Ojo con ésta, que estamos ante uno de los grandes fracasos del año 2013, en cuanto a críticas y resultados en taquilla. Desde que Harrison Ford ya no luce sombrero y látigo las cifras de recaudación de sus películas han caído en picado, y parece que ni Liam Hemsworth ni las mil caras de Gray Oldman han conseguido salvar del naufragio a esta “El precio del poder“. Ahora toca comprobar si realmente es tan mala como dicen, pero con el precio que tienen hoy en día las entradas, a ver quien se la juega…

Los dos más poderosos magnates tecnológicos del mundo son rivales acérrimos que comparten un oscuro pasado y no se detendrán ante nada con tal de destruirse el uno al otro. Un joven prometedor, Adam Cassidy, seducido por el mundo de riqueza y poder ilimitado que se abre delante de él, se verá atrapado entre ellos e inmerso en un arriesgado juego de espionaje corporativo. Pero cuando Adam empieza a darse cuenta de que su vida corre peligro, ya está metido de lleno en una telaraña de la que ya no podrá escapar.
Esta es la premisa argumental de “El poder del dinero” (“Paranoia”), el peor estreno de todo el año 2013 en los Estados Unidos, recaudando solamente 3,5 millones de dólares en sus primeros tres días en la cartelera americana y el peor estreno en el box-office de los EE.UU. en toda la carrera del actor Harrison Ford. Para una película dirigida por el australiano Robert Luketic (“Una rubia muy legal”, “21 Blackjack”, “Killers”, “La cruda realidad”) que adapta la novela homónima de Joseph Finder, y protagonizada por Harrison Ford (“El juego de Ender”, “Indiana Jones”, “Lo que la verdad esconde”, “Star Wars”,…), Gary Oldman (“Drácula”, “El caballero oscuro: la leyenda renace”, “El topo”, “Harry Potter”,…) y Liam Hemsworth (“Los juegos del hambre: en llamas”, “Los mercenarios 2”, “La última canción”), además de Amber Heard (“Los diarios del ron”, “Furia ciega”, “Bienvenidos a Zombieland”), Josh Holloway (“Intelligence”, “Misión imposible: Protocolo fantasma”, la serie de televisión “Lost: Perdidos”), Richard Dreyfuss, Embeth Davidtz (“The amazing Spider-Man”, la serie de televisión “Mad Men”, “La lista de Schindler”), Lucas Till y Julian McMahon (“Red”, “Los 4 Fantásticos”, la serie de televisión “Nip/Tuck”), que contaba con un presupuesto superior a los 40 millones, fue todo un batacazo. Quizás cruzar el charco le servirá a este oscuro thriller ambientado en el mundo tecnológico para recuperar la inversión y la autoestima. Lo veremos a partir del próximo viernes, pero yo no apostaría por ella.

{youtube}5cUcSsYyza8{/youtube}