Grant Morrison me sigue deslumbrando con su trabajo en New X-Men, todavía nos mantenemos en cómics que ya he leído, pero en este formato son muchísimo más disfrutables.

New X-MenNew X-Men 4 Revuelta en la escuela   
Edición original: New X-Men 134-138 USA
Fecha de edición: agosto de 2020
Guión: Grant Morrison
Dibujo: Keron Grant, Frank Quitely
Formato: Cartoné, 136 páginas. Color.
15€

Llega Revuelta en la escuela, un arco argumental decisivo en la etapa de Grant Morrison al frente de los mutantes de Marvel. En un mundo donde los humanos han convertido al homo superior en víctima de una discriminación sin precedentes, el hogar de La Patrulla-X es un santuario, un refugio para la oprimida juventud mutante. Cuando Quentin Quire, uno de los alumnos de la escuela, decide iniciar una revolución violenta dentro de las clases, todo por lo que ha luchado Xavier se verá puesto en peligro.

Grant Morrison narró con un pulso firme las historias de los New X-Men y sorprendió a lector con varios grandes acontecimientos como el que sucede en este arco argumental: Revuelta en la escuela, encabezados por un Quentin Quire, típico empollón parecido a Hank McCoy, que acaba de tener una “revelación” y de consumir una droga muy potente, que pondrá en serios aprietos a la cruzada pro mutante que Xavier encabeza y que amenazará con asesinar a todos los humanos (al más puro estilo Bender, de Futurama) que se crucen en su camino y que intentará tomar el control de la escuela y convertir a su grupo en la Nueva Patrulla-X.

Además tenemos detallitos que van sucediéndose y que nos tienen en vilo, como la relación entre Pico y Ángel o la relación entre Scott y Emma que en este volumen (en la que saltarán las chispas, especialmente cuando…), o alguna frase pronunciada por cierto personaje antes de morir… que resultará profética, o a Lobezno recordando pequeños detalles de su vida…

Grant Morrison está de dulce en estos cuatro volúmenes, aunque se dejó llevar un poco en el tomo anterior con Fantomex, conseguía mantener sus filias y fobias para no dejarse llevar hacia esa locura que a veces caracteriza sus guiones y eso el aficionado medio al cómic lo agradece y en mi caso lo agradezco muchísimo.

Gráficamente, y tras la marcha de un Igor Kordey al que no dejaron demostrar su calidad por culpa de lo apretado de las fechas, la cosa mejora exponencialmente, con el regreso de Frank Quitely y el apoyo de un Keron Grant que no llega al nivel de Quitely, pero que ofrece un acabado limpio, práctico y que le da un toque juvenil a la serie.

En cuanto a la edición de Panini, en este cuarto volumen de los New X-Men se mantiene la calidad de los anteriores, pero además se añaden páginas de material extra que a buen seguro encontraréis interesantes.

Sigo recomendando efusivamente la compra y lectura de estos volúmenes, especialmente si estás metido en la franquicia mutante en la actualidad.