Corría el año 1994 y el Real Zaragoza acababa de conquistar la Copa del Rey en el Calderón ante el Celta de Vigo, al día siguiente toda Zaragoza salió a la calle, a la abarrotada Plaza del Pilar, para celebrar el título conquistado tras casi una década de sequía y la alegría nos inundaba a todos. Desde el balcón del Ayuntamiento los jugadores pudieron disfrutar de una ciudad absolutamente volcada y, en ese momento, con miles de gargantas afónicas pero aún gritando, Andoni Cedrún tomó el micrófono para prometer la conquista de la Recopa de Europa al año siguiente. Sus compañeros se echaron a temblar, los zaragocistas comenzamos a gritar más fuerte aún. Parecía imposible, Cedrún había metido a sus compañeros en un «embolao», pero un año después se conquistó la Recopa, tal y como Cedrún nos había prometido. Fue una victoria enorme con un gol imposible (el más bonito y decisivo que jamás se haya marcado en una final) y que se alcanzó tras dejar en la cuneta a Gloria Bistrița, Tatran Prešov, Feyenord, Chelse y Arsenal. ¿El héroe de la final de París? No fue Esnaider, a pesar de marcar un golazo, tampoco fue Andoni Cedrún, a pesar de jugar un grandísimo partido, fue Nayim, quién marcó un golazo desde 40 metros, una vaselina imposible que dio el partido por finiquitado a la espera de la fiesta que se viviría en Zaragoza al día siguiente. “El golazo de Nayim” como nos cantaron Ixo Raí y José Antonio Labordeta en esta canción pasaría a ser historia del Real Zaragoza, por siempre.

Han pasado 25 años desde aquella conquista, y aunque cayeron un par más de Copas del Rey también nos tocó vivir un infierno de 7 años consecutivos en Segunda, al borde del abismo económico y en una situación terrible en la que nos dejó el Innombrable (cierto constructor soriano que arruinó el club y la reputación del equipo y cuyo nombre no quiero escribir en un texto como este). Durante estos años hemos vivido del recuerdo de las viejas glorias, de los trofeos conquistados y de la esperanza de volver a ser el gran equipo que fuimos, el gran equipo que nunca dejamos de ser. Hoy, más que nunca, con la crisis del coronavirus, con todo el mundo encerrado en casa, y con TeleDeporte retransmitiendo de nuevo aquellas finales de gloria y ensueño, el sentimiento zaragocista sigue más vivo que nunca. Puede que no vayamos a poder celebrar este aniversario en la Romareda, junto a nuestros jugadores, amigos y zaragocistas, pero no lo olvidamos.

25 años, 25 largos años en los que NINGÚN zaragocista ha olvidado aquella gesta, tras los que se nos sigue poniendo la piel de gallina al ver el gol de Nayim o al escuchar la canción “Arde París”, 25 años que ahora la editorial GP Ediciones homenajea con un tebeo que nos cuenta la historia de aquella conquista. “Casablanca, Madrid, París”. Un tebeo que iba a publicarse para conmemorar ese triunfo del 10 de mayo de 1995, hasta que el maldito virus COVID-19 llegó a España y nos confinó en casa, y nos robó a decenas de miles de compatriotas. Pero si algo somos los zaragocistas es cabezones.

Casablanca, Madrid, Paris

Sencillamente espectacular

Casablanca, Madrid, París” es un tebeo hecho con muchísimo cariño y mimo, basta con ver la introducción firmada por el propio Ander Herrera, un tebeo que sí que podremos disfrutar gracias a Óscar Sanz, que lo ha escrito y dibujado, y también GP Ediciones, que apostó por su publicación y que ha decidido continuar adelante con su publicación. “Casablanca, Madrid, París” se publicará el 29 de abril y ya se puede precomprar en la tienda de la editorial a un precio rebajado de 17,10 euros sobre su precio base de 18 euros en una edición en cartoné de 136 páginas y tamaño A4. Un tebeo que me gustaría tener firmado por sus propios protagonistas.

Casablanca, Madrid, París” se centra en algo más que en aquella mítica final del Parque de los Príncipes, nos narra, con una precisa documentación histórica, los inicios de la carrera profesional de Víctor Fernández, el entrenador que cambió al Real Zaragoza y su estilo de juego, que más tardes de gloria ha dado a nuestra afición y que nos elevó a lo más alto (como ahora lucha por devolvernos a la categoría que nunca debimos abandonar).

A continuación os ofrecemos unas páginas que la editorial ha tenido a bien facilitarnos para ir poniendo los dientes largos a los zaragocistas y, también, para emocionarnos ¡con tan sólo 12 páginas!

Aprovecho la ocasión también para homenajear al tristemente desaparecido Radomir Antic quien aparece en este tebeo entre muchas otras personalidades del Real Zaragoza.

Sinceramente, apenas puedo esperar para leer “Casablanca, Madrid, París”.

#Volveremos

Entradas relacionadas
«Casablanca Madrid París» (Óscar Sanz, GP Ediciones)

Desde siempre se ha dicho que el fútbol es un deporte que levanta pasiones, que puede sacar lo más bonito, ... Leer más>>

Nace la Plataforma de Editoriales Independientes de Cómic

En este mundillo no es muy habitual ofrecer noticias tan positivas como la de la creación de la Plataforma de ... Leer más>>

«Atrapados en la ciudad» (Josep Busquet y Diego Burdio, GP Ediciones)

Josep Busquet y Diego Burdio nos presentan "Atrapados en la ciudad", una historia de fantasía urbana que nos cuenta cómo, ... Leer más>>