolvan del fondo de armarios olvidados los libros y los cómics de mi infancia para la alegría de nosotros, los padres, y la grata sorpresa de nuestros hijos.

image1Después de jugar a las adivinanzas durante unos cuantos días, pero con la generosidad de ofrecer numerosas pistas para que no fuese difícil desvelar el acertijo, Dolmen Editorial anunció a bombo y platillo hace un par de meses la publicación de la edición integral de las aventuras de «Johan y Pirluit», las historias del espigado caballero Johan y su fiel amigo y compañero, el pequeño Pirluit, creadas por Pierre Culliford ‘Peyo’ (1928-1992) desde el año 1946, publicadas sucesivamente en las secciones infantiles de los periódicos «La Dernière Heure» y «Le Soir», y el semanario «Spirou» de la Editorial Dupuis, que vivieron mil y una aventuras juntos desde el tercer álbum de Johan («Le Lutin du Bois aux Roches» del año 1954).
Tras casi treinta y cinco años años sin ellos, desde que Bruguera editara «El Señor de Pikoduro» en el lejano año 1979 dentro de la colección Olé, a finales del pasado mes de junio Dolmen ha inaugurado la colección empezando con el cuarto álbum de los seis previstos, que incluye los álbumes décimo y undécimo de la edición francesa «La Guerra de las Siete Fuentes» («La Guerre des 7 Fontaines») y «El Anillo de los Castellac» («L’Anneau des Castellac») y, por fin, podemos disfrutar de nuevo de estos maravillosos personajes que quedaron ensombrecidos (incluso olvidados) por la aparición de las diminutas criaturas de color azul conocidas como los Pitufos.
Y es que Peyo, maestro y pilar de la escuela de Marcinelle, es conocido sobretodo por ser el padre de los Pitufos, que hicieron su debut en uno de los álbumes de «Johan y Pirluit», el noveno titulado originalmente «La Flûte à six trous» («La flauta de seis agujeros») y que se rebautizó como «La Flûte à six Schtroumpf» («La flauta de seis pitufos») a petición de la misma editorial Dupuis.
El éxito de estos personajes pitufísimos entre el público infantil provocó un efecto inesperado en la obra de Peyo y nos robó el placer de disfrutar de Johan y Pirluit. Los Pitufos crecieron y crecieron, pasaron del tebeo a la pequeña pantalla, se convirtieron en un fenómeno mundial y condenaron a Johan y Pirluit al ostracismo. A su muerte Peyo solamente había dado forma a trece historias y unas pocas historias cortas de sus dos personajes, engullidos por la ola azul de los Pitufos. Mucho menos de lo que se merecían.

Las aventuras de «Johan y Pirluit» están protagonizadas por un joven caballero llamado Johan, que después de varias historias en solitario se unió a un joven rubio que, a modo de side-kick, le ofrece el contrapunto cómico y desenfadado por su comportamiento glotón, malhumorado, gamberro, bromista, cantante terrible, indiscreto y tramposo. Las referencias de los dos personajes son ineludibles, tanto por la inspiración recibida (Quijote y Sancho Panza) como por la infuencia provocada (por ejemplo, los Percevan y Kervin de Léturgie, Luguy y Fauche). La primera aparición de Johan, en 1946, le presentaba como un paje de melena rubia al servicio del rey, el señor de Hauvon, pero en 1952 en «Spirou» ya era un caballero de pelo moreno. Pirluit (y su cabra Biquette), por su parte, debutó en 1954, en la tercera aventura de Johan titulada «Le Lutin du Bois aux Roches», como un enano que aterrorizaba y asaltaba a los campesinos del reino y ya no se marchó de la serie.

«Johan y Pirluit 4: La Guerra de las Siete Fuentes y El Anillo de los Castellac» es el primero de los volúmenes integrales que publica Dolmen Editorial, y contiene los álbumes 10 y 11 de la edición francesa («La Guerra de las Siete Fuentes» y «El anillo de los Castellac»), publicados originalmente en la revista Spirou (números 1094 a 1139 para «La guerre des 7 fontaines» y números 1167 a 1201 para «L’anneau des Castellac»), en formato 22x29cm., a color y tapa dura, con un precio cercano a los 29,95 euros, incluyendo numeroso material extra en cada tomo (portadas, páginas, bocetos e imágenes en los prólogos y los epílogos) y manteniendo los nombres más tradicionales de los personajes. Sí, Johan y Pirluit no son Juan y Guillermo (o los Jan y trencapins de la edición catalana en «Cavall Fort» de 1963), ni «La guerra de las siete fuentes» es «La guerra de Tomoylomo». 
En «La Guerra de las Siete Fuentes» los dos protagonistas se refugian de una tormenta en un castillo abandonado, donde un fantasma errante les desvela la maldición que cayó sobre aquella tierra antaño fértil habitada por gentes felices. Johan y Pirluit deciden poner remedio al infortunio del fantasma de sir Aldebert de Baufort y de la región de las Siete Fuentes, pero la solución al problema desencadena una serie de acontecimientos inesperados que desembocarán, inevitablemente, en una guerra entre todos los Baufort para apoderarse de la herencia revalorizada. En resumen, una historia repleta de gags brillantes (el soldado fornido que quiere derribar la puerta de madera), magos y brujería, batallas épicas (sin sangre ni muertos), un cameo breve de los Pitufos y de personajes aparecidos en aventuras anteriores (la hechicera Raquel), algo de política, fantasmas bondadosos, engaños y traiciones. 
En «El Anillo de los Castellac» los dos protagonistas coinciden en una apartada taberna con el duque de Castellac, que tras tres años de cautiverio ha conseguido fugarse de su encierro. Tras desvelar su historia a Johan y Pirluit y entregarles una sortija con el emblema familiar para que gestionen su regreso a casa, el duque es secuestrado pero reaparece por sorpresa, sin memoria y con aire ausente, en su castillo. En el esfuerzo por desvelar el misterio, Johan y Pirluit se verán envueltos en un complejo complot urdido por un malvado usurpador en conveniencia con el bruto señor Hércules de Basse-Fosse que pretende ocultar su traición y terminar con cualquier ‘cabo suelto’, por los medios que sean necesarios. A diferencia de la historia anterior, en este álbum no abunda ni la acción ni las batallas, sino que está construido como un relato de novela negra, con un punto de suspense, viles traiciones y engaños, música desafinada,… pero sin Pitufos.

A continuación de este primer «Johan y Pirluit 4: La Guerra de las Siete Fuentes y El Anillo de los Castellac» está previsto que Dolmen publique un segundo volumen con los álbumes 12, 13 y 14 de la edición francesa («El País Maldito», «El sortilegio de Malasombra» y el inédito en castellano «La Horda del Cuervo») y un tercer volumen contendrá las tres últimas historias de los personajes publicadas hasta el momento, entre 1995 y 2001, publicados por otros autores a la muerte del maestro («Les troubadours de Roc-à-Pic», «La Nuit des Sorciers» y «La Rose des Sables»). A la espera de la respuesta del público ante estos tres primeros volúmenes, se seguirá adelante después con otros tres volúmenes que recojan las nueve primeras aventuras de Johan y Pirluit («Le Châtiment de Basenhau», «Le Maître de Roucibeuf», «Le Lutin du Bois aux Roches», «La Pierre de Lune», «Le Serment des Vikings», «Le Source des Dieux», «Le Flèche Noire», «Le Sire de Montrésor» y «La Flûte à six Schtroumpf»).

Para esos nostálgicos que nos acercamos a los cuarenta, como he explicado al principio, es un placer inenarrable revivir una obra tan mágica como irrepetible que forma parte de nuestros recuerdos felices. Para el resto, las generaciones más jóvenes, es una ocasión única para descubrir una joya del cómic franco-belga que no debía quedar en el olvido.
Capítulo a parte merece glosar las bondades de la edición de Dolmen Editorial, una colección cuidada, una reproducción del color adecuada, una rotulación que encaja como un anillo, encuadernada en una dignísima tapa dura en tonos azules que eleva a la excelencia un material vilipendiado por las añejas publicaciones de Bruguera, editadas en una tapa blanda de papel de malísima calidad que ha envejecido fatal en el fondo de mi armario. Pero ahora dispongo de la magnífica edición de Dolmen, así que puedo congratularme y disfrutar, de nuevo y como se merecen, de mis añorados Johan y Pirluit.

Johan y Pirluit 4: La Guerra de las Siete Fuentes y El Anillo de los Castellac.
Autor: Peyo
Edición original: «La Guerre des 7 fontaines» y «L’Anneau des Castellac»
ISBN: 9788415296966
Formato: 22x29cm. Cartoné
Páginas: 144
Precio: 29,95 euros