Hace tiempo que el guionista Alan Moore dejó atrás el cómic ‘mainstream‘ y decidió seguir los senderos que él mismo se abría. El tiempo le ha convertido en todo un personaje. El Bardo de Northampton, le llaman. Un icono cultural, pero también un anarquista, un misántropo, un chamán y un tipo excéntrico, que ha rechazado aquellas obras que le elevaron a los altares y ha repudiado todas las adaptaciones y secuelas que se han hecho de su obra. Complejo y brillante, Alan Moore todavía es un referente para el mundo del cómic y de la cultura contemporánea, y en “Providence” nos ofrece su particular interpretación del universo desosegante de H. P. Lovecraft.

El genio detrás de la deconstrucción del superhéroe regresa a los mundos de H. P. Lovecraft, en una nueva obra maestra que se puede leer como precuela o como secuela de Neonomicon.

No nos vamos a entretener demasiado en glosar la figura de Alan Moore, de quien poco más se puede contar. Guionista de cómics emblemáticos y de gran éxito como “Miracleman“, “La Broma Asesina“, “V de Vendetta“, “Watchmen“, “La Liga de los Hombres Extraordinarios” o “From Hell“, Alan Moore hizo su debut en la escritura de guiones de cómics hace más de cuarenta años en Gran Bretaña, en 1980, con aportaciones puntuales en las revistas británicas “Dr. Who Weekly” y la celebrada “2000 A.D.“. Tras el éxito, de público y de crítica, de “Miracleman” y “V de Vendetta”, Moore saltó a los EE.UU. y al cómic ‘mainstream‘… y nació la leyenda. Pero el tiempo cambió a Alan Moore, que dio la espalda a las obras que le habían encumbrado para volver sobre sus pasos, o para explorar nuevos senderos. Desde hace muchos años Alan Moore ha rechazado el cómic mainstream y el universo de los superhéroes, cosa que ha manifestado con acritud en algunas de las pocas entrevistas que ha concedido, para regresar al cómic independiente dónde se siente más cómodo y sin ataduras. También ha repudiado todos los spin-off y secuelas que se han hecho de su prolífica obra, así como las adaptaciones cinematográficas. Pese a que ahora da su espalda a su obra pasada y escapa siempre que puede de los convencionalismos y las modas,

Tampoco parece necesario presentar a H. P. Lovecraft, pero referirse a su figura y su obra es necesario para poner en contexto el “Providence” de Jacen Burrows y Alan Moore. Y es que el escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft es el creador de la mitología de horror cósmico conocida como “Los Mitos de Cthulhu” que, a su vez, recoge las influencias del horror gótico de fantasmas y las historias de Arthur Machen, Ambrose Bierce o Lord Dunsany. Este ciclo de narraciones de horror cósmico escrito entre 1921 y 1935 incluye títulos como “La ciudad sin nombre” (1921), “El que susurra en la oscuridad” (1930), “En las montañas de la locura” (1931) o “El morador de las tinieblas” (1935), nos habla de la presencia, a veces tangible y a veces insinuada, de criaturas primigenias que acechan en la oscuridad, restos de un tiempo olvidado que se filtra en nuestro mundo y nos provoca profundos terrores atávicos. Estos seres monstruosos que habrían habitado nuestro planeta en la antigüedad no dejan de intentar recuperarlo, casi siempre manifestando su presencia en Nueva Inglaterra, en las poblaciones de Arkham, Innsmouth y Dunwich. Cthulhu es uno de esos espantosos seres que viven en una dimensión paralela y que arrastran a los seres humanos hacia la demencia y el horror. El mismo Alan Moore no duda en afirmar que su “Providence” es “tal vez, la aproximación en forma de cómics más seria y ambiciosa que jamás se haya intentado sobre Lovecraft“. Suerte de ese “tal vez” para modular el tono.

La edición integral de “Providence” que nos ofrece Panini Cómics, en el formato Omnibus, es monumental. El contenido y el contenedor. Excesiva en su tamaño, que complica la lectura pues no cualquier postura ni cualquier lugar son aptos para sostener este tomazo. En su interior se incluyen las catorce entregas de la colección, que con anterioridad Panini Cómics había publicado en tres tomos (“El miedo que acecha“, “El abismo del tiempo” y “Lo innombrable“). En su edición original tenemos “Alan Moore’s The Courtyard” (dos entregas publicadas en enero y febrero de 2003), “Alan Moore’s Neomicon” (cuatro entregas publicadas entre julio de 2010 y febrero de 2011) y “Providence” (doce entregas publicadas entre mayo de 2015 y marzo de 2017). En el espectacular tomo de Panini se incluyen después un montón de extras, incluyendo una galería de portadas, artículos explicativos (presentados como ‘Notas‘) de Antonio Solinas acerca de la obra y de Raúl Sastre acerca de la traducción, hasta sumar más de setecientas páginas rompemuñecas.

Sumergirse en la lectura del tríptico “Providence” es una experiencia equiparable a la de otras obras de Alan Moore. No es fácil, ni mucho menos. La lectura es compleja a causa a su tratamiento hermético, lleno de claves reservadas para los iniciados al universo de Moore, y también al de Lovecraft. Mucha metaficción y códigos que necesitan de mucha documentación de apoyo o un profundo conocimiento de los escritos y la mitología del autor de Providence. Además, ésta es angustiosa, produce escalofríos, y no es apta para todos los estómagos y sensibilidades. Es una obra digna de un enajenado. Si lo era H. P. Lovecraft, sin duda Alan Moore no queda lejos de su demencia. El tríptico empieza con “El Patio“, una historia de dos partes protagonizada por el agente Aldo Sax que, mientras investiga unos asesinatos truculentos, termina dando de bruces con un misterioso traficante de drogas que le descubrirá un mundo tan fascinante como aterrador que le transtornará. Continua con “Neonomicon“, una historia de cuatro partes en la que dos agentes federales, Merril Brears y Gordon Lamper, siguen los pasos de Sax y de la droga que lo convirtió en un asesino hasta la localidad de Salem, donde terminan metidos en un subterraneo junto a unos cultistas que realizan enfermizas orgías sexuales con monstruos lovecraftianos. Y tras ellas llega “Providence“, la historia de Robert Black, un periodista judío y homosexual que abandona su trabajo como redactor en el periódico ‘The New York Herald’ para viajar a Nueva Inglaterra con el objetivo de escarbar en la historia oculta de la sociedad americana, siguiendo el rastro a un manuscrito titulado “Kitab Al-Hikmah Al-Najmiyya”, también conocido como “El Libro de la Sabiduría de las Estrellas”. Esa sociedad rural de la América Profunda, poblada por hombres y mujeres extraños, criaturas primigenias, maravillas esotéricas y horrores difíciles de describir. El universo de horror cósmico que Howard Phillips Lovecraft nos intentó explicar antes de morir en 1937, prácticamente en la pobreza, encerrado en su casa a causa de su anormal sensibilida a las temperaturas altas.

Hemos hablado mucho de Alan Moore, pero “Providence” también es lo que es por el trabajo gráfico de Jacen Burrows. Con su estilo de dibujo limpio y casi de linea clara, refleja magníficamente las ideas del guionista. Es de suponer que no habrá sido fácil pues se rumorea que los guiones técnicos de Alan Moore son complicados, y los dibujantes que se someten a su dictadura salen llenos de magulladuras y moratones. En cualquier caso, Burrows está a la altura de las expectativas y recrea con brillantez el desasosegante relato, las criaturas lovecraftianas y la ambientación de Nueva Inglaterra con solvencia. La paleta de colores de Juan Rodríguez encaja como un guante con el estilo del ilustrador.

Alan Moore es, sin ningún género de dudas, el mejor guionista de cómics de habla inglesa. Todavía es un referente para el mundo del cómic y de la cultura contemporánea y por eso “Providence” fue recibida con tanta expectación como devoción. Su excelente trayectoria está sembrada de obras que, de un modo u otro, han logrado marcar el devenir de la industria desde su irrupción, a mediados de los ochenta. Me atrevería a decir que no tiene ninguna historia mala. Y la monumental “Providence“, su inmersión en el singular universo lovecraftiano, quizás no es una de sus mejores obras pero sí una de las más personales.

Providence
Autores: Jacen Burrows y Alan Moore
Fecha de publicación: Septiembre de 2022
ISBN: 9788411016346
Formato: 20,5x31cm. Tapa Dura. Color
Páginas: 720
Precio: 60,00 euros