Dos autoras del renombre de Cassandra Clare (“Cazadores de sombras”) y Holly Black (“Las crónicas de Spiderwick”) nos ofrecen una nueva saga de fantasía juvenil: “Magisterium“. Esta pentalogía, cuya primera entrega es La Prueba de Hierro“, es un libro bastante recomendable, y no sólo para vuestros hijos o sobrinos. Vosotros también lo disfrutaréis.

 

La Prueba de Hierro / Magisterium 1
Cassandra Clare, Holly Black
Destino
ISBN: 9788408133032
304 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
14.95 €

La mayoría de los niños haría cualquier cosa para superar La Prueba de Hierro y entrar en la escuela de magia Magisterium. Callum Hunt no. Quiere suspenderla. Durante toda su vida, su padre le ha advertido que ni se acerque a la magia. Si lo admiten en el Magisterium, está seguro de que nada bueno le espera. Así que se esfuerza todo lo que puede en hacerlo mal… y hasta hacerlo mal le sale mal. Ahora le espera el Magisterium, un lugar que es a la vez sensacional y siniestro, con oscuras conexiones con su pasado y un retorcido camino hacia su futuro. La Prueba de Hierro acaba de comenzar, porque el mayor reto aún no ha llegado…

No soy un gran aficionado a la literatura fantástica juvenil, suelo considerar que son libros muy sencillos en argumento y personajes que pocas veces ofrecen algo que realmente pueda interesar a un lector adulto. Sí, reconozco que tengo prejuicios hacia este tipo de subgénero y Cassandra Clare y Holly Black se han encargado de demostrarme lo equivocado que estaba (en parte) y de dejarme más que satisfecho tras la lectura de esta primera entrega de la pentalogía de Magisterium.

Decía que no soy un gran aficionado de este subgénero y lo justificaba en que es, posiblemente, la fantasía que más fielmente sigue las bases de, bueno, de por ejemplo Harry Potter que es, a grandes rasgos lo que nos podríamos esperar encontrar en este libro tras leer la sinopsis, ¿verdad? Y, desde luego, dos autoras de la talla de Cassandra Clare y Holly Black, especialistas en la fantasía infantil y juvenil lo saben, así que todos lo sabemos, sabemos que Magisterium es una saga más en la que un niño-mago será el destinado a defender a la humanidad de un mago malvado y sus aliados y, bueno, hacer que Callum Hunt tenga muy buenas razones para no querer ser un mago (razones que, quizás, deberían haber sido explicadas un paso más allá del “mi padre dice que me harán daño”) le otorga un mínimo de originalidad, poca, porque a fin de cuentas Harry Potter ni siquiera sabía de la magia, por seguir con el mismo ejemplo. El comienzo y las razones que esgrime el padre de Cal quedan un tanto en el aire, lo que, inicialmente, puede mosquear un poco al lector…

Lo cierto es que, desde el principio el libro sigue milimétricamente los derroteros que se podrían esperar del típico héroe que deberá salvar a todo el mundo a pesar de que ni siquiera él tiene la confianza necesaria. Y aunque La Prueba de Hierro está muy bien escrito y es bastante ameno no hay demasiadas sorpresas más allá del enemigo misterioso que se volvió malvado y de sus aliados. La Prueba de Hierro es un libro tranquilo, con una bonita ambientación donde los futuros magos sí que acuden a clases y se esfuerzan de verdad por desarrollar sus poderes (no como Harry Potter al que siempre le hacen el trabajo) mientras van estableciendo lazos de amistad entre ellos que les ayudarán en el futuro, en la guerra que se acerca (en este caso será la IV Guerra de los Magos).

Así que esto es Magisterium, una saga de libros típica y que sigue todos los tópicos posibles sin desviarse un milímetro.

¿Seguro?

Pues no, porque las puñeteras de Cassandra Clare (Cazadores de sombras) y Holly Black (Las crónicas de Spiderwick) han estado jugando con nosotros durante todo el libro, nos han llevado de la manita y nosotros (vale, yo) nos lo hemos ido creyendo, pasito a pasito. Todo era como creía que sería y entonces… ¡zas, sorpresa! Lo cierto es que no me lo esperaba y tengo que quitarme el sombrero por lo bien llevado que está el argumento.

Y ya está, no os pienso contar nada más sobre el argumento del libro, si queréis saber más leedlo, de verdad que no La Prueba de Hierro os defraudará y os dejará absolutamente intrigados con cómo y hacia dónde se va a desarrollar la trama en los siguientes libros.

Por cierto, muy chula la edición de Destino, cartoné, sobrecubierta… y a un buen precio, 15 euros, lo que lo hace perfecto como regalo navideño para vuestros hijos o sobrinos. Un consejo, lo compráis, lo leéis, se lo regalais después y así podéis disfrutar cuando ellos descubran la sorpresa de La Prueba de Hierro.

No sé si Cassandra Clare y Holly Black van a lograr que cambie mi opinión sobre la literatura juvenil, lo que sí sé es que Magisterium parece ahora una saga mucho más prometedora de lo que pensé inicialmente, me han callado la boca.