¡Doctor Extraño!¡Namor! ¡Hulk! La conjunción de estos tres colosos dieron origen al grupo más desunido que se conoce en la editorial Marvel: ¡Los dinámicos Defensores! Panini Cómics y SD, dentro de la línea Marvel Limited Edition, nos ofrece los primeros pasos de este no-grupo, además del mítico cruce con los Vengadores.

El origen y las primeras aventuras del legendario no-grupo de Marvel Comics y la guerra contra Los Vengadores. El Doctor Extraño, Namor, Hulk y, un poco más tarde, Estela Plateada, se unen en una de las colecciones más recordadas de La Casa de las Ideas en los años setenta.

Marvel Limited Edition, fruto de la colaboración entre la editorial Panini Cómics y la distribuidora SD, nos ofrece clásicos de La Casa de las Ideas en ediciones limitadas de 1.500 ejemplares por cada título. Se da el caso de que el contenido del presente tomo de los Defensores ya apareció en la línea Marvel Gold de Panini Cómics, de tomos de tapa blanda con solapas, hacia el año 2012. Aquella vez lo hizo en tres volúmenes, uno conteniendo el origen de los Defensores con el número 183 de «Doctor Strange«, los números 22, 34 y 35 de «Sub-Mariner«, 126 de «The Incredible Hulk» y de 1 a 3 de «Marvel Feature«, además de cuarto tomo contra los dioses con los números 1 a 8 de «Defenders» y, por último, el Marvel Gold de «Los Vengadores vs. Los Defensores» con «Avengers» 115-118 y «Defenders» 8-11. Aquí se agrupa todo aquello acompañado de interesantes artículos de Roy Thomas y Steve Englehart. Además cuanta con uno autóctono escrito por Eduardo de Salazar (los de Raimon Fonseca de los Gold no aparecen). No recuerdo un Marvel Limited anterior que recopilara material publicado en tomo por Panini Cómics, así que este tomo supone un precedente positivo para nuevos lectores o coleccionistas que quieran actualizar el material.
Roy Thomas creó al grupo comandado por Doctor Extraño de una manera rocambolesca, ya que la serie de Stephen Strange iba a ser cancelada y, para no dejar una trama abierta, el guionista decidió continuarla en otros títulos de los que se encargaba: Sub-Mariner y Hulk. Además, en su búsqueda de más seres solitarios sin título propio, Thomas cogió a Estela Plateada para incluirlo en la aventura. Por aquellos tiempos Stan Lee, mandamás de Marvel Comics, estaba a otras cosas, y había dejado de realizar los cómics, pero a Estela Plateada le tenía especial predilección y no quería que formase parte de ningún grupo, por lo que el préstamo se realizó para momentos puntuales de la aventura de los Tres Titanes, que es como se denominaron a los Defensores primeramente.
Vista la aceptación del experimento, y las ganas de sacar una nueva cabecera con el no-grupo, Thomas lo relanzó en el número uno del título contenedor trimestral «Marvel Feature» con dibujantes de la talla de Ross Andru, Sal Buscema y Bill Everett. Estos dos últimos en calidad de embellecedores. Es curiosa la anécdota que cuenta Thomas con los originales de Andru y el acabado de Bill Everett, que estuvo a punto de costarle el despido. Finalmente, Marvel Comics apostó por «Los Defensores» como un título más de su catálogo y de cadencia bimestral, hasta su paso mensual al cabo de unos meses, debido a la gran aceptación por los lectores de la época.
Ver reunidos a Doctor Extraño y a dos pesos pesados malhumorados como son Hulk y Namor, es un aténtico placer para el fan. Son los primeros años setenta, Doctor Extraño viste un curioso uniforme azul con el rostro tapado, que pronto sería apartado por el guionista para volver al status original. Este grupo de rebeldes cruzarían sus caminos para enfrentarse a amenazas de enorme poder, enemigos místicos con influencias de H.P. Lovecraft. Son historias disparatadas, sencillas, pero muy entretenidas por el hecho de ver interactuar a los personajes, sobre todo con la aparición de Estela, un tipo pacífico, pero que no duda en atacar a Namor en el primer encontronazo. Se intentará que el villano por excelencia del grupo sea Dormammu, que se aliará con Loki para provocar la pelea con los Vengadores en los últimos números del tomo.
Ya con el primer número de «The Defenders» en la rampa de salida, Steve Englehart es el elegido por Thomas para escribirlo y contará con el excelente narrador secuencial que es Sal Buscema. Los diálogos rimbombantes del estilo Stan Lee darán paso a diálogos más fluidos y un cómic más superheroico si cabe, añadiendo un nuevo componente fijo al grupo, la Valquiria en su versión definitiva, ya que este personaje había aparecido anteriormente como un camuflaje de la Encantadora. Esta Valquiria se nos muestra como un personaje muy feminista y de gran personalidad, pero tan inadaptada como los otros. También tendremos a Ojo de Halcón, que por aquellas fechas iba de un lado a otro como un tipo solitario. Tras dos números en los que los Defensoras hacen frente al Fantasma Rojo y Attuma, llega la mejor saga de este libro, el ya mencionado enfrentamiento con los Vengadores con el cruce de los dos títulos y el enfrentamiento individual entre miembros de los dos equipos. Un precedente a futuras epopeyas marvelitas como «Secret Wars«, «Contest of Champions» o «Vengadores vs X-Men«.
Quizás las aventuras no hayan envejecido bien argumentalmente. Pese a ello, «Los Defensores: Origen» es una maravilla y uno de los títulos más sugerentes de la segunda etapa de Marvel Comics en los años 70, donde una vez asentadas las bases ideadas por Lee, Kirby y Ditko, dieron nuevos aires a la editorial. Muy recomendable.

Los Defensores: Origen.
Autores: Roy Thomas, Steve Englehart, Sal Buscema, Len Wein y otros
Fecha de publicación: Diciembre de 2019
ISBN: 9788416986712
Formato: Tapa dura. Color.
Páginas: 50
Precio: 44,95 euros