En nuestra creciente revisión y visionado de series os proponemos “Dexter“, una serie de máxima actualidad sobre el asesino en serie que mejor nos cae de la televisión.

 

https://www.via-news.es/images/stories/tv/dexter2.jpgGénero: Thriller, Policíaco, Drama
Nº de episodios: 12
Duración por episodio: 50 min. aprox.
País: Estados Unidos
Creador: James Manos Jr.
Personajes:
Michael C. Hall como Dexter Morgan
Julie Benz como Rita Bennett
Jennifer Carpenter como Deborah Morgan Erik King como el sargento James Doakes Lauren Vélez como la teniente Maria LaGuerta David Zayas como Angelo “Angel” Batista
James Remar como Harry Morgan
C.S. Lee como Vincent “Vince” Masuka
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/5.gif

Estar al día de las mejores series de televisión hoy en día es casi una misión imposible. Sin temor a equivocarme yo aseguraría que estamos viviendo una auténtica época dorada de las series y se agolpan en la lista de espera para ser visionadas a un ritmo vertiginoso. Albergaba dudas con Dexter, una serie sobre un asesino en serie que trabaja para la policía de Miami como especialista en sangre en colaboración con el departamento forense, pero de nuevo me he encontrado con otra serie fascinante que recomiendo vivamente.

La primera temporada de Dexter, compuesta por doce episodios, se emitió por primera vez a partir de octubre de 2006 en Estados Unidos en la cadena Showtime y de momento ya se han hecho tres temporadas y se ha preparado una cuarta con un creciente éxito de público y crítica.
Para quienes se acerquen a esta serie un aviso, como ocurre con muchas otras, precisa de varios episodios para cogerle el gusto pero después engancha por completo en cuanto se conoce a los personajes y al propio Dexter. Sin duda es la fuerza de los personajes lo que hace que una serie nos atrape o no y, por supuesto, Dexter lo tiene todo para provocar como mínimo curiosidad ¿Cuáles son sus motivos? ¿Por qué es un asesino en serie? ¿Qué circunstancias de su pasado influyeron en su forma de ser y comportarse? Todo ello se va explicando progresivamente en los distintos episodios porque no sólo se nos cuentan los casos que investiga la policía, no sólo se nos cuenta los asesinatos que comete Dexter sino que también se nos va explicando lo que piensa y lo que originó su forma de ser con continuos saltos atrás a modo de flashbacks.

La serie va indagando en la mente y la vida de Dexter y conforme vamos consiguiendo más datos nuestro interés por él aumenta y crecen nuestras simpatías. En realidad la serie tiene un pequeño truco para que nos identifiquemos con él: no es un simple asesino en serie, no mata por matar y en el fondo personaliza el reverso tenebroso y malvado que todos tenemos, la porción de oscuridad que hay en todos nosotros. El caso es que asistiendo a su vida, como forense de la policía, como novio (también se muestra la especial relación que tiene con Rita, una mujer con dos hijos cuyo marido está en la cárcel), como hermano (su hermana Deborah trabaja en su misma comsiría) y como asesino y penetrando en sus pensamientos gracias a la voz en off que habla con nosotros uno van ganando interés progresivamente hasta sorprenderse por la empatía que consigue el personaje.

Uno de los grandes aciertos de la serie es que a parte de la indagación en el personaje de Dexter se va asistiendo a la vida dentro de la comisaría para la que trabaja y la serie se termina convirtiendo en coral con varios personajes que ocupan un cierto protagonismo y cuyos pasos también se van siguiendo en una nueva exhibición por parte de los guionistas que mantienen, por así decirlo, varios platos girando en la pista central.

Toda la primera temporada tiene además una columna vertebral argumental que termina resultando fascinante y que se convierte en irresistible en el tramo final cuando Dexter se va aproximando a la verdad: la investigación del caso del asesino del hielo, un criminal despiadado que corta a sus víctimas en pedazos pulcros y congelados para que no se vierta la sangre, un artista y un genio según Dexter. Por supuesto esta serie tiene su morbo, no es apta para estómagos muy sensibles porque la sangre y los cuerpos cortados están a la orden del día.
En cuanto a los episodios más destacados disfrutaréis sobretodo con aquellos en los que están a punto de descubrir a Dexter por la precipitación de uno de sus asesinatos y sin duda los dos o tres últimos en los que se desenredan gran parte de los hilos argumentales de esta primera temporada.

Es decir, nos encontramos ante una serie diferente pero fascinante como pocas de la que habrá que seguir disfrutando. Para los perezosos o incrédulos un consejo: véanse los créditos iniciales con detenimiento. Fijaros en lo acertado de la música, anticipando que la serie se encuentra entre el asunto policial, la indagación piscolófica, un cierto humor negro despiadado y unas gotitas de terror propio del género de los psicokillers. Fijaros en lo magníficamente que están rodados esos planos que si vuela la imaginación parecen otra cosa aunque no dejan de ser una carne friéndose en la sartén, un huevo cortado, el café triturándose, una naranja cortada o el propio Dexter afeitándose, limpiándose los dientes y vistiéndose….Sólo por esos créditos la serie ya merece una oportunidad y quien se la dé no saldrá defraudado, estamos ante otra de las grandes series de nuestros días.