Netflix sigue teniendo secuestrado a uno de los mejores guionistas del panorama del cómic, Mark Millar, que no deja de producir material para que adapte la plataforma de streaming, así llega a nuestras manos el segundo volumen de Prodigy titulado La Sociedad Ícaro y con dibujo de Matteo Buffagni.

Prodigy #2 La Sociedad ÍcaroProdigy #2 La Sociedad Ícaro     
Edición original: Prodigy USA
Fecha de edición: abril de 2023
Guión: Mark Millar
Dibujo: Matteo Buffagni
Color: Laura Martin
Formato: Cartoné, 144 páginas. Blanco y negro.
22€

El guionista de The Magic Order vuelve con una de sus mejores creaciones. Esta vez viene acompañado del asombroso artista Matteo Buffagni (Patrulla-X). Edison Crane es el hombre más inteligente del mundo. ¿Qué ocurre cuando un club de genios trata de darle caza? Te presentamos a la Sociedad Ícaro.

Han pasado 4 años desde que Mark Millar y Rafael Alburquerque nos presentasen a Edison Crane en El mal en La Tierra, primer volumen de Prodigy y segundo del Millarworld desde su adquisición por parte de Netflix. Ahora toca regresar a la vida de un Edison Crane que no ha mejorado especialmente su carisma con respecto al volumen anterior y es que sigue siendo un chulopiscinas que llega incluso a contratar matones para que lo maten y ejercitarse así al ponerse a prueba (para ser el hombre más inteligente del mundo…). El caso es que, entre las muchas, muchas cosas interesantes que Crane realiza a lo largo del día una de ellas es la de participar en una puja para pasar una noche con él. Obviamente gana una mujer 10 con la que éste se acuesta pero que le mete algo en la bebida, un explosivo con el que le amenazan para que ayude a la Sociedad Ícaro a encontrar una ciudad mitológica que, supuestamente, está mucho más avanzada tecnológicamente que el resto del mundo.

El caso es que llevo ya unos cuantos cómics de Mark Millar diciendo que es repetitivo en sus esquemas argumentales, algo que parece que intenta solucionar, pero también que le gustan esos personajes que son muy “echaos pa’lante” y que pueden con todo y todos sencillamente por sus pelotas valor. El caso es que en Prodigy las cosas le suceden porque él deja que le sucedan que si él no quisiera… pues se cargaría a todos los malos hasta con una sonrisa, y después se acostaría con todas las mujeres presentes en la zona. Ese es el tipo de personaje con el que Millar disfruta y que a mi, en ocasiones, me agota.

Pero, bueno, esto no es más que el storyboard de la película o serie de televisión que Netflix hará de aquí a un par de años y eso justifica lo de siempre: la escasa caracterización de los personajes, el desarrollo de las tramas a saltos y las elipsis narrativas porque, a fin de cuentas, Prodigy 2, al igual que los otros proyectos de Millar, son lo que se presentará a los ejecutivos para dar luz verde a lo que de verdad importa: contenido para las plataformas de streaming.

Lo cierto es que gráficamente La Sociedad Ícaro es espectacular, no sólo por el trabajo de Matteo Buffagni, un autor que viene del mercado italiano, donde se ha curtido con cientos de páginas, y que nos ofrece momentos espectaculares, pero en eso tiene mucha culpa el color aplicado por Laura Martin que consigue que cada página destaque con un realismo en el que los momentos especiales brillan con más luz propia precisamente en contraste con los elementos realistas. De verdad que Buffagni y Martín hacen un trabajo de diez.

En cuanto a la edición lo cierto es que Panini ha dignificado mucho estos cómics al presentarlos en cartoné y un tamaño superior, con papel de calidad y grosor, que hace que estemos ante una especie de BD a la americana.

Lo cierto es que, como todo lo que hace últimamente Mark Millar, Prodigy 2 es un producto claramente orientado para el cine con un apartado visual espectacular y algún que otro agujerillo argumental sin importancia con un protagonista potente y al que, para qué negarlo, apetece ver cómo le parten la cara de vez en cuando.