*****
Después de triunfar con «Tesis» (1996) y «Abre los ojos» (1997) Alejandro Amenábar se atrevió a rodar en inglés con Nicole Kidman esta historia de atmósfera inquietante ambientada en la Isla de Jersey en 1945 en torno a una mansión victoriana en la que una mujer educa en solitario a sus hijos. Fue todo un pelotazo mundial en taquilla gracias a su suspense, a un argumento firmado por el propio Amenábar que volvió a conquistar al público y a un dominio sorprendente de la puesta en escena para un director con sólo tres películas en su haber. Un título que además inició una abundante cosecha de películas semejantes de misterio y suspense en el cine español y que logró gran número de premios y nominaciones a nivel nacional e internacional. Obtuvo 8 premios Goya (película, director, guión original, fotografía, dirección de producción, dirección artística, montaje y sonido) y 7 nominaciones más (Actriz principal, dos de actriz revelación, música original, diseño de vestuario, maquillaje y peluquería y efectos especiales.