linea_separadora

En 1986, un desconocido grupo de villanos llamados los Merodeadores (Arco Voltaico, Cazador de Cabelleras, Marea, Arpón, Vértigo y Disruptor), que actuaban bajo las órdenes del misterioso Mr. Siniestro, se adentraron en las alcantarillas de Nueva York para provocar una masacre entre los mutantes que vivían escondidos en ellas, conocidos como los Morlocks. La “Masacre mutante” fue el primer gran crossover mutante de Marvel Comics, dirigido por la batuta del maestro Chris Claremont, y se desarrolló a lo largo de diez cómics que involucraban a “Uncanny X-Men” (núms. 210 a 213), “New Mutans” (núm. 46) y “X-Factor” (núms. 9 a 11), pero con repercusiones y tie-ins en las páginas de “Thor” (núms. 373 y 374), “Power Pack” (núm. 27) y “Daredevil” (núm. 238). Como dibujantes participaron John Romita Jr., Louise y Walter Simonson, Sal Buscema, Alan Davis y John Bogdanove.
El resultado de la batalla en los túneles provocó numerosos muertos entre los Morlocks, y tres bajas en la Patrulla-X (Rondador Nocturno en coma, Kitty Pride atrapada en estado de fase e incapaz de volver a su forma corpórea, y Coloso bloqueado en su forma metálica), pero el hecho más destacado y recordado de todos fueron las graves heridas sufridas por Ángel, que iba a acabar con sus alas gangrenadas, poco después amputadas, y dejaba el terreno allanado para la llegada de Apocalipsis y la tranformación del Hombre-X en el Arcángel de alas de metal.

linea_separadora