Aunque algunos se empeñen en no verlo, el nombre de los hermanos Wachowski ya está íntimamente ligado al fracaso. Son como M. Night Shyamalan, que tras un único y arrollador éxito como «El Sexto Sentido» encadenó pífia tras pífia hasta consolidar su descenso a los infiernos. Ellos, Andy y Lana Wachowski, grabaron su nombre con letras de oro en 1999 gracias a su «The Matrix» pero, tras eso,… nada de nada. Muescas y más muescas en la columna de los fracasos.

Los hermanos Wachowski han pasado de ser dos de los directores con más proyeccción de Hollywood a desperdiciar su talento, a convertir su vida privada en un circo y a derrochar el presupuesto de los estudios en solamente diez años de carrera y seis películas. Lo que va desde su ambicioso debut con «Lazos ardientes» o ese explosivo «The Matrix» hasta ese fracaso pese al elenco de lujo de «El atlas de las nubes», pasando por la infumable «Speed Racer», las dos indignas secuelas de «Matrix» o la correcta «V de Vendetta». Su última apuesta, «Jupiter Ascending», podría ser el último intento antes de caer.

Ambientada en un futuro lejano, «Jupiter Ascending» estará protagonizada por Jupiter, una inmigrante rusa de origen humilde que descubre que tiene un gran destino genético puesto presenta la misma composición genética perfecta que la Reina del Universo, que envía a Caine, un guerrero modificado genéticamente, para matarla. El reparto de la película incluye a Mila Kunis, Channing Tatum, Sean Bean, Eddie Redmayne, Douglas Booth, Tuppence Middleton, Doona Bae, James D’Arcy, Tim Pigott-Smith y Kick Gurry, y se estrena el 25 de julio de 2014 en los EE.UU.

{youtube}THVFkk-sEus{/youtube}