Panini Cómics cierra la recopilación de la “Patrulla-X: Equipo extinción #3” de Kieron Gillen con este “VvX: Consecuencias“, un Marvel Deluxe que hace justicia a su contenido.

Patrulla-X: Equipo extinción 3 – VvX: Consecuencias (Marvel Deluxe)
Edición original: Avengers Vs. X-Men: Consequences 1-5 USA
Guión: Kieron Gillen
Dibujo: Tom Raney, Steve Kurth, Gabriel Hernández Walta, Scot Eaton, Mark Broks
Color: A color
Formato: Libro cartoné, 128 págs. a color
15,95€

¡El día después de la guerra entre Los Vengadores y La Patrulla-X! ¡Descubre qué ocurre a continuación! ¿Qué ramificaciones tendrá para los mutantes, y para el Universo Marvel, la conclusión del choque con Los Vengadores? Kieron Gillen tiene las respuestas.

Se cierra la etapa de Kieron Guillen en el Equipo Extinción de la Patrulla X con una miniserie de cinco números dedicada a plantear qué ha sido del equipo Extinción, prácticamente todos, además de Magneto, los que fueron portadores de la Fuerza Fénix y que ahora son considerados poco menos que peligrosos terroristas, en una nueva muestra de lo mal que Marvel manejó la operación de VvX, es decir, la posesión de varios destacados miembros de la Patrulla X por parte de un ser cósmico.

Me resulta curioso que en Marvel tuvieran un empeño tan claro en demostrar que Cíclope y compañía eran los “malos” cuando el Fénix los poseyó y manipuló, prácticamente todos los que los juzgan tuvieron sucesos similares de los que salieron indemnes e incluso contando con el apoyo de Los Vengadores y de La Patrulla X, pero cuando eres el más grande, y Cíclope lo es, se tiene esa manía de “más grande será la caída” que no me acaba de convencer, sobre todo porque habrá que ver si con el Capitán América, tras Imperio Secreto, son tan benévolos.

En los cinco números vemos a un Scott encarcelado, torturado y expuesto a las manipulaciones de sus captores, con visitas estelares de Lobezno y de Iron Man y una demostración palpable de que tenían que hacer algo grande para descabalgar a Scott Summers de su posición como líder, y mejor, mutante.

Como siempre en los volúmenes Marvel Deluxe el prólogo que nos dedica Julián M. Clemente logra que sepamos cuáles eran los planes de Gillen para este grupo de La Patrulla X y la verdad es que si Brian Michael Bendis no se hubiese encaprichado de la colección seguramente hubiésemos disfrutado hasta niveles increíbles de babeo friki, pero nos quedamos con el saber que había planes, cuáles eran y lo interesante, y superiores, que eran sobre lo que vino después.

Gráficamente este volumen, miniserie de cinco números os recuerdo, cuentan con Tom Raney, Steve Kurth, Gabriel Hernández Walta, Scot Eaton y Mark Broks y la verdad es que no puedo estar más satisfecho con el trabajo de todos ellos, estamos ante una de las pocas ocasiones en las que el número de dibujantes de un tomo no le perjudica, sino que incluso le beneficia.

En definitiva, estamos ante el epílogo del cross-over V-X, que si bien fue muy polémico se dejaba leer de forma muy agradable y ante el final de la etapa de Kieron Gillen que, seguro, mereció haber contado con más números en su haber.