PeacemakerEl pasado 13 de enero se estrenaban los primeros capítulos de Peacemaker en HBO Max, una serie de televisión creada  y dirigida por James Gunn mientras éste aún estaba acabando su trabajo en la excelente y divertidísima The Suicide Squad. Peacemaker era uno de los personajes de la película, al que daba vida el luchador profesional John Cena y que es recordado con rencor por buena parte de los espectadores por algo que sucede en la película y de lo que es mejor no hablar ahora porque sino alguno me acusareis de hacer spoilers (Noren, siempre es Noren el que me acusa de hacer spoilers).

Peacemaker nos presenta de nuevo a Christopher Smith, pero con mucho más contexto del que vemos en la película, así sabemos que es un hijo de un supervillano racista y que de pequeño le sucedió algo que le dejó bastante tocado. Aún así se empeña en luchar “por la paz” incluso a costa de matar a quien sea. Una deliciosa ironía que Gunn explota a lo largo de toda la serie.

Después de la cagada vista en la película Peacemaker se ve en la obligación de colaborar con un nuevo equipo de la Fuerza X bajo la supervisión de Clemson Murn, quien descubrirá más adelante ser más de lo que parece. Además en el equipo tenemos a Leota Adebayo (pronto sabremos quién es su madre), Emilia Harcourt, John Economos y posteriormente y avanzada la serie se unirá al grupo Adrian Chase, el Vigilante (un personaje creado por Marv Wolfman y George Pérez y que contó con una serie muy popular en los años 80 y que prácticamente todo el mundo había olvidado hasta que llegó está serie). Un equipo que parecía que no iba a resultar interesante pero que consigue establecer unas dinámicas realmente interesantes.

Lo principal de la serie no es que el equipo de Peacemaker tenga que luchar contra unas mariposas alienígenas invasoras de cuerpos humanos sino la dinámica entre los personajes, las altas dosis de violencia y, sobre todo, el humor, especialmente el humor negro que tan presente está en toda la serie.

Pero volvamos a Peacemaker, un personaje al que al principio odiaba y al que le he ido cogiendo cariño, y tolerando su rudeza, cada vez más conforme avanzaba la trama. Sinceramente es, junto a Shazam!, de lo mejor que he visto en adaptaciones del Universo DC con un personaje al que odiaba y que, poco a poco aprendes a querer, especialmente cuando descubres que su padre, Auggie Smith, es además el supremacista blanco y supervillano White Dragon y uno de los principales motivos por los que Christopher Smith, su hijo, ha salido como ha salido y ojo porque la historia tiene su miga.

Como muestra de lo buena que es la música en Peacemaker os dejo con la “sacada de chorra” que se pegan James Gunn y compañía con el opening de la serie y si os apetece también os dejo el vídeo subtitulado al castellano para que no os perdáis las coñas. Pero me parece bestial que en HBO Max le hayan permitido hacer esto.

Mención aparte merece la excelente selección musical de toda la serie, y es que James Gunn es un genio a la hora de seleccionar la música de sus producciones y, además, no ha podido dejar pasar la oportunidad de dejarle un recadito a la JLA de Zack Snyder con el que no podría estar más de acuerdo.

En definitiva, con Peacemaker tenemos una serie diferente a casi cualquier cosa que hayáis visto (The Boys es, quizás, la serie más parecida en espíritu a esta), escrita (por completo por Gunn) y rodada (Gunn rodó 5 capítulos) con el sentido del humor y el buen hacer del único director que parece que ha esquivado la oleada de cancelaciones y despidos nacidos de la nueva cultura de los ofendidos (ojo, critico y mucho a los que sí han tenido comportamientos delictivos pero no a los que han sido censurados sin pruebas o por compartir chistes) y que ahora parece hacerle un corte de mangas a todos aquellos que le atacaron y lo hace con una película maravillosa, The Suicide Squad, y un spinf-off a modo de serie de TV que rinde al mismo nivel y, posiblemente, ofreciéndonos los dos mejores productos audiovisuales del nefasto UDC antes de regresar a Marvel y a sus Guardianes de la Galaxia. Espero que en Warner tomen nota y sigan el camino que les ha marcado Gunn, mucho más interesante que el que les marcó Snyder y que tan desastroso ha resultado ser.

Peacemaker

El opening más bestial y divertido que he visto nunca