¿Otra reseña de una obra de Neil Gaiman? ¡Y porqué no! El escritor británico es uno de nuestros autores favoritos y, además, la reciente reedición de su clásico «Neverwhere«, revisada y actualizada por el mismo Gaiman, y que incluye una carta a los lectores en castellano y una novela corta ambientada en el mismo universo, bien se merece nuestra atención.

roca_neverwhereEn el subsuelo de Londres, como debajo de cada gran ciudad, existe un mundo desconocido e invisible, plagado de extraños seres, en el que sobrevivir depende de abrir las puertas adecuadas…

El británico Neil Gaiman es un autor que me tiene robado el corazón. A mi y a tantos otros miles de lectores alrededor del mundo. Sus obras nos suelen ofrecer un billete de ida y vuelta a un universo da fantasía muy particular, inclasificable e inimitable, a menudo un lugar oscuro y misterioso habitado por gente poco común, un mundo paralelo al nuestro que se encuentra a un solo paso y al que se llega a través de un umbral mágico y escondido. Fantasía urbana la suelen llamar, para encajar sus obras dentro de algún tipo de género. Ese es el Gaiman que me seduce, el de «Stardust«, «El libro del cementerio«, «Coraline«, «El océano al final del camino» o este «Neverwhere«, la primera novela en solitario del autor inglés, publicada originalmente en 1996, que Roca Editorial ha reeditado en octubre del 2015 tras muchos años descatalogada (la única edición en castellano, de Norma Editorial, se remonta a un lejano año 1999 y es casi imposible de encontrar).

De Neil Gaiman creo que ya hemos dicho todo lo que podíamos decir en anteriores reseñas y referencias a su obra, puesto que no hemos escondido jamás nuestra devoción por este autor, uno de los grandes maestros de la ficción especulativa moderna. Siempre nos hemos mostrado incapaces de abarcar la totalidad de su figura, e impotentes ante la imposibilidad de desgranar con justicia su amplio curriculum, su brillante carrera, los numerosos premios que lucen en la repisa sobre la chimenea de su casa victoriana en Wisconsin, las adaptaciones cinematográficas de varios de sus relatos, su capacidad creativa, sus brillantes textos para cómics, obras teatrales, ensayos, novelas de ciencia-ficción y fantasía, o su inmenso y galardonado trabajo en el cómic «The Sandman«. Y si fuese necesario explicar en esta reseña toda la carrera literaria del escritor de Portchester, recomendaríamos al lector que, llegados a este punto y en lugar de seguir leyendo, se dirigiese a la Wikipedia o a Google para abarcar la dimensión real de un creador en mayúsculas, injustamente desconocido por el gran público.
Para quienes ya mostrábamos adoración sin límites por el escritor británico con anterioridad, este «Neverwhere» nos sirve para afirmar y confirmar que Gaiman es un maestro de la literatura contemporanea cuya imaginación desborda y derrama por las páginas de sus manuscritos, un escritor que sabe perfectamente cuando debe ahorrarse un adjetivo y un adverbio, para acelerar el ritmo de la lectura en paralelo a la velocidad de los acontecimientos que nos narra, y que demuestra como con cuatro palabras bien ubicadas puede describir con detalle, por ejemplo, como un mundo inmenso repleto de magia, princesas y ángeles, criaturas extrañas y monstruos aterradores, mercados nocturnos entre los pasillos de Harrods, puentes oscuros donde las sombras esperan agazapadas para reclamar su tributo, las hediondas alcantarillas, estaciones de tren con más vida de la que uno puede llegar a apreciar o laberintos protegidos por bestias míticas como los que nos muestra en el Londres de Abajo de «Neverwhere«. Cada página de esta obra es una fuente de sorpresas, de ideas sorprendentes, de aventuras y de entretenimiento.

«Neverwhere» es la historia de un hombre anodino de vida aburrida y ordinara llamado Richard Mayhew, un oficinista de la ciudad de Londres del siglo XX que, al ayudar a una joven herida, se verá arrastrado lejos de su vida, un viaje de ida y sin billete de vuelta al extraño y peligroso lugar conocido como Londres de Abajo (el ‘London Below’ en su original en inglés), un mundo subterráneo e independiente bajo las calles de la populosa capital británica. Acompañado por Lady Puerta, una joven impetuosa que busca respuestas (y venganza) al asesinato de su familia, el Marqués de Carabás, un pícaro peculiar siempre embutido en un abrigo de mil bolsillos que mercadea con favores, y Cazadora, la feroz Guardaespaldas, un desorientado Richard viajará, como pelele sin cabeza, a través Londres de Abajo, un mundo que tiene sus propias reglas y que deberá aprenderlas para sobrevivir. En su camino se encontrarán con personajes de lo más variopinto, peligrosos adversarios y aliados fieles interesantes y curiosos como los rata-parlantes, dos asesinos despiadados e implacables que les perseguirán con ahinco como son el sr. Croup y el sr. Valdemar, la seductora Lamia, las misteriosas Siete Hermanas, Anestesia, los monjes negros custodios de la Llave, el ángel Islington, el anciano Conde a bordo de su tren, o el cascarrabias viejo Bailey y sus palomas, entre muchos otros.
Un universo extraño y aterrador pero, a la vez, tan cotidiano y cercano como pueden ser las entrañas de nuestras grandes ciudades, cargado de un oscuro sentido del humor y, sobre todo, de una imaginación desbordante y fuera de lo común con la que Gaiman rinde homenaje a su arte, la narración, y a sus herramientas de trabajo con su estilo peculiar y particular, ese inconfundible sello del autor repleto de un imaginario característico a medio camino entre el romanticismo inglés y la novela gótica, con toques de aventuras en ‘dungeons’ y pinceladas de steampunk.
Sí, «Neverwhere» realmente merece la pena. El imaginativo Londres de Abajo, un lugar que existe bajo los pies de los londinenses desde tiempos inmemoriales, y los fantásticos personajes secundarios que acompañan la odisea subterránea de Richard Mayhew, un tipo peripatético y torpón que no consigue transmitir empatía al lector, son de lo mejor que Gaiman se ha sacado del sombrero. La estructura de la historia es convencional, con pequeñas variaciones respecto del formato «camino del héroe», ese cánon que narra el viaje iniciático de un personaje que afronta retos, encuentra a su mentor, se encuentra con aliados y adversarios y, al final, se convierte en hombre y alcanza el triunfo.

La vida de «Neverwhere» ha sido, como poco, agitada. Concebida como una miniserie de seis episodios para la cadena de televisión BBC por Gaiman y Lenny Henry, emitida en el año 1996 por la BBC2, dirigida por Dewi Humphreys, protagonizada por Gary Bakewell como Richard Mayhew, Laura Fraser como Door, Hywel Bennett como Mr. Croup, Clive Russell com Mr. Vandemar y Paterson Joseph como Marquis de Carabas (¡y el Dr. Who Peter Capaldi como el angel Islington!), entre otros, y con música de Brian Eno, la historia tuvo una adaptación literaria del propio Neil Gaiman que fue publicada poco después del estreno televisivo y en la que el escritor incluyó todo aquello que no había podido incorporar para la versión televisiva, una versión en cómic del año 2005 del guionista Mike Carey y el dibujante Glenn Fabry para el sello Vertigo de DC Comics, una versión dramatizada para radio del año 2013 (con el gran Benedict Cumberbatch como Islington, James McAvoy como Richard Mayhew y Natalie Dormer, la Margaery Tyrell de «Game of Thrones», como Door) y varias versiones para el teatro.
Esta nueva edición de Roca Editorial en castellano, tan deseada como merecida, incluye algunas sorpresas que merecerán la atención de quienes ya tienen en sus manos el libro del año 1999, pues el texto ha sido revisado por el mismo Gaiman, que explica en el prólogo las motivaciones y las razones de esta revisión y los cambios que ha introducido, una dedicatoria exclusiva del escritor de Portchester para los lectores en castellano y una historia breve del Marqués de Carabás, titulada «De cómo el Marqués recuperó su abrigo» («How the Marquis got his coat back») y publicado originalmente en la antología «Rogues«, que lleva al peculiar personaje hasta el reino de los pastores de Shepherd’s Bush, que se mencionan varias veces en «Neverwhere» pero que nunca llegan a hacer acto de presencia.

«Neverwhere» es una obra muy recomendable, una novela de fantasía urbana para público juvenil que encandilará al lector adulto. Sí, Neil Gaiman siempre tiene historias que contar para todos los públicos, y la mayoría de ellas son tan interesantes como entretenidas, y nos conducen a lugares extraños, repletos de luces brillantes y de sombras oscuras, en el límite borroso entre el bien y el mal, el sueño y la vigilia. Si, como nosotros, os dejáis llevar a través de un umbral mágico y escondido hasta estos senderos que discurren bajo nuetros pies, por túneles oscuros al final de los cuales nos espera una luz brillante, os prometo que Gaiman nunca os decepcionará.

Hay mundos bajo tus pies, espías bajo las escaleras y formas que esperan al otro lado de los portales, que solo has atisbado en tus sueños. Tras leer Neverwhere nunca volverás a pasar por los sombríos lugares del mundo moderno con la misma confianza infantil.

Neverwhere.
Autor: Neil Gaiman
Traducción: Mónica Faerna
Fecha de publicación: Octubre de 2015
ISBN: 978-84-99189-52-9
Formato: Tapa dura con sobrecubierta
Páginas: 416
Precio: 19,00 euros (ebook en formato ePub por 7,99 euros)