Alcanzamos el año 2016 en la publicación de «Príncipe Valiente» tanto en los periódicos de papel como en los digitales, y aquí en el volumen que sigue el diseño del coleccionable de Planeta y que nos trae Dolmen Editorial. La trama, en la que el villano Azar Rasa pretende hacerse con el Alma de Asia, sigue su curso y queda inconclusa en este mismo tomo, dejándonos con la miel en los labios.

Príncipe valiente 2016
Edición original: Prince Valiant USA
Guión: Mark Schultz
Dibujo: Tom Yeates
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 56 págs. a color.
Precio: 14 euros

Ochenta años después de su creación, la serie sigue más viva y emocionante que nunca. Con los guiones de MARK SCHULTZ y los dibujos de TOM YEATES. Un Príncipe Valiente que es nuevo y a la vez es clásico, respetuoso con su historia, y moderno: emocionante, trepidante, con alguna incursión en lo fantástico, como fue el intento primero de su creador al principio de la saga. La vieja leyenda de una espada. Val cabalga.

Como bien dice Rafael Marín en el prólogo, lo que antes pasaba en una sola página ahora dura varias semanas. Debe ser duro esperar de una semana a otra el avance de la historia, pero es lo que hay, y gracias a ello podemos disfrutar del arte de Tom Yeates delicado y detallado, en la línea de lo que nos ofrecía Harold Foster, el creador original. Por supuesto, Foster es único y su impresionante arte es difícilmente alcanzable por sus sucesores. Por poner un ejemplo, la plancha 4141 (página 49) se nota un poco descuidada en comparación con otras maravillosas páginas.

En cuanto al argumento, Mark Schultz nos muestra a Karen y Numair por un lado y a Valiente y sus acompañantes por otro, confluyendo ambos caminos en las páginas finales, donde suceden hechos fantásticos, alejados de la mirada de Foster respecto a este tipo de sucesos, que siempre llevaban truco. Ahora si un monstruo es invocado, ya no se trata de ninguna alucinación, aunque está por ver si en el próximo número explican esto.

Un detalle que me ha llamado la atención es el tratamiento de los animales en las primeras páginas. Los elefantes de Azar Rasa atacan a Valiente y compañía, pero lejos de lanzar flechas sobre ellos, ordena atacar solo a la persona que lo monta. Por lo tanto, los animales no resultan dañados. Poco después caen al río, y vemos al caballo salir por su propio pie sano y salvo. Karen y Numair deben alimentarse para sobrevivir, y lo hacen con un marjor previamente asesinado por una especie de leopardo blanco. Son detalles que demuestran que actualmente el asesinato de cualquier animal por la mano del hombre no está bien visto, ni en pantalla ni en las viñetas, y los autores lo ratifican (o al menos esa impresión me ha dado).

La estancia de Valiente en los calabozos de Azar Rasa nos devuelve la clásica aventura de confinamiento y fuga, aquí muy bien plasmada por los contrastes de sombra y el tono azul. A consecuencia de estos tristes hechosvemos a Val con el pelo largo y sin su flequillo característico. Pero que nadie se alarme, en cuanto escapa de la prisión, un peluquero provisional le devuelve su clásico aspecto.

La edición de Dolmen es impecable en cuanto a calidad de impresión, como siempre. Lamentablemente he vuelto a encontrar hasta cuatro erratas en el texto, y a no ser muy extenso, es más injustificable. Verdaderamente se hace necesario un corrector que nos devuelva una obra correcta y meticulosa en todas sus facetas, y por el momento es el único pero que le encuentro desde que Dolmen cogió el testigo de Planeta para continuar esta fabulosa edición de un personaje clásico, de lectura obligatoria para todo buen amante de los cómics.