Y vamos por el séptimo cómic de la saga de Astérix y Obélix, una aventura de 1966 en la que los protagonistas se enfrentan a uno de los mayores peligros de la aldea gala, ya que Panorámix, el druida, pierde la razón y la facultad para preparar la poción mágica.

 

https://www.via-news.es/images/stories/comic/asterix/el%20combate%20de%20los%20jefes.jpgTítulo original: Le combat des chefs
Dargaud Editeur
París
Guión: Gosciny    
Dibujos: Uderzo          
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4.gif

En el campamento romano de Babarum, Ladinus, ayuda de campo del Centurión Langelus, le propone utilizar a un fuerte jefe galo de su confianza llamado Prorromanix para que se enfrente a Abraracurcix en el llamado “Combate de los jefes” por el que el vencedor se apodera de la aldea de su rival. Para conseguir que el combate no sea desigual los romanos planean acabar con Panorámix, pero es el propio Obélix el que causa los problemas al aplastarle con un menhir que le hace perder la memoria.

Apareció en octubre de 1964 en el número 261 de la revista Pilote. A partir de este título y de “El Adivino” se hizo la película “El golpe de Menhir”.

A pesar de ser un álbum posterior a “Ásterix y Cleopatra” el trazo del dibujo recuerda a los primeros números de la serie e incluso argumentalmente todo se centra en el intento de los romanos por dejar fuera de combate al druida Panorámix, lo cual es un recurso ya usado. No obstante aprovecha bien sus posibilidades cómicas. Como curiosidad destacar que en la página 38 aparece un personaje de cómix que nada tiene que ver con Astérix, se trata de Marsupilamix, en un guiño de los autores  al colega André Franquin.

El jefe de la aldea Abraracúrcix cobra especial protagonismo por primera vez gracias al combate y de esta manera el pequeño universo de la aldea se va haciendo más conocido entre los lectores. En la revista Pilote Abraracúrcix anunciaba esta historia con una rueda de prensa similar a las que solía dar Charle de Gaulle y que Gosciny y Uderzo aprovecharon para caricaturizar.

Lo que más me gusta es que cobren tanto protagonismo los personajes secundarios haciendo que las historias se enriquezcan con más posibilidades argumentales a partir de este álbum. También es muy divertido ver a Panorámix completamente majareta y especialmente interesantes por las posibilidades argumentales que proporcionan dos personajes: el druida Amnesix y el jefe galo, rival de Abraracúrcix, Prorromanix  que sin duda hoy hubiera sido una caricatura de Schwarzennegger, aunque por su puesto, los autores no lo tenían en mente cuando hicieron este cómic.